Cripto

Auge de juegos de azar en Twitch está atrayendo a los jugadores a criptocasinos

Actualmente, los “tragamonedas” son la séptima categoría de contenido más popular en Twitch, por delante del videojuego Fortnite

Parte de una máquina tragaperras se ve en la Global Gaming Expo (G2E) dentro del resort y casino Venetian Macao, operado por Sands China Ltd., una unidad de Las Vegas Sands Corp. en Macao, China, el martes 16 de mayo de 2017. Fotógrafo: Anthony Kwan/Bloomberg
Por Cecilia D'Anastasio
07 de agosto, 2022 | 04:08 PM
Tiempo de lectura: 9 minutos

Bloomberg — Para Enneric Chabot, de 26 años, el juego de azar no le interesó hasta que vio que sus jugadores favoritos lo hacían en línea.

Chabot hace tres años empezó a ver con regularidad a Felix “xQc” Lengyel, antiguo jugador profesional de Overwatch, mientras competía en varios videojuegos en Twitch, el sitio de livestream (transmisión en directo) de Amazon.com Inc. (AMZN) para audiencias de hasta 25.000 espectadores. En 2021, durante algunas de sus transmisiones, Lengyel empezó a jugar a otra cosa: al blackjack en línea.

Residente en Quebec y contable en un hospital, Chabot se sintió intrigado. “Me pareció muy entretenido”, dijo.

PUBLICIDAD

Una vez, Chabot vio que Lengyel publicaba un código promocional de un sitio llamado Stake.com, que se autodenomina “casino de cripto líder en Internet”. En Stake, y en otros sitios similares, los usuarios pueden cambiar dinero por criptodivisas, que luego pueden utilizar para apostar en varios juegos de azar, como tragamonedas, blackjack y ruleta. Chabot aprovechó la oferta y se sumergió en el mundo de las tragaperras en Stake. Al principio, disfrutó haciendo apuestas repetidas por el equivalente a US$1. Luego las cosas fueron cuesta abajo.

“Empecé a perder y perder”, recuerda Chabot.

Luego de un par de meses, Chabot dice que agotó los ahorros de toda su vida, unos US$40.000. Luego, dice, pidió dos préstamos bancarios de US$20.000 y también agotó ese dinero. Finalmente, Chabot se declaró en quiebra.

PUBLICIDAD

Aunque la decisión de Chabot de seguir apostando fue suya, dice que ver a los streamers (realizadores de transmisiones en directo) de Twitch apostando festivamente en el sitio “me dio una razón para seguir con Stake, como si fuera parte de lo que estaban haciendo”, dijo a Bloomberg en una entrevista.

No es el único que apuesta por todo. Actualmente, los “tragamonedas” son la séptima categoría de contenido más popular en Twitch, por delante del videojuego Fortnite. Muchos streamers reciben una buena paga por participar en la actividad. Un popular streamer dijo que gana “mucho más” de US$1 millón al mes como parte de su patrocinio con Stake para apostar criptomonedas frente a audiencias en vivo en Twitch. En mayo, Lengyel dijo que el código de promoción que compartió en Twitch aportó US$119 millones a Stake.

Stake, que dice que opera con una licencia de juego en Curazao, es una de las principales empresas que vierten riquezas de patrocinio en la comunidad de Twitch. La ubicación que Stake da como su dirección registrada en Curazao parece ser una choza destartalada en Google Earth. La empresa dice que la mayor parte de su personal tiene su sede en Europa.

El juego a la azar de cripto es ilegal en Estados Unidos, aunque está permitido en otros países, según Frank DiGiacomo, un abogado que dirige el grupo de derecho del juego en Duane Morris LLP en Filadelfia. Canadá ha acogido bien a los operadores de criptomonedas, lo que puede contribuir a que algunos streamers se trasladen allí.

Sin embargo, todavía es posible realizar apuestas en Stake desde Estados Unidos utilizando una red privada virtual, que oculta la ubicación del usuario, y criptomonedas.

Un portavoz de Stake dice que ha implementado “procesos de cumplimiento estrictos” que impiden que las personas que utilizan VPN depositen fondos en países donde no está permitido. Stake añade que “utiliza una serie de medidas para hacer frente a los comportamientos de riesgo en el juego de azar”, incluyendo un software gratuito de bloqueo del juego de azar para sus usuarios. “Stake se toma muy en serio sus obligaciones regulatorias y cumple con todas las leyes aplicables”.

PUBLICIDAD

El juego de azar puede no ser una característica en Twitch para siempre. Un portavoz de Twitch dice que la compañía está “actualmente en medio de una mirada profunda sobre el comportamiento de los juegos de azar en Twitch”. Desde que Lengyel y otros incluyeron enlaces el año pasado, la compañía ha decidido desde entonces no permitir compartir enlaces o códigos de referencia para las empresas de juegos de azar, que el portavoz dice que se hizo “para hacer frente a las estafas y otros daños asociados con los sitios de juego cuestionables”.

“Nos tomamos muy en serio cualquier daño potencial a nuestra comunidad”, dice el portavoz. “Aunque el contenido de juegos de azar representa una fracción muy pequeña del contenido transmitido en Twitch, lo monitoreamos de cerca para asegurar que nuestro enfoque mitiga el daño potencial a nuestra comunidad global”.

En el Centro de Seguridad de Twitch hay recursos disponibles para cualquier persona que sufra una adicción al juego de azar, dice la compañía.

PUBLICIDAD

Después de tomarse un año de descanso, Lengyel, un canadiense que se encuentra entre las celebridades más populares de Twitch, con 11 millones de seguidores, vuelve a apostar habitualmente en sus streams de Twitch. A finales de julio, unos 70.000 espectadores le vieron pulsar una y otra vez el botón de una máquina tragamonedas digital.

Parte de la diversión de verlo es que las apuestas tienden a ser absurdamente altas. Durante una transmisión reciente, Lengyel perdió US$164.000 en criptomonedas en sólo 139 segundos. Lengyel no respondió a la petición de Bloomberg de hacer comentarios.

PUBLICIDAD

No sólo los jugadores entran en acción. En mayo, el rapero Drake, también canadiense, se asoció con Stake para apostar en directo en Twitch bajo el nombre de usuario StakeDrake. Empezando con un saldo de US$9 millones, Drake hizo apuestas individuales en la ruleta de entre US$300.000 y US$1 millón mientras 56.000 espectadores observaban.

Los términos de la asociación de Drake con Stake no se hicieron públicos. Los portavoces del rapero no respondieron a una solicitud de comentarios.

Todos los apoyos de las celebridades y las transmisiones patrocinadas parecen estar funcionando como se pretende, llevando a los usuarios de Twitch a los criptocasinos. Vaibhav Kumar, un joven de 25 años nativo de la India, comenzó a apostar en cripto en 2020 después de ver a la novia de su streamer favorito de League of Legends haciendo algunas apuestas en vivo en Twitch. Ahora, se conecta a Stake de cuatro a cinco veces a la semana, apostando de US$20 a US$200.

PUBLICIDAD

Durante un tiempo, Kumar observó principalmente a los streamers patrocinados por Stake hasta que, según dice, se dio cuenta de que sus pérdidas se compensaban con lucrativos acuerdos promocionales. En cambio, sus propias pérdidas no se compensaban con nada.

“Una vez que la emoción inicial de ver a alguien jugar con esas enormes sumas se desvanece, me resulta desagradable y me da asco verlo”, dice. “También daba a los espectadores una falsa sensación de ganar y perder”.

“Los sitios están utilizando celebridades y plataformas dirigidas a los más jóvenes”.

PUBLICIDAD

Para algunos jugadores jóvenes, la rampa de entrada a los criptocasinos se remonta a varios años atrás a otra forma de apuestas que floreció entre los aficionados a los videojuegos en Twitch y otros sitios, es decir, las apuestas con bienes virtuales del popular juego de disparos Counter-Strike: Global Offensive.

Como parte de este vibrante y multimillonario mercado, los jugadores famosos lanzaban sitios web donde los usuarios podían jugar a la ruleta apostando armas digitales del videojuego, algunas de las cuales valían cientos o miles de dólares. Los menores de 18 años no tenían problemas para entrar en la acción.

Jakub, que pidió no compartir su apellido por miedo a las repercusiones en su carrera, dice que cuando tenía 13 años entró en uno de los sitios y ganó una navaja de US$200. Era demasiado joven para retirar el dinero y enseguida se lo jugó al azar.

Con el tiempo, el sitio que utilizaba se transformó en un criptocasino. Cuando tenía 16 años, Jakub vio a un streamer de Twitch promocionando Stake y trasladó su hábito de juego online allí. Ahora, este residente de la República Checa dice que se conecta a Stake casi todos los días, apostando en series de compras de US$50. Si gana mucho, compra piezas de ordenador o zapatos. La mayoría de las veces, dice, pierde entre US$1.000 y US$1.500 al mes.

Aunque el juego de azar cripto lleva más de un año presente en Twitch, ahora atrae a más espectadores (y más controversia) que nunca.

Matthew “Mizkif” Rinaudo, otra de las principales personalidades de Twitch, que se dio a conocer a través de sus entretenidos livestreams de World of Warcraft, dice que le han ofrecido US$19 millones al año por apostar en directo en Twitch ante su enorme audiencia. Aunque Rinaudo ha apostado en Twitch en el pasado, ahora cree que es moralmente cuestionable hacerlo. El año pasado, Rinaudo vio a uno de sus fans, que entonces tenía 14 años, apostar en un sitio que él había promocionado.

“Dejé de hacerlo porque me sentí realmente mal”, dijo Rinaudo a Bloomberg.

Algunos de los principales streamers de videojuegos (incluido Lengyel, que se ha descrito a sí mismo como “adicto”) han trasladado su hábito de juegos de azar a las horas del día en las que no están actuando ante el público. En mayo, admitió que había perdido US$1,8 millones el mes anterior jugando al azar.

“Me salgo del camino para decirte que no lo hagas”, dijo durante un livestream. “Lo hago porque me lo puedo permitir, y lo disfruto, y creo que es un contenido”.

Otro de los principales streamers, Tyler “Trainwrecks” Niknam, dijo en enero que había perdido US$12,9 millones en juegos de azar, según Dexerto, un sitio de noticias sobre videojuegos. Niknam no respondió a una solicitud de comentarios.

Durante años, el juego de azar en el extranjero ha sido una espina clavada en el costado de los reguladores estadounidenses. En junio, 28 miembros del Congreso escribieron una severa carta al Departamento de Justicia en la que le pedían que tomara medidas contra los sitios de apuestas deportivas en el extranjero que operan sin autorización en Estados Unidos.

Alex Costello, vicepresidente de relaciones gubernamentales de la American Gaming Association, un grupo comercial de casinos, dice que los legisladores están centrados en regular y cerrar los mayores sitios de apuestas ilegales y las cripto apuestas todavía no están en lo más alto de la lista.

Los casinos en el extranjero suelen contar con sofisticados métodos para ocultar la propiedad, y eso es doblemente cierto en el caso de las criptomonedas, que los legisladores aún no comprenden, dijo.

Costello añadió que es preocupante que estos “sitios utilicen a celebridades y plataformas orientadas a los jóvenes” para atraer clientes. Cerca del 75% de los usuarios de Twitch tienen entre 16 y 34 años.

Entre el 6% y el 9% de los jóvenes tienen problemas con el juego de azar, en comparación con el 1% de los adultos, según el National Center for Responsible Gaming.

En los últimos meses, más de 2.300 personas han firmado una petición de Change.org en la que se pide a los anunciantes de Twitch, entre ellos Nvidia Corp. (NVDA) y PepsiCo Inc. (PEP), que reconsideren su publicidad en la plataforma a la luz de las transmisiones de apuestas. Las empresas no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Streamers como Rinaudo creen que es responsabilidad de Twitch dejar de proporcionar una plataforma para promover sitios de apuestas de criptomonedas en el extranjero. Mientras Twitch lo permita, dice, es probable que los streamers sigan aceptando enormes sumas de dinero para promover sitios como Stake.

“Los streamers van a apostar 12, 14, 16, 22 o 38 horas al día, porque les pagan por hacerlo”, dijo.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD