Negocios

Sucesor de Buffett logra una vía para aumentar su tenencia en Berkshire Hathaway

El vicepresidente Greg Abel, que se convertirá en CEO cuando Warren Buffett se retire, posee muy pocas acciones de la empresa matriz

Greg Abel
Por Max Reyes
08 de agosto, 2022 | 05:49 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Los planes de sucesión en la empresa tenedora Berkshire Hathaway Inc. (BRK) del magnate Warren Buffett son ahora un poco más fascinantes. Junto con su reporte financiero del pasado trimestre, la compañía informó que las acciones ordinarias que eran propiedad del vicepresidente Greg Abel en Berkshire Hathaway Energy (BHE) fueron adquiridas en junio por la subsidiaria en US$870 millones.

La transacción no había sido revelada antes por Berkshire Hathaway, con sede en Omaha, Nebraska.

La operación es relevante porque aborda una inquietud por parte de los accionistas de la compañía. Abel, que supervisa los negocios no seguros de la empresa, se convertirá en CEO cuando Buffett se retire. Y Abel posee muy pocas acciones de la empresa matriz, a diferencia de lo que ocurre con Buffett, que ha liderado la empresa durante muchos años.

PUBLICIDAD
Warren Buffett Photographer: Andrew Harrer/Bloombergdfd

En un documento regulatorio, se informó que el vicepresidente tiene cinco acciones serie A en un fideicomiso y 2.363 acciones serie B a nombre de su familia. No posee ninguna de las acciones a título personal. Por su parte, la participación de Buffett en la empresa a raíz de una donación en junio estaba formada por 229.016 acciones serie A, poco más del 38% de las acciones en circulación a finales de junio, más 276 acciones de la serie B.

“¿Greg Abel, como futuro líder de Berkshire Hathaway, será un comprador de acciones?” preguntó Cole Smead, presidente de la firma de inversiones Smead Capital Management, en una entrevista. “Y si no, todavía tienes una diferencia en el interés”.

Un asistente planteó la preocupación durante la reunión anual de la compañía en abril, preguntando si había algún plan para convertir las participaciones de Abel en la subsidiaria de energía en acciones de Berkshire, y si los inversores deberían preocuparse por la “estructura de incentivos” para el vicepresidente.

PUBLICIDAD

“Simplemente no creo que sea un gran problema en absoluto”, dijo Charlie Munger, socio comercial de Buffett, en respuesta a la pregunta. “No veo ningún comportamiento de Greg que no sea en el mejor interés de Berkshire”.

La compra de la participación de Abel en el negocio de la energía plantea dudas sobre si Abel invertirá las ganancias del acuerdo en acciones de la empresa matriz.

“Me gustaría ver a Greg Abel invertir un porcentaje sustancial de los ingresos después de impuestos de su venta de BHE en acciones de Berkshire Hathaway”, dijo Jim Shanahan, analista de Edward Jones, en una entrevista. “Dado que algún día será el CEO de la compañía, me gustaría verlo con una piel sustancial en el juego”.

Berkshire Hathaway no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La estructura de propiedad de Berkshire Hathaway Energy agrega otra novedad a la transacción. Berkshire Hathaway ahora posee una participación del 92% en el negocio, según muestra la presentación trimestral del sábado. El patrimonio de Walter Scott Jr., un ex miembro de la junta de Berkshire que murió el año pasado, posee el resto del negocio, lo que representa un objetivo potencial para una compra por parte de Berkshire, que tiene derecho a comprar las acciones antes de que se oferten en otro lugar.

“Preferimos tener el 100%”, dijo Buffett durante la reunión anual, “porque son más ganancias para Berkshire. Pero no hay razón para tratar de hacer algo con los intereses de Scott o Greg a menos que ellos quieran hacerlo. Y lo lógico es que, si algo pasara con los Scott, sin duda se lo ofreceríamos a Greg. Pero quién sabe qué pasará en el futuro”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD