Mercados

Baja bursatilidad en México afecta mercado accionario; nearshoring puede ser opción

Cerca del 74% de las empresas listadas en la Bolsa Mexicana son consideradas de baja bursatilidad

Los operadores trabajan en el parqué de la Bolsa de Nueva York.
09 de agosto, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — No sólo la falta de Ofertas Públicas Iniciales (OPI) afecta el mercado accionario en México, la baja bursatilidad limita el atractivo para los inversionistas, sin embargo, existe una ventana de oportunidades que pudiera incrementar el número de empresas interesadas en acudir a Bolsa por capital para el financiamiento de sus empresas, de acuerdo con analistas consultados por Bloomberg Línea.

No ayuda que no haya alta bursatilidad”, dijo el codirector de Inversiones en Franklin Templeton Investments, Luis Gonzali.

En el mercado se busca bajar los costos de transacción, explicó, ya que al tener un alto volumen los costos disminuyen; y que exista price discovery, que significa que los valores se puedan mover y ajustar a noticias o movimientos en general.

PUBLICIDAD

“El hecho de que haya baja bursatilidad no ayuda a que el mercado sea atractivo”.

En la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) solo existen 35 empresas consideradas de alta bursatilidad o liquidez, de las cuales cinco concentran el 60% del peso en toda la Bolsa por el alto valor de capitalización. El 74% restante es considerado de baja bursatilidad, de acuerdo con datos del centro accionario.

La baja bursatilidad se presenta cuando las acciones de una emisora muestran poca actividad y por ende bajo volumen. En este tenor, los títulos bursátiles de estas empresas suelen presentar movimientos abruptos en el precio con pocos movimientos debido a la falta de transacciones.

PUBLICIDAD

El objetivo de contar con un mercado accionario y bolsas de valores es brindar la posibilidad de financiamiento a las empresas, dijo el director asociado en Equity Research de Actinver México, Valentín Mendoza. “La bolsa es una fuente de financiamiento importante donde siempre pueden echar mano las empresas medianas”.

Mercado accionario mexicano continúa achicándose

En lo que va del año, tres empresas solicitaron su salida de la Bolsa Mexicana de Valores. Grupo Aeroméxico mencionó que se encuentra en búsqueda de un mercado más líquido, también Bachoco y recientemente Grupo Sanborns.

Lo anterior, en medio de una sequía de Ofertas Públicas Iniciales que acumula casi cinco años en la BMV, a cargo de José Oriol-Bosch.

A cuatro años de la entrada de un nuevo jugador, la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), las empresas agregadas al mercado accionario muestran pocos movimientos.

“Se debe trabajar para aumentar la base de inversionistas para que estas empresas sean más bursátiles, que haya mayor profundidad y que reconozca el valor que tienen”, mencionó el director de Análisis y Estrategia Bursátil en Monex, Carlos González.

Una de las razones de la baja bursatilidad de las empresas es el bajo número de acciones que ceden al mercado, ya que la mayoría se encuentra en manos de familiares ya que no quieren perder el control de la compañía.

PUBLICIDAD

Nearshoring como oportunidad

El problema del mercado accionario en México es estructural e incluso camina en un círculo vicioso ante la falta de inversionistas que no están interesados en el mercado local por la falta de empresas. A su vez, estas no quieren ingresar por el bajo número de inversionistas.

Sin embargo, el cambio económico que ha generado la llegada de nuevas empresas por el nearshoring brinda una oportunidad para el mercado, de acuerdo con Mendoza.

“Con este momentum de nearshoring que estamos viviendo en la economía, no sé si eventualmente veamos cada vez más nombres u opciones de empresas que pudieran estar buscando levantar capital para aprovechar las oportunidades”.

PUBLICIDAD

En contraste, Gonzali de Franklin Templeton dijo que es poco probable, ya que se trata de empresas extranjeras o que cotizan en bolsas internacionales que buscan tener parte de la cadena de suministros en México o cerca del mercado objetivo, que es Estados Unidos.

No creo que si aumenta el nearshoring aumente el número de participantes en el mercado”.

PUBLICIDAD

BIVA, que dirige María Ariza, mantiene en la lista una empresa interesada en listarse en el mercado pese al contexto de alta volatilidad. Se trata de Globcash, operadora de Casa Mazatlán.

La OPI se aplazó nuevamente para el 13 de septiembre, de acuerdo con el prospecto de colocación. La directora del centro bursátil había advertido que, bajo el contexto actual, el proceso podría verse afectado.

Lea esta historia en

English
PUBLICIDAD