Actualidad

China cierra parte de la capital del Tíbet por Covid-19

La región montañosa del Tíbet reportó un brote que creció rápidamente de cuatro a 18 casos el domingo, según pruebas preliminares

El Tíbet. (Foto: China Photos/Getty Images)
Por Emma O'Brien
08 de agosto, 2022 | 08:22 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — China impuso nuevos cierres a medida que los destinos turísticos quedan atrapados en su campaña contra Covid-19, con bloqueos en partes de la capital del Tíbet y miles de turistas varados en la isla tropical de Hainan.

La región montañosa del Tíbet, después de vivir la mayor parte de la pandemia prácticamente libre del coronavirus, reportó un brote que creció rápidamente de cuatro a 18 casos el domingo, según pruebas preliminares. La segunda ciudad más grande de Shigatse estuvo bloqueada durante tres días, dijo la Televisión Central de China, junto con áreas consideradas de riesgo medio y alto de Covid-19 en Lhasa, la capital.

La medida en el Tíbet, un lugar de vacaciones popular para los chinos, especialmente con las fronteras internacionales efectivamente cerradas para contener el coronavirus, se produce cuando las autoridades intentan erradicar un broto mayor en Hainan, una provincia insular en el sur de China conocida por sus playas y tiendas libres de impuestos.

PUBLICIDAD

Cuatro ciudades de la isla han sido cerradas en medio de un brote que ha crecido a más de 1,000 casos desde que surgieron los primeros casos a principios de agosto. Hasta el sábado, unos 25.000 turistas estaban varados en hoteles en la ciudad costera de Sanya, con vuelos y otras formas de transporte cancelados para ayudar a contener la propagación.

Actualmente, se realizan rondas de pruebas masivas para detectar los casos, en línea con la estrategia Cero Covid-19 de China.

Un brote en Shanghái a principios de este año fue controlado por un cierre estricto de dos meses que confinó a los 25 millones de residentes del centro financiero a sus hogares, solo para ver que los casos continúan surgiendo en otras regiones.

PUBLICIDAD

Sin embargo, el presidente Xi Jinping se ha vuelto a comprometer con el enfoque, diciendo que la nación no buscará la “inmunidad colectiva” como otras naciones porque tendría un costo demasiado alto, particularmente en los ancianos de China, que tienen tasas de vacunación más bajas.

El resultado es que China se ha aislado mientras el resto del mundo vive junto con el virus, y los bloqueos frecuentes, las restricciones y los esfuerzos de pruebas masivas están perturbando la economía, a pesar de los movimientos para mitigar el golpe en los últimos meses.

El Tíbet solo había informado un caso de Covid-19 antes del domingo.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD