Dólar hoy en Argentina: ¿Alcanzan las medidas de Massa para evitar una devaluación brusca?

El Banco Central sigue perdiendo dólares, aumentando las presión contra el peso argentino. ¿Qué opciones tiene el ministro de Economía para evitar un salto discreto?

El ministro de Economía, Sergio Massa, y el presidente del BCRA, Miguel Pesce
10 de agosto, 2022 | 05:00 AM

Buenos Aires — El flamante ministro de Economía de Argentina, Sergio Massa, viene anunciando varias medidas al mercado con el objetivo que los agentes confíen en su gestión y que se pueda evitar así una devaluación brusca: la devolución simbólica de $10.000 millones de pesos por parte del Tesoro al Banco Central (BCRA), como gesto de que efectivamente se frenará la emisión; el anuncio de que no ingresarán más empleados a la planta del Estado; el avance en la segmentación de los subsidios energéticos y el corrimiento del kirchnerismo duro de Energía y la presentación iniciativas para fortalecer reservas son algunas de las señales.

Sin embargo, por ahora nada alcanza para que el BCRA deje de perder reservas en dólares y las tenencias netas de la autoridad monetaria ya se ubican en torno a los US$1.000, mientras que en lo que va de agosto, la autoridad monetaria ya vendió más de US$850 millones netos. Los analistas se preguntan cómo hará el ministro para evitar un salto discreto del dólar, ya que las barreras de contención están cada vez más debilitadas.

Estimación de Portfolio Personal Inversionesdfd

Cabe señalar que la mayoría de los analistas coincide en que una devaluación brusca tendría implicancias sociales muy profundas, en un contexto en el cual Argentina convivía con un 37,4% de pobres a diciembre 2021 (según cifras del Indec) y en el que dos salarios mínimos en blanco no alcanzan para cubrir una canasta básica. Las estimaciones de inflación para este año se ubican en torno al 90% y podrían dispararse aún más ante un nuevo salto del dólar. El tema es cómo evitar este salto sin balas en el cargador.

“El país no va a poder recomponer reservas de manera sostenida si no logra achicar la brecha cambiaria y el salto discreto del tipo de cambio se evita sí y solo sí el Banco Central recompone reservas, sino eso en algún momento sucede, porque el país se queda sin recursos para sostener las importaciones y las exportaciones van a ir siendo menores”, explicó el economista de Empiria, Juan Ignacio Paolicchi.

PUBLICIDAD

Las medidas de Massa

Con el fin de fortalecer reservas, Massa anunció que el Gobierno trabaja para acelerar los desembolsos de organismos financieros internacionales y concretar los pautados con el Fondo Monetario Internacional; también que evalúa cuatro posibles Repo –operación de recompra en la que una entidad financiera vende a un inversor un activo con el compromiso de comprarlo en una fecha determinada a un precio determinado, según la definición del banco BBCA– y que se busca lograr un adelantamiento de exportaciones por US$5.000 millones en los próximos 60 días.

Al respecto, un informe de la consultora Equilibra, señala que aplicar estas últimas dos medidas “requiere tiempo e incentivos correctos, en un marco de elevadas expectativas de devaluación”.

El documento subraya: “Lograr el anticipo de exportaciones no será sencillo pues pocas empresas tienen la capacidad de conseguir préstamos en moneda dura. Las grandes firmas exportadoras de la agroindustria podrían hacerlo, pero para ello necesitan tener garantizada la disponibilidad de materia prima que depende de la decisión de venta del productor y recién se está empezando a implementar el beneficio para la soja que se anunció la semana pasada”.

PUBLICIDAD

Respecto del Repo, Equilibra aclara que es “una operación compleja que requiere tiempo para concretarse” y, además, que exige un colateral (bonos soberanos en moneda local y ley extranjera), “cuya cotización está por el suelo”.

De todas formas, Equilibra resalta que, a la larga, estos fondos frescos no modificarían las reservas netas del BCRA, ya que adelantar exportaciones no implica más ventas externas en 2022. Y si el Repo se atesora en el BCRA en vez de utilizarse para recomprar deuda, sólo abultaría las reservas netas si se negocia a más de un año de plazo.

Un devaluación cada vez más difícil de evitar

Por más que lo quieran evitar, un salto discreto o un desdoblamiento parece cada vez más inevitable”, disparó un informe de la consultora Econviews, dirigida por el ex secretario de Finanzas, Miguel Kiguel. Econviews sostiene que el número de es reservas netas “es muy chico” y que “el partido ya está en tiempo de descuento”.

En una sintonía similar, la consultora LCG menciona en su último informe financiero que, con una brecha cambiaria que supera el 100%, las señales de atraso del tipo de cambio real “ya empiezan a ser cada vez más obvias y será difícil esquivar a una devaluación del peso”.

LCG reconoce que tal escenario trae problemas distributivos, pero que “será inevitable luego de ver la apreciación real de 16% en el tipo de cambio real multilateral y la dinámica de la cuenta corriente cambiaria”.

Fuente: Banco Central de la República Argentina.dfd

Asimismo, desde Delphos Investment resaltan que, al parecer, “los incentivos a la prefinanciación de exportaciones y la comercialización de granos no parecen haber cambiado la dinámica del mercado cambiario oficial”, hecho que se ve reflejado en la falta de acumulación de reservas.

El margen de maniobra

“Si quieren evitar un salto discreto, tendrán que conseguir dólares rápidamente (más allá de subir la tasa y otras medidas que pueden acompañar) para ganar tiempo y poder ocuparse de generar confianza a largo plazo”, explicó Andrés Reschini, de F2 Soluciones Financiera.

PUBLICIDAD

Y amplió: “Parece que es lo que están tratando de hacer, pero veremos si lo consiguen. El tiempo corre, no es menor el desafío y aún falta mucha claridad sobre cómo piensan lograrlo”.

Desde Portfolio Personal Inversiones (PPI) mencionaron en un informe publicado el lunes 8 de agosto que el stock de reservas netas alcanza para tan solo 9 días de ventas, al ritmo promedio de esta última racha negativa (US$134 millones). “Intentar solucionarlo con más “cepo” y/o más tipo de cambios diferenciales no es la solución”, alertaron.

Ante una situación similar, cualquier banco central del mundo deja flotar la moneda (si no quiere acumular reservas) o sube el tipo de cambio hasta el punto en el que puede volver a acumular reservas”, concluye el documento.

En tanto, el director de EPyCA Consultores, Martín Kalos, afirmó a Bloomberg Línea: La devaluación se puede evitar si hay una mirada de mediano y largo plazo. Si hay un plan integral que implique una coordinación y un sendero para las variables nominales. Si eso no está, la devaluación va a terminar siendo forzada por la propia dinámica de la brecha y los incentivos que genera esta brecha”.

PUBLICIDAD

Kalos explicó que se necesitan mecanismos que no sean “más parches a los controles cambiarios”, sino que se requiere “un desarme gradual de los controles cambiarios”.

La visión de Miguel Ángel Pesce sobre la devaluación

El presidente del Banco Central de la República Argentina, Miguel Ángel Pesce, se refirió a situación de las reservas en una entrevista con radio El Destape. Y allí aseguró que el país ha tenido niveles de reservas netas más bajos que los actuales y que, aún así ha podido “afrontar la situación”.

PUBLICIDAD
Miguel Pesce, presidente del Banco Central de la República Argentinadfd

El tema energético tiene un peso importante en los meses de invierno. Todavía en agosto estamos con un con niveles de pagos de energía elevados y esperamos que esto ceda desde la semana que viene. Estamos esperando una reducción de más de 600 millones de dólares de pagos, lo cual nos permitiría mejorar la situación en la balanza cambiaria”.

Cuánto devaluó el Banco Central este año

El tipo de cambio mayorista se ubicó al cierre del 8 de agosto en $133,56, lo que implica un avance nominal del dólar mayorista contra nuestra moneda del 30% en lo que va del año. Si bien es una cifra enorme, sigue corriendo por detrás de la inflación. Por ende, el peso sigue perdiendo competitividad real.

Además, los productores agropecuarios se ven tentados a postergar sus ventas, debido a que la brecha cambiaria y las cotizaciones del dólar futuro que se transa en el Rofex dan la idea de una devaluación inminente. De la misma forma y sin un incentivo de tasas suficiente, los importadores adelantan sus compras del exterior todo lo que pueden.

Este combo explosivo hace que el Banco Central siga perdiendo reservas y el salto discreto parezca cada vez más difícil de evitar.