Europa

S&P Global y Fitch declaran a Ucrania en impago ‘selectivo’ y ‘restringido’

El país, devastado por la guerra, entró en incumplimiento después de que los acreedores aprobaran el retraso en el pago de la deuda

Los clientes utilizan un cajero automático de PrivatBank CJSC en Kryvyi Rih, Ucrania, el martes 28 de junio de 2022. Fotógrafo: Julia Kochetova/Bloomberg
Por Sydney Maki
12 de agosto, 2022 | 07:31 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Después de que la mayoría de los tenedores de bonos de Ucrania acordaron aplazar los pagos de la deuda durante dos años, el país vio rebajada su calificación de impago tanto por parte de S&P Global Ratings como por Fitch Ratings.

Este viernes, S&P rebajó la calificación en divisas del país devastado por la guerra a “impago selectivo” -o SD- desde un grado CC. Poco después, Fitch también rebajó la calificación de Ucrania a “impago restringido” (RD), frente a C. La medida se produce tras la aprobación de un plan de reestructuración de la deuda que podría ahorrar a Ucrania unos US$5.800 millones.

“Consideramos la operación como una situación de dificultad y equivalente a un impago”, dijo S&P en un comunicado. “La reestructuración de la deuda de Ucrania se produce en medio de importantes presiones macroeconómicas, externas y fiscales derivadas de la guerra”.

PUBLICIDAD

Fitch se hizo eco de que el retraso de la deuda constituye un canje de deuda en dificultades. Sin embargo, además de rebajar la calificación exterior más amplia de la nación, Fitch mejoró, hasta CCC-, la emisión en moneda extranjera de derecho local con vencimiento en 2023 que no estaba incluida en el canje.

Los inversores que representan alrededor del 75% de los US$19.600 millones de los bonos extranjeros del país acordaron aplazar los pagos del cupón y del principal hasta 2024, según anunciaron las autoridades el miércoles. Una abrumadora mayoría de los tenedores de bonos también aprobó una solicitud para modificar las condiciones de los pagos de los llamados bonos del PIB, que están vinculados al crecimiento económico del país.

El proceso ha sido respaldado por el Fondo Monetario Internacional y muchos de los principales partidarios de Ucrania, incluido Estados Unidos, ya que el país necesita dinero en efectivo para todo, desde el pago de las pensiones hasta la defensa contra un agresor mucho más grande y más rico.

PUBLICIDAD

S&P dijo el viernes que esperaría elevar su calificación en moneda extranjera a largo plazo de Ucrania después de que se aplique la reestructuración y entren en vigor las condiciones modificadas de los bonos. La firma tiene una perspectiva negativa sobre la calificación en moneda local de la nación debido a “la tensión macroeconómica y fiscal inducida por la guerra”.

Por otra parte, la agencia de carreteras ucranianas Ukravtodor y la red eléctrica NPC Ukrenergoon recibieron el miércoles la aprobación de sus tenedores de bonos para acuerdos similares de reestructuración de la deuda.

PUBLICIDAD