Negocios

American Air apuesta por la nueva era supersónica y encarga 20 aviones Boom

Los aviones no comenzarán a transportar pasajeros hasta al menos el final de la década. Se venden por US$200 millones cada uno, dijo la compañía anteriormente

Un modelo del avión supersónico Overture
Por Julie Johnsson
16 de agosto, 2022 | 03:42 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — American Airlines Group Inc. (AAL) acordó la compra de 20 aviones Overture de Boom Supersonic, parte de una apuesta de que surja un mercado para una nueva generación de aviones que puedan reducir el tiempo de los viajes transatlánticos a la mitad.

La mayor aerolínea del mundo también tiene la opción de comprar otros 40 aviones de ala de gaviota que Boom planea lanzar a mediados de la década, dijeron el martes las compañías, sin proporcionar detalles financieros.

American pagó un depósito no reembolsable por los 20 aviones iniciales, pero los términos específicos dependerán de un acuerdo de compra que incluye futuros hitos que las compañías aún no han concretado.

PUBLICIDAD

Los aviones no comenzarán a transportar pasajeros hasta al menos el final de la década. Buscan llenar el vacío que quedó cuando el Concorde dejó de volar en 2003. Sobre la base de compromisos anteriores de United Airlines Holdings Inc. (UAL) y Japan Airlines Co., el acuerdo de American amplía el recuento de la startup supersónica a 35 pedidos y 130 pedidos anticipados y opciones. Los aviones se venden por US$200 millones cada uno, dijo la compañía anteriormente.

“Podemos ver que lo supersónico está de vuelta, y volvió con fuerza”, dijo Blake Scholl, fundador y CEO de Boom Technology Inc., en una entrevista.

Boom está diseñando el modelo Overture para que transporte entre 65 y 80 pasajeros a velocidad mach 1,7, el doble de los aviones convencionales y con un rango de 4.250 millas náuticas (más de 7.800 kilómetros). Los viajeros podrían trasladarse de Los Ángeles a Honolulu en tres horas, o de Miami a Londres en poco menos de cinco horas.

PUBLICIDAD

Scholl apunta a una base de clientes más amplia que la del Concorde, que atendía a celebridades y ultraricos cuyos boletos costaban hasta cuatro veces el precio de una tarifa típica de primera clase en ese momento. Solo se construyeron 14 de esos aviones supersónicos. Las ventas de Boom ya han duplicado esa cifra, y Scholl dice que una nueva asociación para una versión militarizada con Northrop Grumman Corp. (NOC) podría generar potencialmente cientos de pedidos.

El fabricante con sede en Denver planea hacer funcionar su avión con combustible de aviación 100% sostenible, un punto de venta para los pasajeros preocupados por el cambio climático. Pero se dice poco sobre quién fabricará los motores limpios que impulsarán su avión.

“En los próximos meses haremos un anuncio importante”, dijo Scholl. “Y no se trata solo de la tecnología del motor, se trata también del modelo de negocio del motor. Hay muchas oportunidades para la innovación ahí”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD