Brasil en español

Inflación de Brasil registra mayor caída de mediados de mes con recortes fiscales

Es el mayor descenso en los registros, que se remontan a 1991. La inflación anual fue de 9,60%, en contraste con el 11,39% de principios de julio

Río de Janeiro
Por Andrew Rosati
24 de agosto, 2022 | 09:48 AM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — La inflación de Brasil registró en agosto su mayor contracción de mediados de mes. La caída, no obstante, fue menor a la esperada por los analistas al tiempo que las medidas antiinflacionarias del presidente Jair Bolsonaro llevan cierto alivio de cara a las elecciones de octubre.

Los datos, publicados el miércoles, mostraron una disminución de 0,73% en los precios, por debajo de la estimación mediana de analistas encuestados por Bloomberg, de 0,83%. Más allá de ello, es el mayor descenso en los registros, que se remontan a 1991. La inflación anual fue de 9,60%, en contraste con el 11,39% de principios de julio.

Los precios al consumidor en Brasil mostraron la mayor disminución de mediados de mes que se haya registrado. dfd

Con la campaña presidencial en marcha, Bolsonaro espera que su paquete de ayuda, que asciende a cerca de US$8.000 millones, mejore sus chances ante su principal rival, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Un pilar de su programa de ayuda limita los impuestos sobre los servicios públicos y el combustible para aliviar temporalmente la presión sobre las billeteras de los brasileños.

PUBLICIDAD

El banco central ha elevado su tasa de interés en 11,75 puntos porcentuales desde marzo de 2021 en respuesta a una serie de impactos de precios a raíz de la pandemia. El banco está evaluando una última alza de tasas en septiembre a medida que se acerca al final de su ciclo de ajuste.

Si bien el Gobierno ha logrado algunos avances en su lucha contra la inflación en las últimas semanas, los precios aún se mantienen muy por encima de los objetivos de 3,5% y 3,25% para este año y el próximo, respectivamente.

Bolsonaro aún no ha logrado que su popularidad aumente significativamente entre los votantes ni siquiera después de que el dinero para la pieza central de su programa –mayores subsidios en efectivo para la población más pobre– comenzara a entregarse este mes.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, a los economistas les preocupa que la tensión adicional sobre las cuentas públicas de Brasil pueda, en última instancia, avivar los precios a largo plazo. Ambos candidatos han señalado que extenderían la ayuda el próximo año si son elegidos.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD