Medio Oriente

Israel prevé enviar gas a Europa tras aumentar su producción en 22%

Estos flujos iniciales podrían proporcionar a los europeos parte del gas que necesitan antes de la llegada del invierno

Gas
Por Daniel Avis
24 de agosto, 2022 | 12:29 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — En los seis primeros meses del año, la producción de gas natural de Israel se incrementó en un 22% y el gobierno se propone aumentar las exportaciones que se destinarán a Europa, que vive la peor crisis energética de las últimas décadas.

Hasta junio, la producción ascendió a 10.850 millones de metros cúbicos en términos interanuales y las exportaciones a los países de la zona se incrementaron en un 35%, hasta alcanzar los 4.590 millones de metros cúbicos, informó el Ministerio de Energía. La mayor parte del incremento corresponde a la producción de los yacimientos de gas de Tamar y Leviatán, situados en el Mediterráneo oriental.

Los derechos del gas, los minerales y las tarifas se incrementaron aproximadamente en un 50%, hasta alcanzar los 829 millones de shekels (US$253 millones), prácticamente todos ellos procedentes del gas.

PUBLICIDAD

En un momento en el que los precios de la energía en el continente europeo se sitúan en niveles sin precedentes, Israel está incrementando su producción, mientras estos países buscan gas natural en todo el mundo. La UE está alejándose de su mayor proveedor, Rusia, tras la invasión de Ucrania, a la vez que Moscú restringe los flujos de gas y los compradores se han visto obligados a buscar alternativas antes de la llegada del invierno.

En junio, Israel firmó un memorando de entendimiento con Egipto y la UE destinado a impulsar la producción y las exportaciones regionales de gas. El gas se enviará a Egipto, que ya recibe la mayor parte de las exportaciones de gas de Israel, y luego se reexportará al bloque. No se espera que los flujos iniciales bajo el acuerdo sean sustanciales, pero podrían proporcionar a Europa parte del gas que necesita a medida que la producción israelí aumente aún más en los próximos años.

El campo Karish

Sin embargo, la incipiente industria del gas natural de Israel ha cambiado las reglas del juego para la nación, aportando ingresos de casi 10.000 millones de shekels (US$3.100 millones) a las arcas del Estado desde 2004. Los descubrimientos en la costa mediterránea han colocado al país en la senda de una mayor independencia energética, remodelando los lazos económicos regionales y contribuyendo a la transición hacia las energías renovables.

PUBLICIDAD

En los últimos meses, esas ambiciones se han enfrentado a un revés, con el vecino Líbano oponiéndose a la decisión de Israel de trasladar una plataforma flotante de gas al campo de Karish, cerca de la disputada frontera marítima entre los dos países. Las conversaciones en curso dirigidas por Estados Unidos hasta ahora no han logrado encontrar una solución.

La ministra de Energía, Karine Elharrar, dijo que el aumento de la producción en la primera mitad del año ayudaría a Israel a vender su gas a la Unión Europea (UE) como parte del acuerdo trilateral, y agregó que es probable que la producción continúe expandiéndose una vez que la plataforma Karish comience a operar.

Energean Plc (ENOG), que posee los derechos del campo Karish, está en camino de comenzar la producción allí a fines de septiembre, según un portavoz, quien agregó que la compañía confía en las garantías de seguridad del gobierno israelí.

Con la asistencia de Anna Shiryaevskaya .

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD