Panamá

Consumidores querellan a la industria arrocera panameña

En Panamá el tema cobra una inusual relevancia, ya que se trata del grano más consumido por la población, unos 70 kilogramos per cápita al año

Para producir una hectárea del grano los productores panameños requieren de una inversión aproximada de $2,500 por hectárea.
26 de agosto, 2022 | 12:17 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de Panamá — La Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa) presentó una querella penal para que se investigue a las empresas productoras y empacadoras de arroz, luego de que un ente estatal informara que están comercializando el grano sin la calidad requerida.

En efecto, la Autoridad de Protección al Consumidor y Asuntos de la Competencia (Acodeco) señaló que 57 marcas de arroz analizadas por su departamento de Metrología no cumplen con las normas establecidas, por lo que supuestamente están vendiendo arroz especial como si fuera de primera.

La Comisión Panameña de Normas Industriales y Técnicas (Copanit) establece que el arroz especial debe contener como mínimo 94.5% de granos enteros, 5% de granos quebrados y 0.5% de arrocillos, mientras que el arroz de primera debe poseer un 70% de granos enteros, 25% de granos quebrados y un 5% de arrocillos.

PUBLICIDAD

Al no cumplirse con esta especificación se trastoca el mercado, pues se vende un grano de inferior calidad a un precio superior, explicó Pedro Acosta, presidente de la Uncurepa, quien agregó que la investigación judicial abarca a las personas que pudieran estar vinculadas a las empresas productoras o empacadoras de las 57 marcas de arroz mencionadas por la Acodeco.

Las marcas fueron detectadas luego de una verificación a 23 empresas, que desglosadas representan a 15 molinos, seis supermercados y dos distribuidoras.

“Es notorio y sabido que la casi totalidad de las marcas a través de las cuales se vende la inmensa mayoría del arroz que se ofrece al público consumidor no corresponde al tipo o categoría del producto que se oferta en su respectivo empaque”, sostiene la Uncurepa.

PUBLICIDAD

La Asociación Nacional de Molineros (Analmo) rechazó “por incongruente” la investigación, exigiendo que se realice un nuevo análisis.

Alberto Martinelli presidente de la Asociación Nacional de Molineros (Analmo) contestó a Bloomberg Línea haciendo la paradoja de que si en un salón más del 98% de los niños fracasan una materia, uno se pregunta por la metodología del docente y resaltó que jamás había ocurrido una denuncia similar con la calidad del arroz en el país.

“Deberíamos buscar una homologación de todos los laboratorios para que todo el mundo esté en la misma sintonía… qué tipo de equipo con qué calibre vas a utilizar, que sea algo estandarizado porque el 98% es demasiado alto”.

En Panamá el tema del arroz cobra una inusual relevancia, ya que se trata del grano más consumido por la población, que según cifras oficiales mantiene una ingesta per cápita de 154.2 libras anuales, unos 70 kilogramos, que representan el más alto de la región.

Respecto a la cuantía del “daño material” causada por la supuesta acción de la industria arrocera, la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá en su querella penal señala que no debe ser inferior a 500 mil dólares, “en atención al tiempo y extensión dentro del mercado local interno en que dichos productos fueron comercializados bajo las etiquetas o publicidad de naturaleza engañosa…”.

PUBLICIDAD