Finanzas personales

5 términos financieros que no le vendría nada mal conocer

Tener una educación financiera resulta clave para lograr un mejor manejo de las finanzas personales. Conocer estos términos y entenderlos, seguro le ayudarán:

5 términos financieros que no le vendría nada mal conocer para cuidar su bolsillo
28 de agosto, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: <1 minuto

Bogotá — Muchas veces la gente se refiere a términos financieros con sus propias palabras, pero cuando ven el término técnico se confunden y no saben bien de qué le hablan. Para tener un buen manejo de las finanzas personales también es clave educarse sobre dichos términos.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

De acuerdo con expertos del Banco Popular, “el acceso de las personas a una adecuada educación financiera se traduce en mayores oportunidades para evaluar opciones de financiamiento, ahorro e inversión, que les permitan garantizar el éxito en el desarrollo de sus proyectos personales o empresariales, los cuales terminarán beneficiando a la economía en conjunto, y generando oportunidades para todos”.

5 términos financieros que no le vendría mal conocer

De acuerdo con expertos del banco, conocer los siguientes términos podrían hacerle mucho más fácil el manejo de sus finanzas:

  • “No solicite más plata de la que está en capacidad de pagar”: esto se refiere a la capacidad de endeudamiento, uno de los principales aspectos a considerar a la hora de solicitar un crédito, y que es básicamente la cantidad máxima de dinero que una persona puede pedir prestado, sin que esto afecte su estabilidad financiera.
    • Por lo general, esta cantidad oscila entre el 30% y el 40% de los ingresos mensuales, de manera que no se comprometa la capacidad de la persona para suplir los gastos en el mes, cumplir con las metas de ahorro y así, poder pagar puntualmente las cuotas de los productos financieros en los tiempos y montos establecidos.
  • “Los precios están disparados… Todo está carísimo”: esta situación es producto de la inflación, que hace referencia al aumento de los precios que pagan los consumidores por los bienes y servicios necesarios para su diario vivir. En este caso, los costos tienden a incrementarse de manera sostenida en el tiempo, afectando el bolsillo de los ciudadanos.
    • Según Banrepública, la inflación puede estar originada por cambios en variables que aumentan la demanda o deterioran la oferta de un país. Por ejemplo, en el caso de la oferta, los incrementos en los precios se deben a: un mayor ingreso disponible de los hogares, que genera mayor demanda; tasas de interés muy bajas que desestimulan el ahorro e incentivan excesos de crédito, entre otros.
    • También, la oferta se puede ver afectada de forma transitoria por incrementos en los costos de producción de las empresas, debido a aumentos elevados en los salarios o en los precios de las materias primas, cambios drásticos en el clima o situaciones del entorno.
  • “¿Y cuánto le están cobrando por este producto financiero?”: Para responder a esta pregunta, es importante entender el concepto de tasa de interés, que representa el cobro que efectúan las entidades financieras por los préstamos que realizan a las personas. Esta depende de varios factores, como por ejemplo la tasa de intervención del Banco de la República, principal mecanismo de intervención para regular la cantidad de dinero que circula en la economía.
  • De igual manera, cuando se usa la tarjeta de crédito o se pide un préstamo hay que entender en qué consiste la tasa de usura, que es el límite máximo que puede cobrar una entidad financiera por cualquier préstamo o financiación a plazos. Esta tasa la fija el propio mercado y es la Superintendencia Financiera la entidad encargada de validar su límite mensual.
  • “¿Cómo invertir mejor el dinero?”: En este punto se habla de rentabilidad, es decir la ganancia que recibe una persona por manejar su dinero a través de una entidad financiera, y que corresponde a un porcentaje de los recursos invertidos. A la hora de escoger un producto de ahorro o inversión (fondos de inversión, CDTs, cuentas de ahorros, entre otros) se recomienda revisar muy bien las rentabilidades que estos ofrecen, de acuerdo con los tiempos durante los que se tendrá el producto.
PUBLICIDAD