Actualidad

El Nottingham Forest hace una arriesgada apuesta por la supervivencia

El equipo ha gastado US$150 millones bajo la dirección de su propietario, más que cualquier otro equipo excepto el Chelsea

El presidente del Nottingham Forest, Nicholas Randall.
Por David Hellier
28 de agosto, 2022 | 12:31 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Ganas el partido más lucrativo del fútbol mundial para conseguir el ascenso a la Premier League inglesa, gastas más que los gigantes europeos Barcelona, Juventus y Manchester City en talento en el verano (hemisferio norte)... y sigues siendo el favorito para descender de nuevo a la segunda categoría.

Esa es la realidad del Nottingham Forest, mientras la euforia por el regreso del club a la máxima categoría después de más de dos décadas da paso a la dura tarea de intentar mantenerse en ella.

A falta de una semana para que finalice el periodo de traspasos de jugadores de verano que, según la empresa de contabilidad Deloitte, es un récord, el Forest ha gastado $127 millones de libras (US$150 millones) bajo la dirección de su propietario, el griego Evangelos Marinakis, más que cualquier otro equipo excepto el Chelsea. También supera a cualquier club recién ascendido en temporadas anteriores. Sin embargo, los datos muestran que semejante inversión por parte de un recién llegado es una apuesta arriesgada.

PUBLICIDAD

El Fulham gastó $102 millones de libras netas en el verano de 2018, pero aun así cayó directamente en la Championship. Otros gastadores tras el ascenso en el pasado, como el Sunderland, juegan ahora fuera de la máxima categoría de Inglaterra. El Wolverhampton Wanderers, en cambio, abrió la cartera en su primera temporada de vuelta a la Premier League y ahora es un equipo consolidado en la máxima categoría.

Todo se reduce al rendimiento sobre el terreno de juego, por supuesto, y el Forest ya ha acumulado más puntos en sus tres primeros partidos que el Liverpool o el Manchester United, históricamente los dos equipos más laureados de Inglaterra. Pero las mediciones dejan al descubierto lo precaria que puede ser la existencia de los clubes que intentan establecerse en la liga más rica de Europa.

 Sólo el Chelsea ha gastado más en jugadores este veranodfd

“Hay bastantes estudios que demuestran que el gasto y el éxito están relacionados: los clubes más ricos tienden a ser los más exitosos en el terreno de juego”, afirma Christina Philippou, académica de la Universidad de Portsmouth especializada en finanzas deportivas. “Pero esto se refiere a los clubes que gastan sistemáticamente”.

PUBLICIDAD

Las casas de apuestas no son optimistas. El Nottingham Forest es el segundo favorito para descender, según Sky Bet, a 11/8. El Bournemouth, que ha sido relativamente parsimonioso en el mercado de fichajes, es el principal favorito para descender, a 4/11, y el Southampton y el Everton, a 2/1. Tres equipos abandonan la Premier League al final de la temporada.

El Forest, dos veces ganador de la Copa de Europa hace más de cuatro décadas, confía en que sus adquisiciones valgan la pena después de ganar una eliminatoria en mayo para convertirse en el tercer club en ascender. Marinakis, que se hizo rico con el transporte marítimo, es también propietario del Olympiacos, campeón de Grecia las tres últimas temporadas.

El presidente del Forest, Nicholas Randall, dijo que el club se ha beneficiado de esa experiencia en el fútbol. Ha construido una plantilla de campo efectivamente desde cero tras el regreso de cinco jugadores clave cedidos por otros clubes, dijo. Según Randall, el Forest también se vio obligado a pagar una prima por el talento como recién llegado a la liga.

“Este no es un ejemplo de un club que busque comprar una nueva plantilla sobre una ya existente y partimos de una posición en la que nuestra base de costos existente estaba bien controlada”, dijo Randall por correo electrónico. “Creemos que la estrategia más arriesgada de todas habría sido ser tímidos y no afrontar los hechos de nuestra propia situación única y las oportunidades que creaba”.

De hecho, las recompensas son enormes. Deloitte estima que los beneficios financieros de estar en la Premier League, principalmente a través del acceso a los enormes ingresos por transmisión, ascienden a 170 millones de libras. Si el club sobrevive aunque sea una temporada, esos ingresos adicionales se elevan a 300 millones de libras.

En la actualidad, el riesgo de descenso se amortigua con los llamados “paracaídas” para los clubes que no pueden sobrevivir. Estos están diseñados para proteger a los equipos durante tres años contra el peligro de pasar de recibir más de 100 millones de libras en ingresos por transmisión en la Premier League a menos de $10 millones de libras en la Championship de segunda categoría.

PUBLICIDAD

Sin embargo, estos pagos podrían reducirse en los próximos años, ya que los clubes de la categoría inferior abogan por un sistema de distribución menos centrado en los equipos descendidos. Una revisión de la gobernanza del fútbol, respaldada por el gobierno, señaló el pasado noviembre que una distribución más equitativa del dinero favorecería la sostenibilidad de más equipos en las ligas inglesas.

Randall señaló que, al estar el Forest ausente de la Premier League durante 23 años, el club nunca se ha beneficiado de los pagos del paracaídas y ha competido con sus propios recursos. También señaló que la temporada pasada las casas de apuestas los tenían como favoritos para el descenso a la tercera categoría del fútbol inglés.

Con cuatro puntos en tres partidos, el Forest ha tenido un comienzo auspicioso en la Premier League. Su próximo partido es el domingo contra el Tottenham Hotspur, uno de los clubes más ricos de Inglaterra.

PUBLICIDAD

Randall, presidente del Forest, dijo que la actividad de fichajes del club en verano lo ha preparado lo mejor posible. “No estoy sugiriendo que lo hayamos hecho todo bien: ni mucho menos”, dijo. “Pero sugerir que somos imprudentes o temerarios es una tontería”.

Con la asistencia de Kiel Porter.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD