Economía

Panorama para economía de China se debilita y pronósticos para 2023 disminuyen

La economía china crecería solo un 3,5% este año, por debajo del pronóstico anterior de 3,9%, según la más reciente encuesta trimestral de economistas de Bloomberg

Centro financiero en Pekín, China, el sábado 20 de agosto de 2022. Fuente: Bloomberg
Por Bloomberg News
28 de agosto, 2022 | 06:11 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Los economistas recortaron aún más sus pronósticos de crecimiento para la economía de China en 2022 y ven riesgos persistentes para el próximo año a medida que continúan las turbulencias mientras el gigante asiático lidia con una caída del mercado inmobiliario y brotes de Covid-19.

Se espera que la economía china crezca solo un 3,5% este año, por debajo del pronóstico anterior de 3,9%, según la última encuesta trimestral de economistas de Bloomberg. Las proyecciones de crecimiento para los primeros tres trimestres del próximo año también disminuyeron, en 0,1-0,4 puntos porcentuales, aunque la mediana para todo 2023 se mantuvo sin cambios en 5,2%.

Recorte de las perspectivas | Los economistas recortan las previsiones de crecimiento de China al menos hasta el tercer trimestre de 2023dfd

La inflación de todo el año se mantendría sin cambios en 2,3% tanto para 2022 como para 2023; y se espera que el crecimiento de los precios al productor para el próximo año se modere a 1.4% desde 5.5% este año, según los expertos.

PUBLICIDAD

Los recortes de pronósticos de crecimiento económico apuntan a que los economistas no están convencidos de que las medidas de estímulo anunciadas por Pekín, que más recientemente incluyen $1 billón de yuanes en fondos principalmente destinados a proyectos de infraestructura y recortes de tasas del banco central, puedan ayudar a contrarrestar la desaceleración.

El economista internacional de Wells Fargo & Co. Brendan McKenna dijo que existen riesgos a la baja para las previsiones de crecimiento “en medio de un sector inmobiliario que sigue en apuros y renovadas restricciones relacionadas con Covid”. Su caso base es que la economía crecerá un poco más del 3% este año, pero ve un riesgo de que el crecimiento se debilite por debajo de eso si la actividad económica continúa desacelerándose.

La confianza de las empresas y los consumidores sufrió un gran golpe este año, ya que los brotes de Covid-19 llevaron a ciudades importantes como Shanghái a confinar a sus poblaciones y cerrar negocios durante un período prolongado. A ello se suma una crisis inmobiliaria que se profundizó este año, con los compradores de viviendas comenzando a boicotear los pagos de las hipotecas debido a las viviendas que no han sido entregadas porque están a medio construir. Más recientemente, las altas temperaturas récord y la sequía han provocado cortes de energía y el cierre de algunas fábricas.

PUBLICIDAD

El gobierno fijó originalmente una meta de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de alrededor del 5,5% para este año. Dado que el crecimiento se desaceleró bruscamente durante el año y los brotes de Covid continuaron propagándose, los altos funcionarios han estado minimizando el objetivo recientemente. Pekín no ha perdido su objetivo de PIB en una magnitud tan grande antes. En 2020 no estableció una meta, durante la primera ola de la pandemia.

Más allá de los desafíos actuales, los riesgos subyacentes de la economía, como la demografía, mantendrán el crecimiento por debajo del 5% durante los próximos años, dijo Raymond Yeung, economista jefe para la Gran China en Australia & New Zealand Banking Group Ltd.

El crecimiento potencial seguirá desacelerándose dada la falta de mejora de la productividad. Calculamos un crecimiento del PIB del 4,2 % en 2023 y del 4,0 % en 2024″, dijo.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD