Asia

EE.UU. envía primeros buques de guerra al estrecho de Taiwán desde visita de Pelosi

Dos cruceros con misiles transitaron por la vía marítima el domingo, según informó el Ejército del país norteamericano

Los oficiales de artillería de la Armada de los Estados Unidos realizan comprobaciones de disponibilidad operativa en los sistemas de lanzamiento vertical de popa el 16 de octubre de 2001 a bordo del USS Antietam.
Por Bloomberg News
29 de agosto, 2022 | 02:20 PM

Bloomberg — Buques de guerra de la Armada de Estados Unidos transitaron el domingo por el estrecho de Taiwán por primera vez desde que la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a la isla autogobernada puso a prueba una vez más los lazos entre Washington y Pekín.

Las naves, Ticonderoga USS Antietam y USS Chancellorsville, realizaron un tránsito rutinario a través de un corredor del estrecho, dijo la Séptima Flota en un comunicado. “El tránsito del buque por el estrecho de Taiwán demuestra el compromiso de Estados Unidos con un Indo-Pacífico libre y abierto”, dijo la flota, señalando que las aguas estaban “más allá del mar territorial de cualquier estado costero”.

El ejército chino dijo por separado que seguía a los cruceros estadounidenses y que estaba en alerta máxima para contrarrestar cualquier provocación que pudiera tener lugar.

PUBLICIDAD

La decisión de enviar dos cruceros cargados de misiles puede haber sido una señal pde or la administración Biden para demostrar su determinación de mantener una presencia naval en la vía marítima sin provocar una respuesta adicional de China. Aunque al menos una cuarta parte de los tránsitos anunciados públicamente por la Marina estadounidense en los últimos cinco años han involucrado a dos buques, ninguno ha involucrado a dos cruceros, según datos recopilados por Bloomberg.

Aun así, esto es menos provocativo que enviar un grupo de combate de portaaviones a través del estrecho, algo que EE.UU. no ha hecho desde 2007. La demostración de fuerza dirigida por un portaaviones durante el mandato del expresidente Bill Clinton a mediados de la década de 1990 se atribuyó a la resolución de la última crisis del Estrecho de Taiwán, pero desde entonces se le ha culpado de haber provocado un aumento de la fuerza militar que ha convertido a China en la mayor armada del mundo en términos de número de buques.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, acusó a EE.UU. de “flexionar sus músculos” en nombre del ejercicio de la libertad de navegación. “Esto no es más que una provocación dirigida a la libertad de navegación”, añadió. “Constituye un sabotaje deliberado de la paz y la estabilidad regionales”.

PUBLICIDAD

Desde la visita de Pelosi, el Ministerio de Defensa de Taiwán ha informado de que ha avistado una media de siete buques de guerra chinos en la “región circundante” cada día, parte de un aumento general de la actividad del Ejército Popular de Liberación alrededor de la isla. Bloomberg informó la semana pasada de que los buques de guerra chinos se mantuvieron al menos a 24 millas náuticas de la costa de Taiwán durante las recientes maniobras militares realizadas a raíz de la visita, incluso marcando zonas de exclusión que se encontraban muy dentro de las aguas territoriales de la isla.

El gobierno de Biden prometió continuar con estos tránsitos rutinarios después de que China respondiera al histórico viaje de Pelosi a Taipei a principios de este mes con el lanzamiento de misiles balísticos sobre Taiwán. China considera la isla autogobernada como su territorio y protesta por los intercambios diplomáticos con Taipei.

EE.UU. ha realizado una media de nueve viajes anuales a través del estrecho durante la última década, según datos recopilados por Bloomberg. El último tránsito conocido de EE.UU. por el estrecho antes del domingo fue el 19 de julio, cuando el destructor USS Benfold navegó por la vía de agua.

El embajador de China en Washington, Qin Gang, pidió a principios de este mes a EE.UU. que se abstuviera de navegar con buques de guerra por el estrecho de Taiwán, diciendo que Pekín consideraba esos tránsitos como una escalada de EE.UU. y un esfuerzo por apoyar al gobierno “separatista” de Taipei.

Hu Xijin, ex director del Global Times, del Partido Comunista, escribió en Twitter que el tránsito del domingo era una “nueva provocación” del ejército estadounidense.

“Estados Unidos es una fuerza muy poco amistosa”, añadió. “La resolución de la cuestión de Taiwán debe acelerarse para eliminar la influencia de las fuerzas externas para socavar el ascenso de China”.

Con la asistencia de Li Liu y Colum Murphy.

PUBLICIDAD