EE.UU.

Biden arremete contra el “extremismo” de Trump y los republicanos

El discurso, que la Casa Blanca había anunciado como la cristalización de la “batalla por el alma de la nación”, puso de relieve el cambio del presidente al modo de campaña

El presidente estadounidense Joe Biden habla en el Parque Histórico Nacional de la Independencia en Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos, el jueves 1 de septiembre de 2022. Biden argumenta que los partidarios de Donald Trump suponen una amenaza para la democracia estadounidense y las elecciones del país durante un discurso anunciado como la "batalla por el alma de la nación." Fotógrafo: Hannah Beier/Bloomberg
Por Akayla Gardner y Josh Wingrove
01 de septiembre, 2022 | 09:28 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El presidente Joe Biden acusó a Donald Trump y a los “republicanos MAGA” que le siguen, utilizando un acrónimo del eslogan “Make America Great Again”, de asaltar los cimientos de la democracia e instó a los estadounidenses a rechazar a cualquier candidato respaldado por su predecesor en las elecciones de noviembre que decidirán el control del Congreso.

“Donald Trump y los republicanos MAGA representan un extremismo que amenaza los cimientos de nuestra república”, dijo Biden el jueves en un discurso en horario de máxima audiencia desde el Parque Histórico Nacional de la Independencia de Filadelfia, el lugar donde se firmó la Constitución de Estados Unidos.

“Se niegan a aceptar los resultados de una elección libre, y están trabajando ahora mismo mientras hablo en un estado tras otro para dar el poder de decidir las elecciones en Estados Unidos a partidistas y compinches”.

PUBLICIDAD

El discurso, que la Casa Blanca había anunciado como la cristalización de la “batalla por el alma de la nación”, puso de relieve el cambio del presidente al modo de campaña a dos meses de las elecciones intermedias de noviembre, que determinarán si los demócratas pueden conservar sus escasas mayorías en la Cámara de Representantes y el Senado.

Biden condenó “hablar de la violencia como una herramienta política aceptable, y añadió: “Quiero decir esto simple y llanamente, no hay lugar para la violencia política en Estados Unidos”.

El presidente ha intensificado los ataques contra los republicanos del Congreso y los partidarios de Trump en los últimos días, acusándolos de tratar de socavar las instituciones democráticas del país, sembrar dudas sobre el proceso electoral e impulsar políticas contrarias a los votantes estadounidenses.

PUBLICIDAD

Biden ha arremetido contra los esfuerzos del Partido Republicano por restringir fuertemente el acceso al aborto después de que el Tribunal Supremo anulara en junio la decisión Roe v. Wade, y contra la oposición de los líderes del partido a la prohibición de las armas de asalto, así como contra la falta de un solo voto republicano en el Congreso para el paquete de medidas demócratas en materia de salud, impuestos y clima.

Esos discursos han ofrecido un adelanto del mensaje de Biden para las elecciones de mitad de período: busca presentarse como una alternativa centrista a Trump y a las políticas republicanas y alejarse de las preguntas sobre el complicado estado de la economía.

Los republicanos han respondido a la retórica de Biden. El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dio la respuesta republicana al discurso antes de que Biden lo pronunciara. McCarthy también reivindicó la lucha por el “alma de Estados Unidos”, criticando a Biden sobre la inflación y la seguridad fronteriza, junto con temas candentes de la guerra cultural, como las normas para los atletas transgénero.

También respondió a la reciente observación de Biden en la que comparaba los puntos de vista de la cohorte republicana que apoya a Trump con el “semifascismo”, acusando al presidente de calumniar a todos los votantes del Partido Republicano.

“Las primeras líneas que salgan de su boca deberían ser disculparse por calumniar a decenas de millones de estadounidenses como fascistas”, dijo McCarthy. “Este es un referéndum nacional, un referéndum sobre la inflación, la inmigración ilegal, el adoctrinamiento y el crimen en casa y la humillación en el extranjero”.

Trump, por su parte, se ha mantenido en su defensa de los alborotadores que irrumpieron en el Capitolio el 6 de enero de 2021 y atacaron a las fuerzas del orden en un intento de impedir que los legisladores certificaran los resultados de las elecciones de 2020.

PUBLICIDAD

El ex presidente dijo anteriormente el jueves que emitiría indultos completos y una disculpa oficial a las personas condenadas por crímenes durante la insurrección, movimientos que sólo podrían ocurrir si se convierte en presidente de nuevo, y agregó que se ha reunido con algunos de los acusados y los ha apoyado financieramente.

En sus apariciones, Biden ha aparecido animado y con energía por sus recientes victorias. Una encuesta de Gallup de la semana pasada reveló que el 44% de los estadounidenses lo aprueban ahora, frente al 38% de julio. Sin embargo, Biden sigue estando por debajo de la media, ya que el 53% de los estadounidenses desaprueba su trabajo.

--Con la ayuda de Jordan Fabian.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD