Actualidad

Precios globales de los alimentos extienden caída con mayores suministros

El índice de la ONU cayó 1,9% intermensual y está en su nivel más bajo desde enero

Imagen de una cosecha de grano
Por Agnieszka de Sousa
02 de septiembre, 2022 | 08:27 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Los precios globales de los alimentos cayeron por quinto mes consecutivo en agosto, luego de que la demanda de algunos productos se debilitara y se produjera un incremento de suministros propio de la temporada.

Las cosechas de trigo en el Hemisferio Norte están ayudando a solucionar problemas de suministro, mientras que más grano está saliendo de los puertos de Ucrania. El índice de la ONU cayó 1,9% intermensual y está en su nivel más bajo desde enero.

Los precios más bajos podrían proveer algo de alivio a los consumidores mientras lidian con mayores costos de vida. La caída no es tan pronunciada como la de julio, cuando el índice vio su mayor declive desde 2008, y se mantiene más alto que hace un año.

PUBLICIDAD

La inflación alimentaria, no obstante, no muestra signos de desaceleración en varios países, con precios energéticos que probablemente impulsen los costos de procesamiento. Además, es posible que las cosechas se achiquen en el largo plazo a medida que los agricultores reducen su uso de fertilizante.

Los costos alimentarios cayeron por quinto mesdfd

“Los precios de los alimentos siguen siendo realmente altos”, dijo Erin Collier, economista de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, en una entrevista con Bloomberg TV. “Nuestro punto de preocupación es el hecho de que los cereales, que han sido uno de los principales impulsores de estas subidas de precios, siguen estando muy altos”.

Los costos cayeron en general en agosto, y los aceites vegetales se situaron ligeramente por debajo de su nivel del año anterior. El aumento de los suministros de aceite de palma en Indonesia y el incremento estacional de la producción en el sudeste asiático contribuyeron a la bajada de los precios, mientras que la demanda de importación de aceite de girasol ha sido escasa, según informó la FAO en un comunicado.

PUBLICIDAD

Las existencias de productos lácteos siguieron siendo adecuadas y Nueva Zelanda aumentó su producción en la nueva temporada. Los principales importadores de aves de corral redujeron sus compras, mientras que la demanda interna de carne bovina en los principales exportadores fue débil.

Con todo, la preocupación por el impacto de la sequía en las cosechas de maíz ha contrarrestado en parte el descenso de los precios de los cereales. Y aunque está saliendo más grano de Ucrania, el volumen está todavía muy por debajo de la norma, y la pérdida de tierras de cultivo y la debilidad de los precios locales amenazan su próxima cosecha de trigo.

La FAO ha rebajado su previsión de cereales para 2022 en un 1,4%, ya que las olas de calor han provocado la caída de los rendimientos del maíz en la Unión Europea.

La fortaleza del dólar también encarecerá el envío de alimentos, lo que será especialmente problemático para los países de bajos ingresos que dependen de las importaciones, según Collier, de la FAO.

El índice de la ONU hace un seguimiento de los precios de exportación de las materias primas y excluye los márgenes de beneficio al por menor, por lo que puede pasar un tiempo antes de que su impacto se sienta en los consumidores.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD