Mercados

Arabia Saudita: OPEP+ seguirá proactiva tras acordar reducir producción de crudo

El ministro de Energía saudita, líder del grupo, nuevamente señaló que continúan vigilantes del mercado global y preparados para hacer los ajustes necesarios

Abdulaziz bin Salman, ministro de energía de Arabia Saudita, durante una sesión de panel en el segundo día del Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF) en San Petersburgo, Rusia, el jueves 3 de junio de 2021.
Por Grant Smith, Salma El Wardany y Ben Bartenstein
05 de septiembre, 2022 | 05:03 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — La primera reducción de suministros de crudo por parte de la OPEP y sus aliados en más de un año muestra que el grupo está decidido a gestionar los mercados globales de petróleo y a adoptar acciones de forma preventiva, declaró Arabia Saudita, líder del grupo.

“La medida es una manifestación de voluntad. Usaremos todas los instrumentos a nuestra disposición”, declaró el lunes en una entrevista el ministro saudí de Energía, el príncipe Abdulaziz bin Salman, una vez que la OPEP+ aprobó el recorte de 100.000 barriles diarios el próximo mes. “Este sencillo reajuste revela que seremos cuidadosos, precavidos y proactivos en lo que respecta a respaldar la estabilidad y el desempeño eficaz del mercado.”

La reducción ha sido una sorpresa para numerosos operadores, que preveían que la OPEP+ mantendría la producción, ya que los precios del crudo, por arriba de los US$90 el barril, agobian a los consumidores. Además, se prevé que el mercado se estreche aún más durante los próximos meses, cuando la Unión Europea aplique sanciones a las exportaciones rusas.

PUBLICIDAD

No obstante, la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados tiene que hacer frente a un mercado en el que la incertidumbre sobre la solidez de la demanda ha comenzado a sobrepasar los riesgos de la oferta. Durante los últimos tres meses, los futuros del petróleo han caído un 20% por la perspectiva de una ralentización económica global, que amenaza las ganancias extraordinarias de las que han disfrutado este año los saudíes y sus socios.

China, el mayor importador de petróleo, ha mostrado signos de una desaceleración económica “alarmante”, con un consumo que se habría hundido un 9,7% en julio, a un mínimo de dos años, en medio de una actividad comercial más débil y las duras restricciones por el Covid-19. Mientras tanto, EE.UU. se ha acercado a la recesión y seguido una política monetaria más estricta.

El recorte de producción “tiene la intención de enviar la señal de que la OPEP+ está de vuelta en un modo de vigilancia de precios”, dijo Bill Farren-Price, jefe de investigación macro de petróleo y gas en Enverus. El grupo puede pensar que este movimiento “será suficiente para disuadir a los vendedores en corto”.

PUBLICIDAD

Los analistas habían pronosticado que el grupo mantendría estable la producción en octubre, luego de aumentar en 100.000 barriles por día este mes, en respuesta a los pedidos del presidente estadounidense Joe Biden. La decisión del lunes revierte la subida para septiembre.

El príncipe Abdulaziz ya había dado una indicación de que se avecinaba una medida. Hace dos semanas dijo que la falta de liquidez significaba que los precios de los futuros se habían vuelto demasiado volátiles y estaban divorciados de la realidad de la oferta y la demanda físicas. El mejor método para restablecer el equilibrio podría ser una reducción de la producción, dijo, una propuesta que fue ampliamente respaldada por otros miembros.

La OPEP+ también enfrenta la posibilidad de mayores suministros de Irán, que sigue estancado en negociaciones para reactivar un acuerdo nuclear y eliminar las sanciones de Estados Unidos sobre sus ventas de petróleo. Un acuerdo exitoso podría agregar más de 1 millón de barriles por día a los mercados mundiales, según la Agencia Internacional de Energía, pero aún queda trabajo por hacer antes de que eso suceda.

El recorte de octubre será la primera vez que el reino reduzca la producción desde principios de 2021, y la primera inversión de este tipo para la alianza OPEP+ más amplia desde los recortes masivos de producción anunciados al inicio de la pandemia de Covid-19 en abril de 2020. La alianza ha pasado la mayor parte de los dos últimos años reintroduciendo gradualmente la producción de petróleo inactiva en el mercado pospandémico.

Con la asistencia de Dina Khrennikova y Olga Tanas .

Lea más en Bloomberg.com

Lea esta historia en

English
PUBLICIDAD