Argentina

Dólares del BID y el BM: ¿Aire para las reservas de Argentina o cuenta de suma cero?

El equipo económico anunció en las últimas horas importantes desembolsos del BID y del Banco Mundial. Pero más que fortalecer reservas, esos dólares permitirían equilibrar una balanza deficitaria

El Mercado Regional de Deuda tendrá su sede en El Salvador
09 de septiembre, 2022 | 05:00 AM

Buenos Aires — El Gobierno argentino encontró una bocanada de aire. La misión oficial que viajó a Washington celebró en las últimas horas haber destrabado nuevos desembolsos de organismos internacionales, que ayudarán a fortalecer las alicaídas reservas del Banco Central (BCRA) luego de que éstas tocaran en los últimos días el nivel más bajo en seis años.

La primera buena noticia en ese sentido llegó el martes por la tarde, cuando el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se comprometió a enviar US$ 1.200 millones en lo que resta del año, unos US$400 millones más que los previstos originalmente. Menos de 24 horas después fue el turno del Banco Mundial, que anunció unos US$900 millones más para los próximos seis meses, que se suman a los US$1.100 millones ya aprobados en el año.

Pero el ingreso de estos nuevos fondos provenientes de los organismos multilaterales, más que robustecer la cantidad de dólares en las arcas de la autoridad monetaria, apenas permitirían empezar a equilibrar una balanza que, hasta el momento, viene siendo deficitaria.

PUBLICIDAD

--- Seguínos en las redes sociales de Bloomberg Línea Argentina: Twitter, Facebook e Instagram --

La balanza con multilaterales

Según marcan las estadísticas oficiales, desde que empezó el año el Gobierno recibió desembolsos de organismos internacionales -excluyendo el Fondo Monetario Internacional- por US$1.047 millones. Pero en ese mismo período realizó pagos de capital por unos US$1.477 millones. Si se suman los intereses, la cuenta se ubica en torno a los US$2.000 millones, dejando un saldo negativo para las reservas de casi US$1.000 millones.

Dado que en lo que resta del año quedarían por abonarse unos US$946 millones, la cuenta final de pagos a organismos internacionales en 2022 ascendería a unos US$2.950 millones.

PUBLICIDAD

Con los US$1.200 millones del BID que el Gobierno logró destrabar el martes y los US$900 millones del Banco Mundial que se anunciaron esta semana, los desembolsos ascenderían a US$3.147 millones. Pero de estos últimos US$900 millones debe recordarse que no todo ese monto llegará en 2022 dado que se estipuló un plazo de seis meses.

El equipo económico del Gobierno, por lo tanto, estaría logrando no profundizar el problema de escasez de dólares que tiene el país al equilibrar la balanza con los organismos multilaterales más que fortalecer reservas.

Las relaciones más deficitarias

Según se desprende de los Informes de Operaciones de Deuda Pública que cada mes publica la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), desde que empezó el año y hasta julio inclusive, el país recibió desembolsos por US$889,7 de los organismos multilaterales y US$63,4 millones de bilaterales, registrando así un ingreso total de US$953,1 millones.

Pero en ese mismo período debió afrontar pagos de capital por US$931,3 millones con los organismos multilaterales y de US$355,3 millones con los bilaterales, acumulando así una salida total de US$1.286,6 millones. Pero cuando se le suman los intereses, el saldo negativo es todavía mayor.

En el desagregado por deudor/acreedor, del BID se recibieron desembolsos por US$315,6 millones, pero se realizaron pagos de capital por US$422,1 millones, dejando un déficit de US$106,5 millones. Más significativo aún es el saldo con los organismos bilaterales, ya que los egresos por US$355,3 millones superan ampliamente los desembolsos, de apenas US$ 63,4 millones en ese período.

PUBLICIDAD