Patrimonio neto de hogares en EE.UU. registra su mayor baja por caída bursátil

El índice S&P 500 se desplomó un 16% en el segundo trimestre, principalmente por el aumento de las tasas de la Reserva Federal, que hizo caer la renta variable

Los compradores esperan para pagar dentro de una tienda de comestibles en San Francisco, California, Estados Unidos, el lunes 2 de mayo de 2022. El gasto del consumidor estadounidense ajustado a la inflación aumentó en marzo a pesar de las intensas presiones sobre los precios, lo que indica que los hogares siguen teniendo un sólido apetito y medios para comprar. Fotógrafo: David Paul Morris/Bloomberg
Por Reade Pickert
09 de septiembre, 2022 | 07:48 PM

Bloomberg — Los hogares estadounidenses sufrieron el mayor descenso de su patrimonio registrado en el segundo trimestre, como consecuencia de la enérgica intervención de la Reserva Federal para frenar la elevada inflación, lo que provocó el hundimiento del mercado accionario.

Un informe de la Reserva Federal divulgado el viernes, mostró que el patrimonio neto de los hogares se redujo en US$6,1 billones entre abril y junio, es decir, en un 4,1%, tras la caída de unos US$147.000 millones en el primer trimestre. Los descensos trimestrales sucesivos situaron el total en US$143,8 billones, el menor en un año.

Por su parte, el valor de la renta variable se hundió en US$7,7 billones , en tanto que el valor de los inmuebles en manos de las familias se incrementó en US$1,4 billones.

Patrimonio estadounidensedfd
VER +
Un tercio de los estadounidenses declara tener problemas financieros: encuesta

Durante el periodo abril-junio se intensificaron los temores a una recesión, ya que la inflación se agravó, la gasolina se encareció hasta alcanzar precios máximos históricos y la Fed aplicó sucesivas e históricas alzas de tasas de interés, lo que provocó en el segundo trimestre que el índice S&P 500 se desplomara un 16%.

PUBLICIDAD

Si bien el mercado inmobiliario, una fuente clave de riqueza para los estadounidenses, se ha deteriorado rápidamente, el valor de las viviendas continúa aumentando. Dicho esto, una medida nacional de precios de la vivienda seguida de cerca creció en junio al ritmo más lento en más de un año, ya que los costos de endeudamiento más altos sofocaron la demanda.

Aumento en los depósitos

El informe de la Fed también mostró que los depósitos en cuentas de los hogares, o el dinero que los estadounidenses tienen en cuentas corrientes, de ahorro y del mercado monetario, se dispararon a un nuevo récord de casi US$4,9 billones.

VER +
Confianza del consumidor avanza a máximo de tres meses en EE.UU.

Los depósitos en cuentas se han incrementado a medida que una variedad de apoyo de la era de la pandemia, como los pagos de estímulos, así como las restricciones a la actividad, llevaron a muchos estadounidenses a ahorrar más. Más recientemente, el mercado laboral ajustado también ha impulsado un sólido crecimiento de los salarios de las personas en todas las industrias e ingresos.

PUBLICIDAD

Ese colchón financiero, aunque concentrado entre los hogares más ricos, ayudará a apuntalar el gasto de los consumidores en los próximos meses. Sin embargo, la alta inflación está obligando a las familias a destinar más recursos a necesidades como la comida.

El crédito al consumo sin incluir hipotecas creció a una tasa anual del 8,51% en el segundo trimestre, el ritmo más rápido desde finales de 2001. La deuda comercial aumentó un 7,67% anualizado.

Lea más en Bloomberg.com