Finanzas personales

El miedo a la debilidad del sector microchips afecta al rally tecnológico

Los semiconductores tardan meses en pasar por un complicado proceso de fabricación y los compradores están preocupados por la posibilidad de que se repita la escasez

Un equipo de minería de criptomonedas equipado con una GPU Nvidia Geforce en la Thailand Crypto Expo 2022 en Bangkok, Tailandia. Fotógrafo: Andre Malerba/Bloomberg
Por Jeran Wittenstein
10 de septiembre, 2022 | 07:24 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

A pesar de la suba que tuvieron la última semana, los valores tecnológicos siguen en un terreno inestable, ya que los fabricantes de chips señalan que pueden surgir más problemas en la fabricación. Este último es un sector conocido por sus auges y caídas.

De hecho, las acciones de los semiconductores han caído, con un trasfondo de advertencias corporativas sobre la desaceleración de la demanda de chips que se utilizan en una serie de dispositivos electrónicos como los teléfonos móviles. El índice de semiconductores de Filadelfia cayó un 11% en las últimas cuatro semanas, por debajo de la caída del 7% del Nasdaq 100, y los valores más rezagados, como Nvidia Corp (NVDA)., han tocado mínimos en 2022.

La preocupación de los inversores surge a raíz de la ralentización de pedidos, que ya está afectando a los fabricantes de chips de memoria y otros componentes utilizados en los ordenadores personales. El temor es que esta situación se extienda al resto de la industria de los semiconductores. A pesar de que el índice Nasdaq 100 ha repuntado un 4% esta semana, los valores tecnológicos ya estaban presionados por una Reserva Federal empeñada en subir los tipos de forma agresiva para sofocar la inflación.

PUBLICIDAD

“Existe un temor palpable de que el ciclo de los semiconductores haya comenzado a volverse negativo y la demanda se esté ralentizando”, dijo Jason Benowitz, gestor senior de carteras de Roosevelt Investment Group. “Si la desaceleración resulta ser más profunda, más larga y más amplia, entonces esperaríamos que la tecnología también tenga un rendimiento inferior”.

Los valores de los semiconductores vuelven a caer y se comportan peor que los de la tecnología en generaldfd

La venta desde mediados de agosto marca un retroceso respecto a hace dos meses, cuando las acciones tecnológicas lideraron un rebote en el S&P500 en medio del optimismo de que la inflación estaba disminuyendo, un escenario que los operadores creían que daría a la Fed flexibilidad para frenar su campaña de subidas de tipos de interés. Ese optimismo fue aplastado el 26 de agosto por el jefe del banco central, Jerome Powell, quien se opuso a la idea de que pronto daría marcha atrás.

Samsung Electronics Co. se sumó a las preocupaciones esta semana después de que un alto ejecutivo del mayor fabricante de chips del mundo dijera que las perspectivas para la segunda mitad del año son sombrías y que no ve impulso para una recuperación en 2023. Esto se produjo tras las débiles previsiones de ventas de empresas como Micron Technology Inc. y Western Digital Corp.

PUBLICIDAD

Los semiconductores tardan meses en pasar por un complicado proceso de fabricación y los compradores de chips están muy preocupados por la posibilidad de que se repita la escasez de la cadena de suministro, que surgió después de que la pandemia de Covid-19 hiciera que la demanda se disparara, lo que hace que los pedidos del sector sean un indicador de la futura demanda de productos electrónicos y otros bienes.

Nvidia, que fabrica procesadores gráficos utilizados en ordenadores personales y centros de datos, ha perdido más de la mitad de su valor de mercado este año, en medio de una caída de los valores con valoraciones elevadas. Sin embargo, la acción sigue siendo una de las favoritas de los inversores minoristas, que han realizado más de 600 millones de dólares en compras netas en las últimas dos semanas, según informó el miércoles la firma de análisis Vanda.

Estimaciones de reducción

Los analistas han recortado las estimaciones de beneficios de las empresas de semiconductores más que las de otras partes del sector tecnológico. Se prevé que los beneficios de las empresas relacionadas con los chips en el S&P 500 se mantengan estables en 2023, frente a las expectativas de crecimiento del 12% de hace sólo tres meses, según datos recopilados por Bloomberg Intelligence. En cambio, se prevé que los beneficios del sector de las tecnologías de la información en general crezcan un 6%, frente al 11% previsto en el mismo periodo.

El analista de Morgan Stanley, Joseph Moore, dijo esta semana que ve crecientes desafíos para los fabricantes de chips con el aumento de los inventarios.

Esperamos que todos los sectores muestren algún grado de corrección de inventarios en los próximos 12-18 meses”, escribió en una nota de investigación, refiriéndose a la industria de los semiconductores.

Los inversores alcistas sostienen que la mayor parte de las malas noticias ya están descontadas en los valores, lo que crea una oportunidad para comprar fabricantes de chips a valoraciones bajas. El índice de chips tiene un precio de 15 veces los beneficios proyectados para los próximos 12 meses, por debajo de un máximo de 24 en enero de 2021 y de la media de 16 de la última década.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la última vez que la Fed se embarcó en una campaña similar de subida de tipos en 2018, provocando el desplome de los valores tecnológicos, el índice de semiconductores de Filadelfia no tocó fondo hasta que el múltiplo llegó a 11.

Christopher Danely, de Citigroup Inc (C)., ve paralelismos con la caída de los semiconductores de hace una década.

Seguimos siendo cautelosos con los semiconductores y creemos que esta caída es similar a la de 2011/2012, debido a la contracción múltiple, la contracción de la demanda y la corrección de los inventarios”, dijo.

Más información en Bloomberg.com

PUBLICIDAD