Negocios

Magnate que donó Patagonia habría evitado millonario pago de impuestos

Yvon Chouinard, fundador del fabricante de ropa exterior Patagonia, transfirió el 98% de las acciones de la compañía a una organización sin fines de lucro que destinará sus ganancias al cuidado del planeta

A Patagonia store in New York Photographer: Michael M. Santiago/Getty Images North America
Por Devon Pendleton y Ben Steverman
15 de septiembre, 2022 | 07:35 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Esta semana, el multimillonario Yvon Chouinard, el fundador del fabricante de ropa exterior Patagonia, describió su decisión de donar la mayor parte de la compañía como su último esfuerzo para proteger el planeta.

Chouinard, de 83 años, transfirió el 98% de las acciones de Patagonia a Holdfast Collective, una organización sin fines de lucro que destinará sus cerca de US$100 millones en ganancias anuales a “combatir la crisis ambiental y defender la naturaleza”, según dijo un comunicado el miércoles.

El empresario trasladó todas las acciones con derecho a voto de su familia, equivalentes al 2% del total de sus acciones, a una entidad llamada Patagonia Purpose Trust.

PUBLICIDAD

Sin embargo, esta operación también le brinda beneficios al multimillonario y a su familia tales como mantener el control de Patagonia mientras los protege de los cobros de impuestos que podrían haber totalizado cientos de millones de dólares.

NUEVA YORK, NUEVA YORK - 26 DE ABRIL: El fundador de Patagonia, Yvon Chouinard, habla en el escenario durante la Inauguración de Tribeca X: Un día de conversaciones que celebran la intersección del entretenimiento y la publicidad, patrocinado por PwC, el 26 de abril de 2019 en Spring Studios en la ciudad de Nueva York. (Foto de Ben Gabbe/Getty Images para Tribeca X)
dfd

Al donar gran parte de la empresa, que está valorada en US$3.000 millones de dólares según el diario The New York Times, Chouinard encabeza un movimiento pequeño pero creciente entre los multimillonarios para utilizar las organizaciones sin fines de lucro para ejercer influencia política más allá de sus vidas.

“Como el líder empresarial que nunca quise ser, estoy haciendo mi parte”, dijo Chouinard en el comunicado.

PUBLICIDAD

Si bien muchos multimillonarios hacen donaciones en vida con la planificación fiscal y patrimonial como consideraciones principales, Chouinard parece haber estructurado su transferencia con al menos algunos propósitos en mente. Holdfast es una organización sin fines de lucro que puede hacer donaciones políticas ilimitadas (501) (c) (4). Por esa razón, cualquier donación a una organización 501 (c) (4) no es elegible para deducciones de impuestos sobre la renta. Además, el fundador de Patagonia deberá $US17,5 millones en impuestos sobre donaciones por las acciones que transfirió al fideicomiso.

Aun así, los movimientos significan que Chouinard no tendrá que pagar los impuestos federales sobre las ganancias de capital que habría debido si hubiera vendido la compañía, una opción que dijo que estaba bajo consideración. En una venta de US$3.000 millones, esa factura podría ser de más de US$700 millones. También ayuda a Chouinard a evitar el impuesto sobre sucesiones y donaciones de EE UU., que es un gravamen del 40% sobre las grandes fortunas cuando se transfieren a los herederos.

“Estamos permitiendo que la gente opte por no apoyar todos los gastos del gobierno para hacer lo que quiera con su dinero”, dijo Ray Madoff, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Boston. “Esto es muy problemático desde el punto de vista de la democracia, y puede significar una mayor carga fiscal para el resto de los estadounidenses”.

Patagonia no respondió a las solicitudes de comentarios sobre las implicaciones fiscales de la operación. Chouinard dijo en su comunicado que el fideicomiso fue “creado para proteger los valores de la empresa” de preservar la naturaleza a través de prácticas comerciales.

Hacer una donación a una fundación u otra organización sin fines de lucro 501(c)(3) podría haber generado aún más ahorros fiscales, es decir, con una deducción caritativa que compensa otros ingresos, pero las reglas de EE.UU. dificultan que esas organizaciones sean propietarias de negocios privados, dijo Ellen Harrison, abogado fiscal en McDermott Will & Emery en Washington. El uso de un 501(c)(4) y un fideicomiso permite que Chouinard y su familia continúen controlando efectivamente la empresa (los miembros de la familia permanecerán en su directorio bajo la nueva estructura de propiedad).

“Sospecho que el conductor estaba tratando de preservar la empresa”, dijo Harrison sobre la transacción. Los fundadores a menudo “casi ven a estas empresas como parte de su familia”.

PUBLICIDAD

El movimiento de Chouinard evoca una transferencia similar realizada el año pasado por un multimillonario de Chicago que apoyaba causas muy diferentes.

El magnate de la fabricación de productos electrónicos Barre Seid donó su empresa Tripp Lite a un 501 (c) (4), Marble Freedom Trust, que luego vendió el negocio por US$1.650 millones, evitando que Seid pagara impuestos sobre las ganancias de capital en la transacción. La organización está dirigida por un activista conservador cuyas actividades ayudaron a cimentar el dominio conservador de la Corte Suprema de EE.UU. y contrarrestar el derecho al aborto, las reglas de votación y la política climática.

No está claro hasta qué punto la organización sin fines de lucro Holdfast de Chouinard se involucrará en la política, ya que el tema del cambio climático es amplio y podría implicar cabildeo por legislación o trabajo caritativo apolítico, dijo Harrison.

PUBLICIDAD

“Combatir el cambio climático puede significar muchas cosas”, dijo.

Con un gobierno polarizado que conduce a repetidos estancamientos en la legislación, es probable que más multimillonarios vean los 501(c)(4) como la forma más conveniente de garantizar que sus objetivos políticos e intenciones caritativas los sobrevivan.

PUBLICIDAD

“Si alguien quisiera dejar atrás sus votos después de morir, no permitimos que la gente haga eso”, dijo Madoff. “Pero a través de estas organizaciones” están haciendo algo similar, dijo. “Y su dinero es mucho más poderoso que un solo voto”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD