Mercados

Inversores institucionales venden US$51.200 millones en acciones de EE.UU. en semanas

La ansiedad ha hecho que el S&P 500 baje un 8,4% en las últimas cuatro semanas, un ritmo de caída que sólo se ha superado en dos ocasiones desde la pandemia, según datos recopilados por Bloomberg

Un monitor muestra un gráfico del S&P 500 en el parqué de la Bolsa de Nueva York.
Por Elena Popina
19 de septiembre, 2022 | 06:14 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Para comprobar la rapidez con la que se ha deteriorado el estado de ánimo de los inversores en los últimos tiempos, basta con echar un vistazo a la dinámica de los flujos de fondos de los gestores profesionales.

En el periodo de cinco semanas que comenzó a mediados de agosto y terminó el 7 de septiembre, los inversores institucionales de largo plazo vendieron US$51.200 millones en acciones cotizadas en los Estados Unidos, aproximadamente una cuarta parte de lo que se deshicieron en las 31 semanas anteriores de este año, según un análisis de S&P Global Market Intelligence. Los datos no incluyen la semana pasada, en la que un inesperado dato elevado de inflación avivó la preocupación por un mayor endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal.

Flujo de capital acumulado
dfd

La ansiedad ha hecho que el índice S&P 500 baje un 8,4% en las últimas cuatro semanas, un ritmo de caída que sólo se ha superado en dos ocasiones desde la pandemia, según datos recopilados por Bloomberg.

PUBLICIDAD

Aunque dos sectores del S&P 500, el energético y el de servicios públicos, han resistido a la caída general del mercado de valores y están subiendo en 2022, esto no se ha traducido necesariamente en los flujos de fondos de las instituciones. Han vendido 10 de los 11 sectores industriales, liderados por los industriales, y los flujos hacia los servicios públicos se han mantenido estables en el año.

El S&P cae un 8,4% en cuatro semanas, la tercera mayor caída consecutiva desde la pandemiadfd

El aumento de la caída está empezando a crear oportunidades de compra, dice Mark Haefele, director de inversiones de UBS Global Wealth Management. Recomienda “no retirarse al margen”, sobre todo teniendo en cuenta el lastre que ha supuesto para el efectivo el aumento de la inflación y el riesgo de programar el regreso a los mercados sin perderse un rebote. Excluyendo los cinco mejores días del S&P 500 este año, la pérdida del indicador para 2022 se amplía al 30% desde el 19%, según datos recopilados por Bloomberg.

El S&P 500 subió un 0,2% a las 12:31 p.m. ET, acercándose a la línea de los 3.900 que proporcionó un piso a la derrota del mercado de valores en mayo. El umbral ha sido el nivel del S&P 500 con más volumen negociado en los últimos tres años, según datos recopilados por BTIG LLC. Una caída por debajo de ese nivel, según Jonathan Krinsky de BTIG, podría abrir la puerta a un mínimo en junio de 3.666,77.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD