Actualidad

Sismo del 19 de septiembre en México genera debate sobre probabilidades

Es como entrar a una rifa con 133.225 boletos y ganar, de acuerdo con José Luis Mateos, investigador de física de la Universidad Nacional Autónoma de México

Personas desalojadas de edificios corporativos en la zona de Santa Fe, Ciudad de México tras un terremoto de 7,7 grados el 19 de septiembre de 2022.
Por Maya Averbuch
20 de septiembre, 2022 | 08:24 AM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — El sismo de alta intensidad que se registró al mediodía del 19 de septiembre en México, hizo que matemáticos intentaran calcular cuán remota es la probabilidad de que se repita el fenómeno, luego del registro de dos terremotos similares el mismo día en el pasado.

El 19 de septiembre de 1985, un fuerte sismo derribó edificios en Ciudad de México y luego, en su aniversario en 2017, otro volvió a atormentar a la gente. Cinco años después, la historia volvió a repetirse.

Poco después del mediodía, la gente levantó la vista cuando el zumbido de las alarmas resonó en toda la capital y en muchos estados. Ese primer llamado era un simulacro que apuntaba a poner a prueba la preparación de los sistemas de alerta de terremotos.

PUBLICIDAD

La realidad se hizo patente minutos después, justo pasada la 1 p.m. comenzó el sismo. Era un terremoto de magnitud 7,7.

El debate sobre la probabilidad de un tercer sismo el 19 de septiembre cobró fuerza en medios y redes sociales. José Luis Mateos, investigador de física de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo al periodista Sergio Sarmiento que la probabilidad era de un 0,00075%.

Luis Gonzali, cuyo Linkedin dice que es codirector de inversiones de Franklin Templeton, llevó la discusión a Twitter diciendo que era más cercana a un 0,00000024%.

PUBLICIDAD

“Es muy improbable, por eso llamó la atención de todos. Es como entrar a una rifa con 133.225 boletos y ganar”, dijo Mateos en una entrevista con Bloomberg News luego de que su cálculo se volviera viral.

Los terremotos que ocurrieron en décadas anteriores fueron mucho más severos. El sismo de 1985 tuvo una magnitud de 8,0 y dejó miles de muertos. Pese a los intentos por preparar las ciudades de México, el terremoto de 7,1 de magnitud ocurrido en 2017 dejó daños que requirieron meses de reconstrucción.

Esta vez fue el “déjà vu” lo que dejó a la gente con el alma en vilo.

PUBLICIDAD