Venezuela

Gustavo Cisneros: Sería un gran error pensar que el petróleo va a salvar a Venezuela

El empresario, al frente de una de las organizaciones más representativas en Venezuela, habló en exclusiva para Bloomberg Línea sobre el futuro económico del país y el rol del sector privado

Gustavo Cisneros, empresario venezolano, ganadores del Segundo Premio Anual Babson-Camus Global Family Entrepreneurship
22 de septiembre, 2022 | 12:44 PM
Tiempo de lectura: 10 minutos

Caracas — Bloomberg Línea — Al frente de una de las organizaciones privadas de telecomunicaciones y medios de comunicación más importantes en Venezuela, Gustavo Cisneros, presidente del conglomerado Cisneros desde hace más de 50 años, ha asumido cambios estructurales en su compañía familiar y ha logrado sobrevivir tiempos de turbulencia para los empresarios en Venezuela.

Reconocido recientemente con el Segundo Premio Anual Babson-Camus Global Family Entrepreneurship, junto a su esposa Patty, Cisneros, quien recientemente delegó parte del negocio familiar en su hija Adriana, habló en exclusiva para Bloomberg Línea sobre el momento más tenso de la televisión nacional, como consecuencia de los ataques emprendidos por el gobierno de Hugo Chávez y el rol que asumieron los medios en la política.

El empresario de 77 años, nacido en Caracas, de padre cubano, se refirió también al leve crecimiento económico que ha experimentado Venezuela, luego de una fuerte recesión durante los últimos 8 años, la que califica aún de “incipiente”, aunque no dejan de ser los primeros pasos para un cambio.

PUBLICIDAD

La organización Cisneros es propietaria actualmente de Venevisión, una de las principales cadenas de televisión de Venezuela en señal abierta nacional y de capital privado, también es accionista de TelevisaUnivisión, la mayor cadena televisiva hispánica de los Estados Unidos, y de Kontextua, orientada a la publicidad online, a través de la filial del grupo Cisneros, RedMas. Fue accionista de DirecTv en América Latina. Igualmente, son socios en proyectos como AST SpaceMobile. Su hija Adriana asumió las riendas del grupo en el 2013.

Con una fortuna calculada en 1.100 millones de dólares, de acuerdo a la Revista Forbes, el venezolano, quien reside en Estados Unidos, insistió en la necesidad de apartar el petróleo como el único salvavidas del país, y dio más relevancia a los esfuerzos que se han emprendido desde el sector privado, en la búsqueda de soluciones. Además, cree que hay apetito en el mundo por los contenidos en español. “Hoy, el negocio de entretenimiento en español no es solo regional, es global; es decir, se consumen programas españoles en toda América Latina, y también en todo el mundo”, dice en esta entrevista.

Bloomberg Línea: Tras medio siglo a la cabeza del Grupo Cisneros, ¿cuáles son las claves para mantenerse vigente en el mercado?

PUBLICIDAD

Gustavo Cisneros: Creo que el mayor reto ha sido mantener una empresa familiar por casi un siglo, con tres generaciones de liderazgo, atravesando procesos de cambio radical. Uno de los mayores retos al crecer y pasar el mando de generación en generación es transmitir la habilidad de los líderes de determinar cuáles son los parámetros y valores que gobiernan nuestras acciones en contextos de cambio. Es bueno saber que nuestros valores puedan mantenerse a través del tiempo, eso quiere decir que hicimos y seguimos haciendo las cosas bien. Es verdad que el mundo es muy cambiante, pero también lo somos nosotros. Seguimos creciendo sin perder el rumbo, el saber que hacemos las cosas bien nos da satisfacción y también la seguridad de que podamos seguir mirando al futuro.

Después de una pérdida de más del 80% del PIB, Venezuela, que recién sale de un ciclo hiperinflacionario, parece empezar a recuperarse, aunque levemente. ¿Cree que esto pueda mejorar en un futuro próximo o por el contrario, podría revertirse ese crecimiento? Como empresario, ¿cuáles son sus consideraciones?

GC: Las cifras y previsiones sobre la economía venezolana durante el año, no solo del gobierno, sino también de organizaciones como el Fondo Monetario Internacional y la CEPAL dan cuenta de una mejoría de la situación en el país, que ha vuelto a reportar crecimiento económico y menores niveles de inflación. En este contexto, considero que de una forma muy incipiente se puede hablar de una mejor situación económica con la que se pueden comenzar a resolver algunos problemas como el acceso a ciertos productos y el poder adquisitivo de las personas.

Hace falta ver cómo estos primeros pasos, que se han beneficiado de mayores precios internacionales de petróleo y la dolarización de la economía, se verán diezmados por la recesión que parece estarse cocinando en el mundo y la persistencia de algunas dificultades en las cadenas de suministro y logísticas en el mundo. Sin duda aún falta mucho para recuperar la actividad económica y el progreso de Venezuela, pero las señales que hemos tenido recientemente en materia económica abren la puerta a la esperanza.

“Considero que de una forma muy incipiente se puede hablar de una mejor situación económica (en Venezuela) con la que se pueden comenzar a resolver algunos problemas como el acceso a ciertos productos y el poder adquisitivo de las personas”

Se ha hablado, en medio de ese crecimiento, de un reconocimiento por parte del sector público al privado, luego de años de tensión. ¿Cómo ve esas relaciones? ¿Es posible que se desarrolle confianza entre ambos nuevamente?

GC: Se están dando los primeros pasos para lograr establecer puntos en común en ambos sectores, para el bien de los venezolanos. Aunque no creo que se vayan a lograr acuerdos significativos antes del proceso electoral del próximo año. Aun así, creo que es importante que se sigan buscando mecanismos para que todos los venezolanos podamos trabajar en conjunto en la construcción del país que deseamos. Y sobre todo, que a través de estas conversaciones se puedan encontrar soluciones a los conflictos y problemas que continúan afectando a todas las personas, y no solo al gobierno o al sector privado.

PUBLICIDAD

Ese desarrollo económico también es percibido en la construcción de nuevos centros empresariales en Caracas y algunas zonas del interior. Muchos de ellos son considerados nuevos empresarios. ¿Qué opina de ello?

GC: En el momento actual en el que se encuentra Venezuela es esencial fortalecer las capacidades que tienen los empresarios venezolanos para sacar adelante al país. Apoyando los esfuerzos que desde el sector privado se han encaminado para ofrecer soluciones al entorno complejo en el que vivimos, promover la generación de empleo, impulsar la productividad, fomentar el desarrollo, invertir en innovación y fortalecer a la comunidad. No podemos olvidar que sin una sociedad fuerte, ningún negocio podría sobrevivir.

Algunas firmas financieras consideran que sigue siendo desigual el crecimiento y que gran parte de la población se encuentra en retroceso socioeconómico. ¿Qué cree que haga falta para cambiar esa situación?

PUBLICIDAD

GC: Siempre he creído que los empresarios y el sector privado tenemos un deber con la sociedad en la que vivimos. No solo de retribuir a la comunidad a través de aquello que hoy se conoce como responsabilidad social corporativa, sino también, a través de todo lo que podamos hacer para ser una fuerza que promueva el bien común por medio de acciones que empoderen a las comunidades, impulsen una sociedad más robusta y dinámica, y nos permitan dejar el mundo mejor de como lo encontramos.

Se cree que la recuperación de la industria petrolera pueda estar atada a la participación del sector privado. ¿Lo cree así?

PUBLICIDAD

GC: La historia moderna de Venezuela es la historia de un Estado que se hace con una enorme riqueza petrolera. Eso ha traído cosas buenas por supuesto, pero también crisis muy fuertes por la falta de diversificación y la dependencia en un solo bien. El sector privado implica más competitividad y más disciplina, pero también tenemos que pensar en un mundo que está activamente buscando alternativas al petróleo en las próximas décadas. Sería un gran error pensar que el petróleo va a salvar a Venezuela.

2022 Babson-Camus Global Family Entrepreneurshio Award in Miami, Florida, on September 19, 2022. CREDIT: Eva Marie Uzcateguidfd

La relación con el presidente Hugo Chávez

En su momento, cuando se le dio espacio en Venevisión a la candidatura de Hugo Chávez, ¿se pensó en el curso que tomaría su presidencia más adelante, en contra de los medios de comunicación, incluso Venevisión?

GC: Más allá de lo que yo piense de la figura de Hugo Chávez y su presidencia, yo tenía la absoluta obligación de respetar las normas democráticas, y por lo tanto le di exactamente la misma cobertura que los demás candidatos. Es así como funciona un canal responsable, y no me arrepiento.

PUBLICIDAD

Luego de resuelto el conflicto entre Chávez y usted, y acordado el pacto de coexistencia y no agresión en 2004, se podría decir que la organización Cisneros bajó un poco el perfil en el país. Incluso, se considera que hubo cambios editoriales dentro del canal Venevisión. ¿Estaba contemplado así en el acuerdo o fue una medida de protección de la empresa?

GC: En los primeros años del gobierno de Chávez las cosas estaban muy tensas, recibimos ataques por todos lados. Yo creo que el mismo Chávez se dio cuenta de que eso no lo iba a ayudar y fue bajando la intensidad de los ataques. Nosotros seguimos con nuestro compromiso editorial por balancear las noticias, a pesar de los problemas que nos podría generar.

“En los primeros años del gobierno de Chávez las cosas estaban muy tensas, recibimos ataques por todos lados. Yo creo que el mismo Chávez se dio cuenta de que eso no lo iba a ayudar y fue bajando la intensidad de los ataques”

Las inversiones del grupo Cisneros

¿Ha tenido alguna vez aspiración presidencial? ¿La tiene todavía?

PUBLICIDAD

GC: Se trata de un asunto que nunca ha estado dentro de mis ambiciones, para mí, el objetivo siempre será seguir trabajando desde el sector privado para aportar a mi querida Venezuela desde las áreas e inversiones que desarrollamos en Cisneros.

Tomó las riendas del Grupo Cisneros en 1970, luego de su padre. ¿Qué grandes cambios en estas décadas y cuáles son los desafíos hoy?

GC: Sin duda, la avalancha digital ha cambiado de manera dramática lo que conocemos como canal de televisión o noticiero. Ahora, lo que debemos hacer es pensar en 360 grados, para tener en cuenta todas las pantallas a las que tienen acceso los consumidores a la hora de lanzar contenidos. Por eso, la conectividad por satélite es tan importante, al permitirnos alcanzar a cada uno de ellos, sin estar limitados a los hogares, ahora podemos estar en cualquier parte.

¿En qué está invirtiendo el Grupo Cisneros en la actualidad?

GC: Actualmente, Cisneros cuenta con tres unidades principales de negocio: Cisneros Media; un desarrollador de historias y productor de contenido premium de una variedad de géneros, desde acción en vivo hasta animación, con más de 50 millones de suscriptores; Cisneros Interactive, centrada en proporcionar productos y servicios innovadores de publicidad digital a las plataformas digitales líderes en América Latina; y Cisneros Real Estate, que desarrolla proyectos inmobiliarios y turísticos estratégicos, innovadores y responsables. Además de nuestras unidades de negocio propias, también somos socios de proyectos como el de AST SpaceMobile, con quien estamos construyendo la primera y única red de banda ancha celular basada en el espacio a la que se puede acceder desde teléfonos inteligentes.

¿Cuáles son los proyectos que se plantea la organización para Venezuela a corto y largo plazo y en el resto de los países donde opera?

GC: Estamos siempre evaluando opciones y posibilidades en todos los países en los que operamos. Hay que mantenerse ágil y dinámico ante los desafíos.

¿España sigue siendo la asignatura pendiente para la organización en cuánto a la instalación de alguna cadena televisiva? ¿Qué avances han logrado en ese mercado?

GC: Hoy, el negocio de entretenimiento en español no es solo regional, es global; es decir, se consumen programas españoles en toda América Latina, y también en todo el mundo. Estamos en un momento muy interesante donde la programación en español está superando incluso el límite de los países hispanoparlantes.

“Hoy, el negocio de entretenimiento en español no es solo regional, es global; es decir, se consumen programas españoles en toda América Latina, y también en todo el mundo. Estamos en un momento muy interesante donde la programación en español está superando incluso el límite de los países hispanoparlantes”

50 años en la industria

Como emprendedor de trayectoria en Venezuela, ¿cuál es su opinión sobre los nuevos emprendimientos venezolanos en medio de la crisis? Estudios del Centro de Emprendedores del IESA han evaluado el crecimiento de ellos, en el último año, a la par de la crisis, pero también han comentado su falta de sostenibilidad debido a la falta de garantías y educación financiera.

GC: Está claro que la actividad emprendedora es fundamental para cualquier país. Estamos viendo hoy cómo emprendedores venezolanos están contribuyendo por todo el mundo con sus ideas y su capacidad de trabajo. Me alegra ver que en Venezuela están ganando lugar, y les deseo todos los éxitos, no sólo por ellos, sino por toda la sociedad venezolana.

¿Cuál siente que es la imagen de los venezolanos actualmente en el exterior, en medio de tantas polémicas?

GC: Me encuentro con venezolanos en todos los países a los que viajo y me impresiona la manera en la que se han ido integrando a las sociedades que los reciben. Creo que, a pesar de lo duro y traumático que es salir de su país, los venezolanos están contribuyendo de manera muy activa y positiva al desarrollo social en muchos lugares del mundo, generando nuevas mezclas culturales que enriquecen tanto a los venezolanos como a sus nuevos lugares de residencia.

El reciente reconocimiento que ha recibido usted, y su esposa Patty, por parte de la Babson College, luego de tantos años de trayectoria, ¿cómo es recibido por la organización?

GC: Nos sentimos honrados al recibir este premio. Esto es un reconocimiento a nuestra gestión y a los 100 años que mi familia ha venido trabajando. Es un reconocimiento a tres generaciones que tienen una visión clara de cómo hacer negocios respetando nuestras tradiciones, y me enorgullece ver cómo mi hija Adriana quien, en 2013, asumió el cargo de directora ejecutiva, continúa creando valor para esta empresa familiar y cuidando nuestro legado. Este premio es un gran honor, ya que ha sido entregado por Babson, una de las escuelas de negocios más importantes de los Estados Unidos, y por la cual han pasado 16 miembros de la familia Cisneros.

PUBLICIDAD