Economía

Inflación hace que el costo de un almuerzo clásico en EE.UU. se dispare 13%

El costo elevado de los ingredientes de un club sándwich y las guarniciones muestra el efecto de la inflación en una comida básica en el país norteamericano

Los clientes compran productos en el Eastern Market de Detroit, Michigan, Estados Unidos, el sábado 17 de septiembre de 2022.
Por Michael Sasso y Leonid Bershidsky
22 de septiembre, 2022 | 05:16 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Preparar un almuerzo clásico en un restaurante estadounidense es casi un 13% más caro que hace un año.

Para determinar esto, Bloomberg creó un Índice de Comedores estadounidenses: este incluye los ingredientes del club sándwich, así como las papas fritas, el helado y el refresco que lo acompañan. El índice se basa en los datos de precios al consumo publicados mensualmente por la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU.

A lo largo del último año, los precios de la lechuga y el pan han subido un 33% y un 20%, respectivamente. Otros dos ingredientes clave del club sandwich, el pavo y el jamón, también subieron más de un 10%. Y un medio galón de helado cuesta ahora unos US$5,64, frente a los US$4,92 de hace un año.

PUBLICIDAD

Los restaurantes no trasladan necesariamente todos los gastos a los clientes, el indicador ofrece una idea de lo caro que se ha vuelto preparar una comida de este estilo. De hecho, está recayendo más en ellos, dado que les preocupa que el alza de precios les haga perder clientes.

De hecho, algunos clientes habituales de la pequeña cadena Hot Dog Shoppe de la zona de Youngstown, Ohio se quejaron de tener que pagar incluso unos centavos más por sus platos favoritos, dijo el propietario Greg Vojnovic. Cuando subió dos centavos el precio de su perrito con chile, hasta US$1,19, “algunas personas se quejaron amargamente”, dijo.

Al final se vio obligado a subir el precio a los US$1,39 actuales. “Nuestro cliente es el de Dunkin’, no el de Starbucks”, dijo. “Y lo están notando”.

PUBLICIDAD

El costo de los alimentos en EE.UU. ha subido un 11,4% con respecto a hace un año, la mayor alza desde 1979, y es un factor clave en la tasa de inflación general del país, del 8,3%.

La lechuga romana es la que más ha subido en el índice de alimentos, probablemente debido a los recortes en la plantación por parte de los agricultores estadounidenses, temerosos de la imprevisible demanda de los consumidores. El pavo y el jamón han subido un 16% y un 12%, respectivamente.

Variaciones de precios interanuales %dfd

Para atraer a los clientes con problemas de liquidez, Denny’s Corp, una de las mayores cadenas de restaurantes de EE.UU., ha introducido menús orientados al valor, según dijo la empresa en su llamada de resultados del segundo trimestre el mes pasado. Esto incluye una promoción de US$6,99 de “desayuno interminable” con tortitas, huevos y patatas fritas ilimitadas.

Los consumidores de bajos ingresos redujeron notablemente sus compras en los restaurantes en el primer semestre, pero algunas cadenas de comida rápida casual informaron de un mayor gasto por parte de los clientes de mayores ingresos en el segundo trimestre, dijo el analista de restaurantes de Bloomberg Intelligence, Michael Halen. Es posible que esos clientes hayan cambiado de restaurante de gama alta.

“Tenemos mucha curiosidad por ver qué nos depara el tercer trimestre, para ver si el retroceso de los consumidores de bajos ingresos se ha extendido a la clase media”, dijo Halen.

En el Hot Dog Shoppe, una caja de papas duplicó su precio hasta unos US$30, antes de bajar unos cuantos dólares hace poco. Y, después de aumentar los precios de sus desayunos para hacer frente a la alza del precio de los huevos y el tocino, muchos clientes se alejaron de ellos, por lo que puede estar perdiendo dinero por las mañanas, dijo Vojnovic.

PUBLICIDAD

Sin embargo, el costo de los alimentos es sólo una parte del problema. El mero hecho de conseguir utensilios últimamente puede ser una molestia.

El otro día, dijo Vojnovic, “estaba hablando con mis comensales y un tipo me miró y dijo: ‘¿Qué pasa con la cuchara de plástico?’ Porque no podíamos conseguir de metal”.

Lea más en Bloomberg.com

Lea esta historia en

Portuguese
PUBLICIDAD