Argentina

Con la suba de tasas, ¿conviene más un plazo fijo UVA o un plazo fijo tradicional?

Recientemente, el BCRA incrementó la remuneración para los ahorristas que suscriben depósitos a plazo a tasa. Pero, aún así, esta opción no satisface a los especialistas

Fuente: Pixabay
23 de septiembre, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

A pesar de los avances tecnológicos y la sofisticación de las inversiones, el viejo y conocido plazo fijo continúa siendo la herramienta de ahorro en pesos más utilizada por los argentinos. Y a pesar de que la opción tradicional de este segmento viene perdiendo desde hace décadas contra la inflación –situación que no ha logrado revertir aún el Banco Central mediante sus nueve suba de tasas en lo que va de 2022–, no hay quien la destrone, ni siquiera la opción de plazo fijo UVA.

No obstante, en los últimos años apareció la alternativa de plazos fijos UVA, que a los 90 días de haber depositado le devuelven al ahorrista su depósito indexado por la inflación del período más un margen del 1% anual. Y si bien los plazos fijos UVA han mostrado ser una eficaz herramienta defensiva frente al incremento de precios, la falta de promoción bancaria hace que no sean para nada populares.

Ahora bien, ¿qué conviene más para el futuro inmediato? ¿Plazo fijo UVA o plazo fijo tradicional? Todo depende de cuánta esperanza tenga el ahorrista de que la inflación vaya a caer en el corto plazo. Pero los analistas consultados por Bloomberg Línea estiman que, pese a que el Banco Central viene subiendo las tasas de interés de los depósitos a plazo tradicionales, atarse a la inflación sigue siendo la mejor opción para el ahorrista en pesos.

PUBLICIDAD

¿Plazo fijo UVA o plazo fijo tradicional?

Con el último movimiento de tasas ordenado por el Banco Central de la República Argentina el 15 de septiembre pasado, los plazos fijos para personas humanas que depositan hasta $10 millones otorgan una tasa nominal anual (TNA) del 75%, lo que equivale a una tasa efectiva mensual del 6,16%.

Este número, además de ser inferior a la inflación del último mes (7% en agosto), está por debajo de las proyecciones inflacionarias de las consultoras para septiembre.

Estamos viendo una inflación del 6,6% para septiembre, por lo que todavía los valores que está pagando el plazo fijo tradicional están por debajo del incremento de precios”, explicó Sebastián Menescaldi, director asociado en EcoGo. Y añadió que para que sea más rentable la alternativa tradicional debería bajar mucha la inflación en los próximos dos meses o aumentar mucho la tasa del plazo fijo.

PUBLICIDAD

“Con lo cual, todavía es más interesante el plazo fijo UVA que el tradicional”, sintetizó Menescaldi.

El economista Amílcar Collante, miembro del Centro de Estudios Económicos del Sur, coincidió con esta mirada al señalar que, con una tasa mensual del 6,2% en el caso de los tradicionales, “el plazo fijo UVA precancelable sigue siendo el más conveniente”.

Las limitaciones del plazo fijo UVA

Lo primero que hay que saber es que el plazo fijo UVA requiere que los depósitos se mantengan durante un mínimo de 90 días. Aunque existen también los plazos fijos UVA precancelables, que se pueden desarmar luego de 30 días. Pero en caso de hacer uso de esta opción, el depositante no recibirá un ajuste por inflación, sino por una TNA del 71%.

Esto último es un detalle no menor: si bien los UVA vienen mostrando una performance mucho mejor, en el hipotético caso de que el BCRA siguiera subiendo la tasa de interés de los plazos fijos tradicionales o de que la inflación tenga una caída importante, el ahorrista tendrá que esperar tres meses para arrepentirse de su decisión o bien precancelar por una tasa menor.

Plazos fijos mayoristas, en una situación peor

Los plazos fijos que suscriben las empresas o las personas físicas que depositan más de $10 millones no otorgan una tasa del 75% como los del segmento minoristas, sino que al 22 de septiembre tienen una TNA del 66,5%.

Teniendo en cuenta ello, parecería imposible que una compañía suscriba otra opción que no sea un plazo fijo UVA, pero he aquí un problema: los bancos rechazan la mayor parte de los pedidos de suscripción mayorista de plazos fijos UVA.

PUBLICIDAD

Los bancos no los quieren, los plazos fijos UVA no crecen en stock

Los plazos fijos UVA representan apenas el 6,4% del total de depósitos a plazo: es decir, una porción ínfima. ¿Por qué sucede esto si los analistas consideran que son los más convenientes?

En principio, como se mencionan párrafos más arriba, los bancos rechazan la mayor parte de las suscripciones mayoristas de este tipo de instrumentos. Pero, además, buscan desalentar el uso en clientes minoristas.

“Los plazos fijos UVA perdieron terreno respecto de los tradicionales, porque los bancos no los ofrecen”, detalló Collante.

Y Menescaldi añadió: “Los bancos pueden tomar depósitos UVA, pero no tienen dónde descargarlos, ya que no tienen activos para comprar que sigan al UVA y estar calzados, por eso los desalientan”.

PUBLICIDAD