Europa

Moscú lleva a cabo “referéndums” para anexionar tierras ocupadas de Ucrania

El jefe de la ONU condena las votaciones rusas convocadas en zonas de guerra

Bloomberg Línea
Por Bloomberg News
23 de septiembre, 2022 | 11:57 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Rusia comenzó a organizar “votaciones” que han sido condenadas por la ONU para llevar a cabo la anexión de la quinta parte de Ucrania.

Las autoridades de Moscú prometieron actuar con rapidez para finalizar la absorción de los territorios.

Por su parte, el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, calificó las votaciones de “violación de la Carta de la ONU y del derecho internacional”.

PUBLICIDAD

El Kremlin ordenó los “referendos” esta semana después de que sus fuerzas sufrieran sus peores derrotas desde las primeras semanas de su invasión. Putin ordenó esta semana una “movilización parcial”, llamando a 300.000 reservistas. También renovó sus amenazas de que está dispuesto a utilizar todo el arsenal militar de Rusia para proteger su “integridad territorial.”

Los medios de comunicación estatales rusos informaron de un apoyo abrumador a la adhesión a Rusia en las cuatro regiones que sus tropas controlan parcialmente.

“Enterrar” las conversaciones

Los funcionarios occidentales denunciaron las amenazas como irresponsables, calificando las votaciones y la movilización como signos de desesperación del Kremlin. EE.UU. y sus aliados prometieron seguir apoyando financiera y militarmente a Kiev, que continúa su contraofensiva para retomar más territorio en poder de Rusia.

PUBLICIDAD

“Rusia está enterrando las perspectivas de las negociaciones con sus propias manos”, dijo el presidente ucraniano Volodomyr Zelenskiy en su discurso nocturno del jueves. Las conversaciones de paz están moribundas desde hace meses.

A pesar de la condena de la ONU, los funcionarios rusos defendieron que las votaciones se ajustaban al derecho internacional. El país realizó un referéndum apresurado similar en Crimea en 2014 después de ocupar esa península de Ucrania, pero solo un pequeño número de países ha seguido el ejemplo de Moscú a la hora de reconocer los resultados.

El control del terreno en Ucrania dfd

Las tropas rusas no controlan por completo el territorio de ninguna de las cuatro regiones donde se llevan a cabo las votaciones y en todas ellas se libran combates. El jefe de la autodenominada República Popular de Donetsk, Denis Pushilin, advirtió a última hora del jueves que la situación de seguridad estaba empeorando drásticamente en el norte de la región a medida que las fuerzas ucranianas continuaban con su avance, incluso mientras llamaba a los residentes a votar.

Los líderes del Kremlin no pretendieron tener muchas dudas sobre el resultado. Kirill Stremousov, un alto funcionario de la ocupación en Kherson, dijo: “Una mayoría masiva ha decidido su destino: la vida dentro de Rusia”, en un discurso de vídeo en Telegram. Pushilin proclamó: “¡Volvemos a casa!”

Los funcionarios electorales están yendo casa por casa para recoger las papeletas durante los próximos días, y está previsto que los colegios electorales estén abiertos hasta que concluyan las votaciones el 27 de septiembre en partes de las regiones de Donetsk, Luhansk, Zaporizhzhia y Kherson.

“Punto de no retorno”

El Kremlin también está distribuyendo cientos de miles de papeletas dentro de Rusia para las personas desplazadas de las regiones. Además, las autoridades han dicho que utilizarán el voto electrónico, una técnica que ha estado implicada en el fraude generalizado cuando se ha aplicado en Rusia.

PUBLICIDAD

“Hemos llegado a un punto de no retorno con estos referendos”, dijo Alexei Chesnakov, un ex alto funcionario del Kremlin y asesor en la política de Ucrania. “Ya es imposible volver atrás. Putin está mostrando a Occidente que estamos dispuestos a llegar hasta el final”.

La movilización de 300.000 reservistas, que ha provocado la prisa de hombres que se enfrentan al servicio militar obligatorio por abandonar el país, no es suficiente para cambiar el equilibrio de fuerzas y sólo detendrá el avance ucraniano, dicen los expertos militares rusos. Las fuerzas de Moscú se han visto afectadas por la baja moral y la escasez de equipos.

El Kremlin cuenta con las interrupciones del suministro energético durante el invierno boreal para presionar a Europa y conseguir que Kiev pida la paz, pero el apoyo a Ucrania no ha hecho más que reforzarse desde los avances en el campo de batalla y la escalada de Rusia como respuesta.

PUBLICIDAD

Ninguna de las partes del conflicto está dispuesta a retroceder, lo que aumenta los riesgos de que las tensiones se salgan de control, dijo Alexander Baunov, investigador principal de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional.

“Rusia sabe que está perdiendo”, dijo. “Si pierde, puede buscar una salida razonable o amenazar con ir cada vez más lejos”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD