Europa

Con Meloni al frente, la derecha italiana está en camino a ganar las elecciones

El partido de Meloni tiene raíces posfascistas, pero durante la campaña electoral trató de tranquilizar a los votantes y a los inversores

Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia, durante un mitin de la campaña electoral de la coalición de derechas formada por Hermanos de Italia, Forza Italia y la Liga, en Roma, Italia.
Por Chiara Albanese
25 de septiembre, 2022 | 06:32 PM

Bloomberg — El gobierno más derechista de Italia desde la Segunda Guerra Mundial está próximo a llegar, después de que los sondeos a pie de urna proyectaran un triunfo de esta coalición en las elecciones de este domingo.

La alianza que ha liderado Giorgia Meloni, incluyendo a los movimientos Forza Italia de Silvio Berlusconi y Liga de Matteo Salvini, se quedaría con un 43% de los votos, según los sondeos realizados durante la votación. Estos resultados podrían darle a Meloni alrededor de 115 lugares en la Cámara Alta, en donde necesitaría 104 votos para obtener la mayoría y convertirse en la primera mujer en ser primera ministra del país.

El nuevo gobierno de Italia llegaría en medio de diferentes crisis superpuestas causadas por la invasión de Rusia en ucrania, las subidas de los precios de la energía y la alta inflación, así como el aumento de las tasas de interés, factores que se combinan para impactar en el crecimiento de la tercera economía de la zona euro.

“Es un resultado bastante decisivo”, dijo Geoffrey Yu, estratega senior de divisas del Bank of New York Mellon en Londres.

PUBLICIDAD

Las raíces de la coalición liderada por Meloni tiene raíces posfacistas, pero en medio de la campaña electoral se enfocó en tranquilizar a los votantes y a los inversores señalando que mantendrá la alta deuda italiana bajo control y que no cuestionaría las alianzas internacionales ni el apoyo que el país le ha dado a Ucrania desde que inició la invasión rusa.

Si los sondeos aciertan, Meloni, de 45 años, tendrá una mano fuerte en el gobierno al intentar revisar las reformas que el primer ministro saliente, Mario Draghi, había introducido en un esfuerzo por impulsar el crecimiento. Buscar revisiones significativas podría poner en riesgo un plan de gasto de unosUS$198.000 millones de fondos de recuperación de la Unión Europea.

VER +
Giorgia Meloni en Italia se perfila para suceder a Mario Draghi

Se espera que el Presidente Sergio Mattarella le pida que dirija las conversaciones para formar el próximo gobierno, aunque ese proceso podría durar aún semanas.

PUBLICIDAD

Las primeras proyecciones oficiales del resultado se darán a conocer poco después de la medianoche, y en el pasado se han alejado un poco de los sondeos de opinión. En esta ocasión, el país vota con un nuevo sistema electoral, lo que añade una capa adicional de incertidumbre.

El resultado marca un ascenso meteórico del partido de Meloni, los Hermanos de Italia. La formación se alzaría con cerca del 24% de los votos, frente al 4% de las últimas elecciones de 2018. La Liga, antimigrante, se veía con un 10% y el centro-derecha Forza Italia con un 8%. El Partido Democrático de Enrico Letta, principal oponente de Meloni en la campaña, quedó en segundo lugar en los sondeos a pie de urna con un 20% de los votos y se perfila como líder de la oposición.

El próximo gobierno tiene que mantener la deuda estable mientras lucha contra la crisis energética.dfd

El Movimiento Cinco Estrellas, de Giuseppe Conte, registró un aumento tardío y se situó en torno al 16%, y es probable que sea otra fuerza importante en la oposición.

Los resultados de las elecciones se conocerán en las primeras horas del lunes. El nuevo parlamento, reducido a 200 senadores y 400 diputados, se reunirá por primera vez el 13 de octubre.

Aunque Meloni ha prometido mantener las finanzas públicas bajo control, se enfrenta a un difícil acto de equilibrio para proteger a los italianos de lo peor de la crisis energética.

Draghi ha destinado unos US$64.000 millones a ayudar a las familias y a las empresas, y se ha resistido a la presión política para ampliar el déficit presupuestario, pero esa podría ser la única opción para un gobierno entrante. El bloque de derechas también se ha opuesto a reformar el obsoleto sistema fiscal y a liberar la competencia, dos reformas clave prometidas por Draghi para poder optar a los fondos de la Unión Europea.