Uruguay

Las claves del caso por el que rusos recibían pasaportes en Uruguay con identidades falsas

La investigación de Fiscalía apunta a una banda que gestionaba documentos apócrifos y que era integrada por el jefe de la custodia del presidente Lacalle Pou

La Fiscalía busca avanzar en la indagatoria de la trama por la que ciudadanos rusos accedían a los pasaportes. Foto: Gobierno de Uruguay.
28 de septiembre, 2022 | 01:02 PM

Montevideo — La Fiscalía uruguaya busca avanzar en la investigación de una trama por la que ciudadanos rusos accedían a documentos de identidad uruguayos que eran utilizados para obtener pasaportes.

El caso tuvo también al jefe de la custodia del presidente Luis Lacalle Pou como uno de los imputados. A Alejandro Astesiano, un expolicía que trabajó en la Dirección Nacional de Identificación Civil, le fue imputado un delito de suposición de estado civil, asociación para delinquir y tráfico de influencias. En la causa ya están imputados otro ciudadano uruguayo y uno ruso. Astesiano deberá cumplir en principio 30 días de prisión preventiva.

#1 La trama

Los implicados participaban de una actividad de “gestión” y “obtención de documentación” para adulterar registros de identidad y obtener así documentos uruguayos. La maniobra consistía en conseguir partidas de nacimiento de uruguayos fallecidos y se los vinculaba de manera apócrifa con ciudadanos rusos, a los que la banda además de ofrecer los documentos falsos se le indicaba los procesos a seguir para obtener la identidad uruguaya.

PUBLICIDAD

El mecanismo era el siguiente: tras contactar a los “clientes” rusos, adulteraban partidas rusas originales inscribiéndolos como hijos naturales de un ciudadano uruguayo a ciudadanos de nacionalidad rusa, cuyos datos obtenían de partidas que la banda procuraba a partir de distintos registros oficiales, según la investigación de la fiscal Fossati. Luego se les gestionaba hora en la Dirección Nacional de Identificación Civil, le indicaban a los presuntos hijos de uruguayos cuando debían concurrir, y uno de los implicados o alguien de su confianza oficiaba de traductor para el trámite.

La banda accedía en el proceso a datos de la Dirección de Identificación Civil.

#2 Los roles

Astesiano operaba junto a la banda al menos desde agosto de 2021, utilizaba una oficina en Torre Ejecutiva (Casa de Gobierno) para realizar reuniones vinculadas a su actividad ilícita y también ofrecía, en el marco de la trama, contactos “con funcionarios ubicados en puestos estratégicos”, según un documento de Fiscalía al que tuvo acceso Bloomberg Línea.

PUBLICIDAD

Según informó El Observador, la banda también la integraban un uruguayo que gestionaba las partidas y oficiaba de gestor, mientras el ciudadano ruso conseguía los clientes, acordaba los montos que le debían pagar y oficiaba como traductor.

La investigación a cargo de la fiscal Graciela Fossati comenzó hace dos años, señaló un documento de la Fiscalía, y tomó mayor impulso en 2021 cuando se recibió información por parte de Asociación de Compatriotas Rusos en México acerca de que varios ciudadanos rusos se encontrarían utilizando documentación uruguaya apócrifa.

#3 El detonante

La investigación tuvo un vuelco el martes 21 de setiembre, cuando un ciudadano ruso de 46 años que había llegado una semana antes a Uruguay fue detenido al intentar sacar la cédula en Montevideo, consignó El Observador. La partida de nacimiento tenía algunos elementos irregulares que encendieron las alarmas de los funcionarios en la Dirección de Identificación Civil.

Según el documento que llevaba, el ciudadano ruso aseguraba ser nieto de un uruguayo que murió en 1991. La policía logró contactarse con los hijos del hombre fallecido, quienes dijeron que no tienen hermanos rusos, de acuerdo a la crónica de El Observador. Ese caso abrió la puerta para detener al ciudadano ruso que oficiaba como gestor, que había ido hasta el hotel donde el otro ciudadano ruso estaba alojado. Esa persona vive en Uruguay desde 2008.

Luego Fiscalía pidió allanar la casa del ciudadano ruso integrante de la banda y del otro uruguayo, donde incautaron celulares, computadores y partidas de nacimiento rusas, entre otros objetos.

Alejandro Astesiano, jefe de la custodia de Lacalle Pou, acompañó al presidente en su asunción del 1° de marzo de 2020 durante una recorrida por Montevideo. En la imagen, Astesiano es el más alto de los dos hombres al lado del vehículo.dfd

#4 El custodio del presidente

El custodio de Lacalle Pou fue detenido en la noche del domingo en la residencia presidencial, ubicada en el Prado de Montevideo. El presidente lo destituyó el martes de sus funciones, luego de confirmarse la imputación. En una rueda de presa, además, señaló que la Justicia debía actuar “a fondo” en el caso.

PUBLICIDAD

El presidente contó el lunes que conoció al hombre durante la campaña electoral de 1999 y que luego siguió en contacto porque trabaja como seguridad para dirigentes del Partido Nacional. En tanto, en la campaña de 2019 acompañó al ahora presidente como su custodio personal, y luego fue designado jefe de la Seguridad Presidencial.

Astesiano es considerado un “primario legal” ya que tuvo un procesamiento sin prisión anterior en 2002 pero nunca tuvo condena, dijo en el programa radial En Perspectiva el abogado penalista Germán Aller. Además tiene más de 20 anotaciones policiales por diversas indagatorias vinculadas a delitos de hurto y estafa.

PUBLICIDAD