Mercados

Indicador de miedo de Wall Street se pone al día con el estado de los mercados

Los inversores apuestan a que habrá más turbulencia en el corto plazo que dentro de tres meses

Imagen de la Bolsa de Valores de Nueva York
Por Lu Wang
29 de septiembre, 2022 | 02:24 PM

Bloomberg — El Índice de Volatilidad Cboe, también conocido como VIX, es un indicador de miedo de Wall Street ampliamente seguido por los inversores. Y finalmente está mostrando señales de estrés mientras el S&P 500 se encamina a un nuevo mínimo de mercado bajista.

El índice sube este jueves mientras el S&P 500 se desploma más de 2,5% ante los temores por el impacto del ciclo de endurecimiento de la Reserva Federal y el caos de la política económica del Reino Unido.

El índice no había superado los 30 puntos desde junio. Se ubicó por encima de ese umbral todos los días esta semana, a medida que los inversores apuestan a que habrá más turbulencia en el corto plazo que dentro de tres meses. Eso hace que negociar los contratos ahora sea más caro.

PUBLICIDAD

Usualmente es más barato operar estos contratos cuanto más cerca en el tiempo estén. Ahora, la curva del VIX se invirtió por cinco sesiones seguidas, aún durante el rebote de los mercados bursátiles el miércoles.

Esta situación se considera a veces una señal positiva para los que esperan que los mercados se calmen pronto. Este año se han producido otras cinco inversiones similares, todas ellas presagiando rebotes de la renta variable, aunque de corta duración. Eso es lo que se considera una buena noticia en estos días, a medida que el aumento de las tasas de interés desata el miedo y la aversión en todas las clases de activos.

“Queremos ver que el VIX se mantiene por encima de 30 durante al menos unos días más para confirmar que las acciones están en un mínimo negociable”, dijo Nicholas Colas, cofundador de DataTrek Research.

PUBLICIDAD
La curva de los VIX se comienza a invertir en medio de la caída de los mercados bursátilesdfd

El S&P 500 cae por séptima sesión en ocho. El presidente de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, no se retractó de su postura hawkish y dijo que los inversores ya han comprendido que no pueden escapar a más subidas de tasas en los próximos meses. Mientras tanto, CarMax Inc. se desplomó en el último fracaso de las ganancias que reavivó la preocupación por la confianza de los consumidores.

Sin embargo, a pesar de la última inversión, el movimiento del VIX todavía palidece en comparación con las medidas de volatilidad en los mercados de renta fija y de divisas. El índice ICE BofA MOVE, un indicador similar para las opciones del Tesoro, por ejemplo, se ha duplicado con creces este año y el jueves alcanzó el nivel más alto desde la crisis de la pandemia. En cambio, el VIX aún no ha superado su máximo de junio.

“Si la volatilidad de las divisas y los bonos se calma, es de esperar que continúe el rebote”, dijo Dennis DeBusschere, fundador de 22V Research.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD