Actualidad

Presidente de Paraguay se retracta de comentario solicitando inversión a Taiwán

El presidente Abdo Benítez negó haber condicionado su apoyo a Taiwán, reiterando que las naciones seguirán siendo aliadas estratégicas durante su gobierno

Mario Abdo Benítez, presidente de Paraguay, durante una sesión de panel en el día de apertura del Foro Económico Mundial (FEM) en Davos, Suiza, el martes 22 de enero de 2019.
Por Ken Parks
29 de septiembre, 2022 | 06:14 PM

Bloomberg — El presidente Mario Abdo Benítez buscó el jueves desactivar un potencial conflicto diplomático tras declarar al Financial Times que Taiwán debería invertir US$1.000 millones en Paraguay si quería seguir siendo aliado del país sudamericano.

Durante una rueda de prensa transmitida vía Internet, un día después de la publicación de la entrevista del FT, Abdo Benítez negó haber condicionado su apoyo al país asiático, reiterando que las naciones seguirán siendo aliadas estratégicas durante su gobierno. Los países tienen que mostrar a los paraguayos los beneficios de esa relación porque un futuro presidente podría apoyar menos a Taiwán, agregó.

“Lo que estamos haciendo con Taiwán, y ellos me están ayudando, es trabajar en una agenda donde nuestro objetivo es atraer al menos US$1.000 millones de inversión taiwanesa”, dijo.

PUBLICIDAD

Paraguay es una de las mayores economías de una lista cada vez más reducida de países, entre ellos Guatemala y Honduras, que reconocen a Taiwán y no a China continental. La relación de 65 años entre los dos países se remonta a la época en que los presidentes anticomunistas Alfredo Stroessner y Chiang Kai-Shek gobernaban en Asunción y Taipéi. Los dos dictadores nunca se reunieron, aunque Stroessner realizó una visita de Estado a Taiwán en 1975 acompañado de su secretario personal, el padre de Abdo Benítez.

Taiwán ha proporcionado cientos de millones de dólares en ayuda financiera y humanitaria a su aliado sudamericano a lo largo de los años. Aunque el comercio bilateral alcanzó un récord de US$196 millones en 2021, representó menos del 1% del comercio total de Paraguay ese año.

“Hay una inversión taiwanesa de más de US$6.000 millones en países que no tienen relaciones diplomáticas con Taiwán, queremos que de esos US$1.000 millones se pongan en Paraguay”, citó el Financial Times a Abdo Benítez en una entrevista. “Eso nos ayudará a construir el argumento sobre la importancia de esta alianza estratégica con Taiwán”.

PUBLICIDAD

Los exportadores paraguayos de soja y carne de vacuno se han beneficiado indirectamente de la demanda china de alimentos gracias a los altos precios mundiales de ambos productos. Sin embargo, a los agricultores y ganaderos les preocupa cada vez más que la relación especial de Paraguay con Taiwán no se traduzca en oportunidades de negocio al mismo tiempo que se quedan fuera del vasto mercado chino.

A principios de 2021, en el punto álgido de la pandemia, el gobierno de Abdo Benítez dijo que le habían ofrecido vacunas a cambio de reconocer a Pekín. El canciller de entonces, Euclides Acevedo, exigió públicamente que Estados Unidos y Taiwán dieran “pruebas de su amor” por Paraguay.

Dado que Abdo Benítez terminará su mandato de cinco años en agosto, probablemente recaerá en su sucesor la decisión de que la relación entre Paraguay y Taiwán celebre su 70º aniversario.

El Partido Comunista de China considera a Taiwán como su territorio, que debe ser tomado por la fuerza si es necesario, y suele rehuir a los países que lo reconocen como independiente. El gobierno de Taipéi rechaza la pretensión de Pekín, insistiendo en que Taiwán es ya una nación soberana de facto.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD