Panamá

Panamá permanece en la lista negra de paraísos fiscales de la UE

Es el único de 35 jurisdicciones que aparece en tres listas de blanqueo, alto riesgo y no cooperador en materia fiscal.

Para la UE, Panamá tiene un régimen de exención de rentas de origen extranjero pernicioso.
05 de octubre, 2022 | 05:58 PM

Ciudad de Panamá — Panamá se mantiene en la lista de países no cooperadores y con prácticas fiscales perjudiciales de la Unión Europea (UE), que en su última revisión añadió a Anguila, las Bahamas y las Islas Turcas y Caicos.

“Las Islas Turcas y Caicos figuran por primera vez en la lista. Bahamas ya figuraba en la lista en 2018, y Anguila en 2020″, indica el comunicado de prensa del Consejo de la UE.

Con estas adiciones, la lista de la UE consta ahora de 12 países y territorios,a saber:

PUBLICIDAD

Samoa Americana,

Anguila,

Las Bahamas,

PUBLICIDAD

Fiyi,

Guam,

Palaos,

Panamá,

Samoa,

Trinidad y Tobago,

PUBLICIDAD

Islas Turcas y Caicos,

Islas Vírgenes de los Estados Unidos,

Vanuatu.

PUBLICIDAD

Panamá presente en tres listas

En tanto, el país del Canal aún no obtiene la calificación de «conforme en gran medida» del Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información con Fines Fiscales respecto del intercambio de información, previa petición.

La razón es que Panamá “tiene un régimen de exención de rentas de origen extranjero pernicioso y no ha resuelto aún esta cuestión”, indican las conclusiones del Consejo sobre la lista revisada de la UE de países y territorios no cooperadores a efectos fiscales.

PUBLICIDAD

Con esto, Panamá es el único país que aparece en las tres principales listas negativas de este tema: la del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) sobre blanqueo de capitales y las de la UE de países de alto riesgo y no cooperadores en materia fiscal, convirtiéndose en una desventaja internacional, explicó Carlos Barsallo, abogado y presidente del Instituto de Gobierno Corporativo (IGCP).

La permanencia en la lista de países no cooperadores en materia fiscal es un asunto de tiempo y cumplimiento, explicó Barsallo. Para pasar de “parcialmente cumplidor” a ser “ampliamente cumplidor” debe ser aprobado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Sin embargo, hay avances por parte de Panamá, sus régimes fiscales como los de las sedes de empresas multinacionales, el de la Ciudad del Saber y otros que se consideran “no dañinos” en las recientes evaluaciones, debido a que se han modificado atendiendo a las críticas y eso se aprecia en el documento “Prácticas fiscales perjudiciales”, de la OCDE.

PUBLICIDAD

“Esto es positivo, no obstante, no se trata de algunos, se trata de todo el régimen y eso está pendiente”, añadió Barsallo en su explicación a Bloomberg Línea. En la práctica, un efecto de estas listas es que se afecta el flujo de capital a un país y esto está científicamente comprobado, tal como lo revela el documento del Fondo Monetario Internacional “The impact of gray - listing on capital flows: AN Analysis using machine learning”.

“Es obvio que tenemos que hacer un esfuerzo importante por salir de las listas negativas. Es importante que cumplamos nuestro compromiso con la transparencia y con la aplicación estricta de la ley”, manifestó Rubén Castillo, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep).

Para el gremio empresarial, es importante hacer una campaña internacional para que se note la realidad del país porque, a su juicio, en muchas ocasiones Panamá es estigmatizada con información errónea.

PUBLICIDAD

“Es esencial que se fortalezca el sistema judicial, se combata la corrupción y sobre esa base se diseñe un relanzamiento de la imagen de Panamá”, añadió el Conep.

La lista de la UE de países y territorios no cooperadores a efectos fiscales se creó en diciembre de 2017 para fomentar la buena gobernanza en el ámbito fiscal en el mundo.

Se evalúa a los países y territorios a partir de un conjunto de criterios como la transparencia, la equidad fiscal y la aplicación de normas internacionales concebidas para evitar la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios. En febrero de 2023 será la próxima revisión.

PUBLICIDAD