Asia

China no tiene apuro en su transformación hacia la energía limpia, dice Xi

El líder chino sostuvo que el país alcanzará su pico de emisiones de carbono “de forma bien planificada y escalonada, de acuerdo con el principio de obtener lo nuevo antes de descartar lo viejo”

Foto: Feng Li/Getty Images
Por Bloomberg News
16 de octubre, 2022 | 09:24 AM

Bloomberg — El presidente de China, Xi Jinping, prometió este domingo que su país terminará lenta y constantemente con el aumento de las emisiones que inciden en el calentamiento del planeta, dando prioridad a la seguridad energética en un momento en que el la nación asiática debe enfrentarse a una economía en caída y a la volatilidad de los mercados de combustibles a nivel global.

En su discurso de 120 minutos para dar inicio al Congreso del Partido Comunista, que durará una semana, Xi afirmó que la prudencia regirá los esfuerzos de China para alcanzar un máximo y, finalmente, eliminar las emisiones de carbono. La cautela se produce después de una serie de escasez de energía de alto perfil en los últimos años, y cuando los costos mundiales de la energía se han disparado después de la invasión de Rusia de Ucrania alteró los flujos comerciales.

El discurso dejó claro el camino de China hacia la descarbonización: no dejará de quemar combustibles fósiles hasta que esté segura de que la energía limpia puede sustituirlos de forma fiable.

PUBLICIDAD

“Trabajaremos de forma activa y prudente hacia los objetivos de alcanzar el pico de emisiones de carbono y la neutralidad del carbono”, dijo Xi en su discurso. “Basándonos en la dotación de energía y recursos de China, avanzaremos en las iniciativas para alcanzar el pico de emisiones de carbono de forma bien planificada y escalonada, de acuerdo con el principio de obtener lo nuevo antes de descartar lo viejo”.

China es el mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo, y Xi electrizó a los activistas del clima hace dos años cuando prometió alcanzar la neutralidad del carbono en 2060 tras alcanzar el pico de emisiones antes de 2030. El anuncio provocó un aumento masivo de las inversiones en energías limpias por parte de los gobiernos locales y las empresas estatales.

Pero el año pasado, la atención volvió a centrarse en el principal combustible de China, el carbón, después de que la escasez provocara recortes generalizados de energía en las fábricas, lo que ralentizó el crecimiento económico. El país se comprometió a aumentar la capacidad de extracción, y la producción ha alcanzado niveles récord este año, manteniendo los almacenes bien abastecidos y reduciendo las importaciones.

PUBLICIDAD

Fósiles vs. renovables

China también ampliará la exploración y el desarrollo de los recursos de petróleo y gas, y aumentará las reservas y la producción como parte de las medidas para garantizar la seguridad energética, según un informe de trabajo del congreso publicado tras el discurso de Xi.

China es el país que más invierte en energías limpias y está a punto de batir su récord de instalaciones solares este año. Pero no ha sido capaz de superar el crecimiento de la demanda energética, lo que le ha obligado a quemar más carbón y a establecer un récord de consumo el año pasado que probablemente se eclipse en 2022.

Xi dejó claro que los combustibles fósiles y las energías renovables tendrán que trabajar en conjunto. “El carbón se utilizará de forma más limpia y eficiente y aceleraremos la planificación y el desarrollo de nuevos sistemas energéticos”, dijo.

También prometió que China participaría activamente en la respuesta global al cambio climático. Su gobierno fue criticado tras romper las negociaciones sobre el clima con Estados Unidos en agosto, después de la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a la disputada isla de Taiwán.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD