Brasil en español

Inversiones en Brasil brillan en medio de la caída de otros mercados emergentes

Previo a la segunda vuelta electoral brasileña crece el optimismo de que, independientemente de quién gane, el próximo gobierno aplicará políticas favorables al mercado

Compradores en el Mercado Municipal de Uruguaiana en Río de Janeiro, Brasil, el miércoles 10 de agosto de 2022. Los precios altísimos de los alimentos y el combustible en América Latina están afectando más a los pobres, creando un polvorín político que es una advertencia para el mundo. Fotógrafía: María Magdalena Arrellaga/Bloomberg
Por Srinivasan Sivabalan, Netty Ismail y Leda Alvim
23 de octubre, 2022 | 02:55 PM

Lea esta historia en

Inglés

Bloomberg — Mientras la volatilidad golpea incluso a las economías más fuertes de los mercados emergentes, una nación se está convirtiendo en un remanso de calma y en la elección de los inversores para ocultar la racha de endurecimiento de la Reserva Federal (FED): Brasil.

Las acciones, los bonos y las divisas de los países en vías de desarrollo están sufriendo el peor desplome de las últimas décadas, pero uno no lo sabría mirando los activos brasileños. Los operadores están obteniendo rendimientos de dos dígitos de su moneda, haciendo las apuestas más alcistas en bonos en 13 años, salvando su deuda en moneda local de una venta de alto rendimiento y llamando a sus acciones “el negocio más caliente de la ciudad”.

El rendimiento superior está proporcionando un alivio muy necesario para los inversores de los mercados emergentes que se han visto perjudicados en China, donde el crecimiento está cayendo; India, donde los altos precios del petróleo están paralizando la moneda; África, donde se están gestando crisis de deuda; y Europa del Este, que ha sido azotada por la caída del euro.

PUBLICIDAD

Muchos consideran que Brasil es el único país en desarrollo importante con una fórmula económica (tipos de interés de referencia de dos dígitos y una gigantesca industria exportadora de materias primas) que puede soportar la presión financiera creada por el aumento de los rendimientos mundiales. Luego están las elecciones presidenciales del próximo fin de semana. Ahora crece el optimismo de que, independientemente de quién gane, el próximo gobierno aplicará políticas favorables al mercado.

Souvenirs a la venta en las calles de Belo Horizonte el 13 de octubre.Fotógrafo: Ana Carolina de Lima/Bloombergdfd

Brasil es realmente una especie de refugio seguro que uno no habría esperado en el período previo a las elecciones”, dijo Viktor Szabo, director de inversiones de abrdn en Londres. “Este es un año bastante difícil para los mercados emergentes en general, con la inflación, la guerra en Ucrania y el endurecimiento de los bancos centrales. Pero Brasil destaca, y es una historia de inversión sólida tanto en los mercados financieros como en la economía real”.

Rendimiento excedente | Brasil otorga a inversionistas de mercados emergentes los mejores retornos de bonos en moneda local.dfd

El núcleo de esta historia es la tenaz búsqueda de Brasil de un endurecimiento monetario para contener la inflación. Aunque muchos bancos centrales de mercados emergentes subieron los tipos de interés de forma proactiva para prepararse para el endurecimiento de la FED, pocos fueron tan agresivos como el Banco Central de Brasil. Su tipo de interés de referencia es ahora casi siete veces superior al de hace 19 meses.

PUBLICIDAD

La estratagema ha funcionado. Brasil se ha convertido en el primer país en vías de desarrollo que anuncia un pico de inflación, al ver que el crecimiento de los precios al consumo se ha reducido durante tres meses consecutivos, con la ayuda adicional de los recortes de impuestos sobre los combustibles y otros productos. El tipo de interés real del país se ha disparado hasta un 6,58%, cifra que bate el récord mundial. Ello está desplazando el debate sobre los tipos de interés de las subidas a un posible recorte el próximo año.

Es una posición envidiable para otros mercados emergentes. La inflación media del grupo se encuentra en el nivel más alto de la década, con un crecimiento de los precios de dos dígitos y unos rendimientos reales negativos que afectan a la mayoría de los países.

El índice de referencia de los bonos en moneda local de los mercados emergentes se encamina hacia las peores pérdidas anuales desde al menos 2009, y el de los bonos en dólares hacia la mayor caída desde 1994. Las acciones están experimentando la mayor venta desde la crisis financiera de 2008.

En cambio, Brasil está ofreciendo a los inversores la mejor rentabilidad de los bonos en moneda local este mes y es también el único país de alto rendimiento que registra ganancias. En los bonos en dólares, la prima de riesgo soberana con respecto a los bonos del Tesoro ha caído 100 puntos básicos desde julio, situándose en el nivel más bajo desde la crisis financiera en relación con otros mercados emergentes. Sus acciones están generando el quinto mejor rendimiento en dólares a nivel mundial.

Franklin Templeton dice que las acciones brasileñas son el negocio más atractivo de la ciudad

La rentabilidad del real es la que más ha subido este mes desde mayo, con lo que la rentabilidad en lo que va de año es del 16%. Teniendo en cuenta que otros mercados emergentes han producido pérdidas de carry del 6%, los operadores que cambiaron a Brasil están 22 puntos porcentuales mejor en 2022.

PUBLICIDAD

Realmente no hay ningún otro lugar en el mundo que se parezca a esto”, dijo Ayman Ahmed, un gestor de dinero en Thornburg Investment Management, refiriéndose al endurecimiento monetario de Brasil que llevó a este carry. “Están tan adelantados que el país se ha convertido en un favorito de los inversores”.

El real brasileño abre una ventaja de 22 puntos porcentuales sobre sus pares de mercados emergentes.dfd

Las elecciones presidenciales de Brasil son posiblemente el acontecimiento político más seguido en los mercados emergentes en estos momentos. La batalla entre el presidente Jair Bolsonaro y el ex líder de la izquierda Luiz Inácio Lula da Silva resultó ser más reñida de lo esperado y ha pasado a una segunda vuelta que se celebrará el 30 de octubre. Aunque Lula sigue siendo el favorito en las encuestas, Bolsonaro le está ganando la partida.

Los inversores creen que, o bien Bolsonaro, favorable al mercado, ganará, o bien Lula se impondrá en una carrera reñida que le animará a aplicar políticas más responsables desde el punto de vista fiscal. Ambos resultados se consideran positivos para el riesgo inmediatamente después de las elecciones, aunque las compulsiones políticas para impulsar el gasto social podrían volver a medio plazo. El único escenario que podría arruinar la fiesta de los mercados es un resultado impugnado.

PUBLICIDAD

La votación final sigue siendo una prueba clave de la fortaleza institucional brasileña”, dijo Robert Hoodless, jefe de análisis macro y de divisas para Europa y las Américas de InTouch Capital Markets. “Mientras no lleguemos a un resultado tan feo, Brasil parece que va a seguir siendo un valor imprescindible para la mayoría de los actores de los mercados emergentes”.

Ventaja de Lula sobre Bolsonaro se reduce entre los brasileños con más probabilidades de votar. dfd

Los inversores extranjeros han reducido sus apuestas bajistas sobre el real brasileño en unos 5.000 millones de dólares tras la primera vuelta de las elecciones, según los datos de la bolsa local B3 recopilados por Bloomberg.

PUBLICIDAD

Riesgos fiscales

El espectro de un mal resultado -no sólo en las elecciones, sino en la disciplina fiscal y la estabilidad política a largo plazo- siempre flota en el aire cuando los gestores de dinero hablan de Brasil. Ahí está el quid de la cuestión. Muchas cosas podrían salir mal rápidamente en esta volátil nación emergente y eso impide que los inversores se vuelvan alcistas más allá de un horizonte de pocos meses.

Independientemente de una victoria de Lula o Bolsonaro, es probable que la política fiscal se vuelva expansiva”, Brendan McKenna, estratega de Wells Fargo en Nueva York. “Brasil ya tiene un espacio fiscal limitado; así que si las finanzas públicas se deterioran aún más en los próximos años y se ignoran las limitaciones de gasto, los activos brasileños podrían revertir el curso”.

Pero por ahora, la prioridad inmediata de los inversores es sobrevivir a la reducción de la liquidez y a la implacable trayectoria de la FED hacia la subida de los tipos. La mayoría prevé al menos seis meses de volatilidad, y necesitan un refugio para aparcar y preservar su capital. Brasil responde a esa necesidad.

PUBLICIDAD

El país está en muy buena forma”, dijo Daniel Tenengauzer, estratega jefe de mercado de Bank of New York Mellon Corp. “Así que ese es básicamente el sesgo que tengo: estar largo casi independientemente del resultado”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD