Inversores dicen que criptomonedas son más atractivas por “agresividad” de la SEC

En el último estudio de MLIV Pulse, casi el 60% de los 564 encuestados indicaron que veían la reciente oleada de acciones legales en el sector de las criptomonedas como una señal positiva

Un asistente cerca de logos de diferentes criptodivisas en la Cumbre de Activos Digitales de CryptoCompare en Old Billingsgate en Londres, Reino Unido, el miércoles 30 de marzo de 2022.
Por Emily Nicolle y Vildana Hajric
24 de octubre, 2022 | 07:43 PM

Bloomberg — A raíz de las medidas enérgicas adoptadas por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por su sigla en inglés) y otros organismos de control que han estado investigando a las empresas más traviesas del sector de las criptomonedas, el sector se ha visto favorecido, ya que los participantes en el mercado afirman que es más probable que inviertan en el espacio tras el aumento de las medidas de aplicación.

En el último estudio de MLIV Pulse, casi el 60% de los 564 encuestados indicaron que veían la reciente oleada de acciones legales en el sector de las criptomonedas como una señal positiva para la clase de activos, cuya volatilidad de marca se ha disipado en los últimos meses.

Las principales intervenciones incluyen las investigaciones reguladoras estadounidenses de las empresas de criptomonedas en quiebra Three Arrows Capital y Celsius Network, así como una investigación de la SEC sobre Yuga Labs, los creadores de la colección Bored Ape de tokens no fungibles, o NFT.

Una mayor aplicación de la ley contra las criptomonedas dfd

“Estoy en el campo del ‘sí’. Como inversor profesional, necesitas una oportunidad de inversión regulada y esto abre las puertas para que más inversores profesionales se involucren en el cripto, si está más regulado”, dijo Chris Gaffney, presidente de mercados mundiales de TIAA Bank. “Cuanto más puedan sacar al cripto del salvaje oeste y meterlo en la inversión tradicional, mejor será”.

PUBLICIDAD

El sentimiento se extiende al bitcoin (XBT). La mayoría de los inversores son ligeramente más optimistas sobre la criptomoneda que cuando se les preguntó en julio. Casi la mitad de los encuestados espera que la mayor criptodivisa del mundo por valor de mercado siga cotizando entre US$17.600 y US$25.000 hasta finales de este año, lo que supone un cambio respecto a las agrias perspectivas de este verano, cuando la mayoría dijo que era más probable que primero cayera a US$10.000 que que subiera a US$30.000. Para ser justos, esta vez los encuestados tenían un menú más amplio de opciones para elegir que las disponibles en la encuesta anterior.

“Nuestros inversores reconocieron y el mercado reconoció que los protocolos descentralizados tienen ventajas únicas que no sólo pueden beneficiar a los mercados de criptomonedas, sino también a los mercados tradicionales en general”, dijo Mary-Catherine Lader, directora de operaciones de Uniswap Labs, en una entrevista con Bloomberg TV.

Mientras que bitcoin ha bajado alrededor de un 60% este año, su precio se ha estancado entre los US$18.171 y los US$25.203 desde que se realizó la anterior encuesta, incapaz de salir de esa franja de forma significativa. La volatilidad también ha disminuido en gran medida, y el Índice de Volatilidad de bitcoin T3 ha bajado un 33% desde que el token alcanzó su máximo histórico de casi US$69.000 el 10 de noviembre.

PUBLICIDAD

El bitcoin ha mantenido una fuerte correlación con los activos de riesgo, así como con el S&P 500, desde marzo, y apenas ha cambiado su posición en los últimos tres meses, ya que los inversores han tachado al cripto con la misma brocha que todo lo demás en un entorno del alza de las tasas de interés. Alrededor del 42% de los encuestados dijo que cree que la correlación de las criptomonedas con las acciones tecnológicas se mantendrá igual en los próximos 12 meses, mientras que sólo el 43% dijo que aumentaría su exposición a los activos digitales en el mismo período.

¿Comprar más cripto en los próximos 12 meses? dfd

La historia de las criptomonedas en 2022 ha sido una historia de dos mitades, con la primera mitad de este año dominada por el caos. Hubo quiebras, como la de Voyager Digital Ltd., y la desaparición de US$40.000 millones del ecosistema Terra blockchain. Alrededor de US$2 billones en valor global se borraron del récord de la industria a finales de 2021. En junio, las cosas empezaron a cambiar y las criptomonedas empezaron a estabilizarse hasta su nivel actual, ya que el entorno macroeconómico más amplio se deterioró y los operadores se volvieron hacia activos más tradicionales, como los bonos y las divisas, para obtener beneficios.

La menor volatilidad es “probable en relación con la indecisión que hay”, dijo Katie Stockton, socio gerente de Fairlead Strategies.

En septiembre, la red ethereum (XET) completó una importante actualización de la red conocida como Merge, que según una estimación reducirá el consumo de energía de la blockchain en aproximadamente un 99%. Aun así, sólo un tercio de los inversores dijo que creía que el llamado Flippening, en el que el valor de mercado de ether eclipsa al de bitcoin, podría producirse en los próximos dos años, una cifra que se ha estancado en gran medida desde julio.

Los encuestados también mostraron una gran variedad de opiniones sobre las criptomonedas, lo que demuestra que, a pesar de la relativa infamia del sector entre los operadores, sigue siendo un tema controvertido. Cuando se les pidió que eligieran una palabra que describiera el espacio, las dos respuestas más populares se dividieron casi por igual entre “Ponzi” y “futuro”.

“Es casi como una religión: si crees, siempre creerás sin importar el precio o los vientos en contra”, dijo Victoria Greene, de G Squared Private Wealth.

“La dicotomía entre el auge y la quiebra describe perfectamente las criptomonedas y la amplia gama de resultados potenciales. Hay tantas incógnitas, incluyendo la regulación y las plataformas, así como qué demonios es realmente y para qué se utilizará”, dijo. “Así que, si eres un verdadero creyente, dices que es el futuro”. La gente con una visión más tradicional puede decir que es un Ponzi, dijo.

Lea más en Bloomberg.com