Actualidad

La seguridad alimentaria del mundo está en juego tras la salida de Rusia del acuerdo sobre cereales

Agricultores se preparan para una nueva subida de los precios de trigo. Este revés comercial amenaza con empeorar la ya grave inflación y profundizar la crisis alimentaria mundial

¿Qué le espera a las materias primas en la segunda mitad del año?
Por Kim Chipman y Tarso Veloso
30 de octubre, 2022 | 05:16 PM

Bloomberg — Los agricultores se preparan para una nueva subida de los precios de los cereales después de que la salida de Rusia de un acuerdo que permitía el traslado de las cosechas ucranianas desde el Mar Negro a los países más necesitados de ellas agite de nuevo los mercados.

La repentina decisión de Rusia ha hecho que los líderes se esfuercen por rescatar el acuerdo negociado por la ONU y Turquía, al que se atribuye la salvación de poblaciones vulnerables del riesgo de inanición.

El pacto, alcanzado en julio, había contribuido a moderar los futuros del trigo después de que se dispararan a un máximo histórico tras la invasión rusa de Ucrania a finales de febrero. El último revés comercial amenaza con empeorar la ya grave inflación y profundizar la crisis alimentaria mundial. La primera prueba será el lunes por la mañana en Asia, cuando se inicien las operaciones.

PUBLICIDAD

“Definitivamente abriremos al alza”, dijo Charlie Sernatinger, jefe global de futuros de cereales en ED&F Man Capital Markets Inc. en Chicago.

Es más difícil predecir la magnitud de la subida de precios, ya que el acuerdo de salvaguarda expira a mediados de noviembre si no se llega a un acuerdo para prorrogarlo.

Futuros del trigo en el mercado de Chicagodfd

No es probable que los futuros de las cosechas suban tan drásticamente como a principios de año, en parte porque ya se sabe que Ucrania estará muy por debajo de su potencial de producción este año.

PUBLICIDAD

“Otros productores se han ajustado”, dijo David Laborde, del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias, en Washington. Aun así, los precios de los cereales podrían subir entre un 5% y un 10% en los próximos días, ya que los mercados “absorben las malas noticias”, dijo.

Hasta el viernes, el trigo de Chicago iba a caer un 10% en octubre, la mayor cifra desde junio, en parte por la disminución de las preocupaciones sobre la oferta. Los gestores de dinero aumentaron sus posiciones netas bajistas en los futuros hasta el máximo desde junio de 2020, según los últimos datos semanales del gobierno estadounidense.

Normalmente, el mundo depende de la región del Mar Negro para más de una cuarta parte de las exportaciones anuales de trigo y cebada, alrededor de una quinta parte de sus cargamentos de maíz y la mayor parte de sus envíos de aceite de girasol.

Además de una reducción de las exportaciones, la finalización anticipada del acuerdo del Mar Negro pone en peligro una de las principales rutas de exportación de fertilizantes de las que dependen los agricultores para obtener amplias cosechas. También significa que los agricultores se enfrentan a una posible falta de espacio de almacenamiento para el trigo y el maíz sin ningún lugar a donde ir, dijo Chris Trant, jefe de la mesa de agricultura de Estados Unidos en HedgePoint Global Markets.

Otro gran riesgo es la posibilidad de que los agricultores ucranianos se nieguen a plantar cultivos “que no pueden esperar vender”, dijo Michael Magdovitz, analista principal de Rabobank en Londres.

“A corto plazo, creo que se está sacando producto crítico de la línea, y los precios mundiales seguirán siendo muy elevados”, dijo.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD