Tecnología

5 cosas que Musk odia de Twitter y en las que quiere hacer cambios

Recortes de empleo, cambios en el liderazgo de la compañía, el posible regreso de Vine, la moderación de contenido y los usuarios verificados se destacan en los primeros días de Musk al mando

Elon Musk
Por Kurt Wagner, Ed Ludlow y Sarah Frier
01 de noviembre, 2022 | 07:35 AM

Bloomberg — Elon Musk tomó el control de Twitter Inc. (TWTR) hace días, pero ya está trabajando para imprimirle su marca a la red social.

Musk ha estado revisando el código de la compañía con ayuda de ingenieros de Tesla Inc. (TSLA), y consultando al mismo tiempo con amigos poderosos en los que confía para que lo ayuden a tomar decisiones clave sobre el futuro del producto.

Por ahora, parece que es más fácil proyectar que implementar cambios radicales en una red social de 16 años y que cuenta con 7.000 empleados.

PUBLICIDAD

Aquí un panorama de los cinco aspectos principales en los que ha puesto su atención y cómo se están desarrollando:

Recortes de empleo

Los empleados de Twitter se han estado preparando para que tengan lugar despidos desde que Musk tomó el mando y despidió a la cúpula directiva, incluido el CEO Parag Agrawal. Durante el fin de semana, algunos empleados con puestos de director y vicepresidente fueron recortados, según personas familiarizadas con el asunto. Durante el fin de semana se pidió a otros líderes que hicieran listas de empleados en sus equipos que pudieran ser recortados, dijeron las personas.

Se pidió al personal directivo de los equipos de producto que se fijara como objetivo una reducción del 50% de la plantilla, según una persona familiarizada con el asunto. Los ingenieros y el personal de nivel directivo de Tesla revisaron las listas, dijo la persona, que pidió no ser identificada al discutir información privada. Las listas de despidos se elaboraron y clasificaron en función de las contribuciones de los individuos al código de Twitter durante su tiempo en la empresa, dijeron las personas. La evaluación fue realizada tanto por el personal de Tesla como por los directivos de Twitter.

PUBLICIDAD

Lo más importante para los empleados: Las acciones se entregan el martes. Algunos estaban esperando esa fecha de consolidación para renunciar voluntariamente a la empresa, y si lo hacen, Musk no tendría que pagarles la indemnización. Otros esperan que los despidos no lleguen antes de que ganen esas recompensas en acciones.

En cualquier caso, el personal ha estado intercambiando números de teléfono privados y agregándose unos a otros en la red social profesional LinkedIn en previsión de ser despedidos, dijeron las personas.

Liderazgo

Musk ha recurrido a viejos amigos en busca de consejo en los primeros días de su propiedad en Twitter. Se ha reunido regularmente con David Sacks, un capitalista de riesgo y amigo de sus días en PayPal; Jason Calacanis, amigo e inversor; y Sriram Krishnan, antiguo ejecutivo de Twitter y actual socio general de la empresa de riesgo Andreessen Horowitz. El grupo ha estado discutiendo la estrategia de producto de Twitter, aunque se desconoce si alguno de ellos será líder a tiempo completo en la empresa. Tanto Calacanis como Sacks tienen direcciones de correo electrónico de Twitter en el directorio interno de la empresa, y Krishnan tuiteó el domingo que sigue “en mi trabajo diario” en Andreessen Horowitz.

Un posible líder a tiempo completo es Kayvon Beykpour, el antiguo jefe de producto de Twitter que fue despedido a principios de este año por el anterior CEO. Aunque Beykpour fue visto en la oficina tras el cierre del acuerdo y se le ha planteado la posibilidad de volver, no se ha concretado nada, según personas familiarizadas con el asunto.

Vine

Musk está considerando la posibilidad de revivir Vine, según personas familiarizadas con el asunto. Vine, adquirida por Twitter en 2012, fue una popular aplicación de vídeo de formato corto, que acuñó varias estrellas de Internet antes de que se desvaneciera y se cerrara. El servicio inició la tendencia que ahora domina TikTok, de ByteDance Ltd., y que copian los Reels de Instagram y los Shorts de YouTube. Muchos empleados se están ofreciendo como voluntarios para trabajar en el proyecto Vine, según una persona familiarizada con el asunto, con la esperanza de que unirse a un esfuerzo que entusiasma a Musk podría ayudarles a mantener sus puestos de trabajo.

Traerlo de vuelta no sería tan sencillo como encenderlo. El producto, cerrado en 2016, se basa en un código antiguo que ya no se comunicaría con los sistemas actuales de Twitter, y probablemente tendría que ser reescrito, según personas familiarizadas con el asunto. También conllevaría otros retos, como la posibilidad de asociarse con los derechos musicales y la necesidad de mejorar las funciones de pago a los creadores.

PUBLICIDAD

Verificación de usuarios

Musk quiere empezar a cobrar a los usuarios por la insignia de verificación de la marca azul, según personas familiarizadas con el asunto. Ha encargado a un equipo que construya la opción bajo la amenaza de que se eliminen sus funciones si no lo consiguen en 7 días, ha informado The Verge.

Twitterdfd

El plan suscitó muchos comentarios por parte de los usuarios de Twitter, algunos de los cuales dijeron que nunca pagarían por algo que solían obtener gratis, mientras que otros dijeron que Twitter estaba dejando dinero sobre la mesa si no cobraba por algo tan codiciado. Algunos críticos del plan señalaron que si Twitter cobra, es probable que acabe teniendo menos usuarios verificados, lo que crearía un caldo de cultivo para la suplantación de identidad y la desinformación. Además, si la verificación se convierte en algo por lo que los usuarios pagan -en lugar de optar a ella, como figuras públicas o marcas-, la marca azul podría tener menos peso social que en la actualidad.

Moderación de contenido

La propuesta más conocida de Musk para el futuro de Twitter: convertirlo en un refugio para la “libertad de expresión”. Pero no está claro cómo piensa hacerlo, todavía. Ha dicho públicamente que se retrasará en la toma de decisiones sobre qué usuarios vetados serán restaurados hasta que pueda consultar con un consejo de expertos externos.

PUBLICIDAD

Internamente, dicen los empleados, Musk ha planteado preguntas sobre una serie de políticas, y se ha centrado en algunas reglas específicas que quiere que el equipo revise. La primera es la política general de desinformación de Twitter, que penaliza las publicaciones que incluyan falsedades sobre temas como los resultados de las elecciones y Covid-19. Musk quiere que la política sea más específica, según personas familiarizadas con el asunto.

Musk también ha pedido al equipo que revise la política de conducta de odio de Twitter, según las personas, en concreto una sección que dice que los usuarios pueden ser penalizados por “la mala interpretación del género o la denominación de personas transgénero”.

PUBLICIDAD

En ambos casos no está claro si Musk quiere que las políticas se reescriban o que las restricciones se eliminen por completo.

Mientras se abordan las cosas, algunas personas que trabajan en la organización de confianza y seguridad de Twitter no pueden actualmente alterar o penalizar las cuentas que incumplen las normas sobre información engañosa, publicaciones ofensivas y discursos de odio, según personas familiarizadas con el asunto. Hay algunas excepciones, ya que las infracciones de mayor impacto que implicarían daños en el mundo real se gestionan manualmente. Pero a algunos empleados les preocupa que las herramientas sigan congeladas, días antes de las elecciones de medio término en Estados Unidos.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD