Ecuador

FMI: Ecuador tendrá la menor inflación de Sudamérica este año y en 2023

Después, le siguen Perú, Bolivia y Paraguay, con inflaciones moderadas, mientras los valores más altos se los llevan Argentina y Venezuela

Foto referencial del Centro Histórico de Quito.
02 de noviembre, 2022 | 02:02 PM

QUITO — Ecuador tendrá la menor inflación de Sudamérica en 2023, al menos así lo prevé el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su último reporte Perspectivas para Las Américas: Navegando condiciones financieras más restrictivas que establece una inflación de 1,4% para el próximo año.

Es más, el Fondo cree que al cierre de 2022 Ecuador tendrá también la menor inflación de la región, con 3,8%.

El organismo explicó que “en Ecuador la recuperación económica continuó a comienzos de 2022, propulsada sobre todo por el consumo privado, pero se prevé que se modere, en razón de perturbaciones en las exportaciones agrícolas a Rusia, el impacto mundial de la guerra en Ucrania y el malestar social interno”.

PUBLICIDAD

En otras variables, el FMI espera que el PIB ecuatoriano crezca 2,7% en 2023 (el Gobierno pronostica que sea 3,1%) y que cierre el 2022 con un crecimiento de 2,9%. Asimismo, se prevé que los precios más altos del petróleo mejoren los saldos fiscal y externo del país.

El listado de inflación, de menor a mayor, quedaría así:

  • Ecuador: 1,4%
  • Perú: 3%
  • Bolivia: 3,6%
  • Paraguay: 4,2%
  • Brasil:   4,7%
  • Colombia: 6%
  • Chile: 6,2%
  • Uruguay: 7,2%
  • Argentina: 60%
  • Venezuela: 150%

Se espera que las presiones inflacionarias cedan

El FMI explica que en medio del endurecimiento monetario y financiero mundial, y la consiguiente ralentización del crecimiento mundial y la moderación de los precios de las materias primas, se prevé que la actividad se desacelere en toda la región de las Américas a finales de 2022 y en 2023, al tiempo que se espera que las presiones inflacionarias cedan gradualmente.

PUBLICIDAD

En ese sentido, y dado que la inflación aún no cede, y que la mayoría de las economías siguen operando a su nivel potencial o cerca de este, “debe evitarse un relajamiento prematuro de la política monetaria, la cual debe mantener su curso”.

Así, para reducir la incertidumbre y mantener las expectativas inflacionarias ancladas, será fundamental comunicar con claridad las intenciones de política. “El apoyo fiscal desplegado para amortiguar el impacto de la inflación en los grupos más vulnerables debe ir acompañado de medidas compensatorias cuando no exista espacio fiscal, pero también para respaldar los esfuerzos de las autoridades monetarias para controlar la inflación”.

¿Por qué la inflación es más baja en Ecuador?

La imposibilidad de emitir moneda, al ser un país dolarizado, es la principal explicación para que la inflación no supere el un dígito desde el 2003.

En el año 2000, el Ecuador adoptó al dólar como su moneda oficial, es decir, a partir de allí perdió su capacidad de emitir moneda propia. Esta característica, que a veces es una camisa de fuerza, ha sido importante para que el país mantenga sus niveles inflacionarios por debajo del promedio regional.

Ecuador cerró 2021 con una inflación anual de 1,94%, mientras que Perú lo hizo en 6,43% -la más alta de los últimos 13 años- y Colombia en 5,62% -la mayor del último lustro-.

Ecuador no imprime moneda

En el año 2000, Ecuador tuvo la inflación más alta de su historia, de acuerdo con los registros del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), cuando alcanzó un promedio de 95,51%. A partir de allí, el Índice de Precios al Consumidor (INPC) se fue contrayendo, bajó a promedios de 40,26% en el 2001, 12,55% en el 2002 y 7,95% en el 2003.

PUBLICIDAD

Aunque ha tenido subidas esporádicas, como cuando en el 2008 llegó a 8,39% debido a la crisis financiera mundial, nunca ha sobrepasado el un dígito. Es más, entre el 2017 y el 2019 ni siquiera llegó al dígito y registró incluso una tendencia deflacionaria. En el año pandémico llegó a un promedio de -0,34% y si bien en 2021 cerró con una inflación interanual de 1,94%, el promedio inflacionario de ese año fue de 0,14%.

La dolarización ha ayudado a que el país no repita escenarios del pasado o emule realidades cercanas como la de Argentina o Venezuela, donde la emisión inorgánica de dinero ha hecho que la moneda pierda valor y el poder adquisitivo se minimice a niveles alarmantes.

En términos prácticos, el dinero que ingresa al país viene de: las exportaciones, las remesas de los migrantes, la inversión extranjera y la deuda adquirida. Es decir, Ecuador es un ejemplo más real de cuánto dinero en verdad tiene una economía.

PUBLICIDAD