Brasil en español

Todavía hay más de 150 bloqueos de rutas de Brasil tras discurso de Bolsonaro

Lo hechos tienen lugar más de 35 horas después de que el Tribunal Supremo ordenara a la Policía Federal de Carreteras que terminara con las manifestaciones

Imagen de una manifestación en Brasil
02 de noviembre, 2022 | 12:24 PM

Lea esta historia en

Portugués

La declaración del presidente Jair Bolsonaro (PL) de la tarde del martes, en la que reconoció el resultado electoral y llamó a manifestaciones pacíficas que no impidan el derecho de circulación de la población, no fue suficiente hasta ahora para desmovilizar la mayor parte de las manifestaciones que piden la reversión del resultado de las urnas.

De acuerdo con un boletín publicado por la Policía Federal de Carreteras en la mañana del miércoles, 35 bloqueos fueron desmantelados en la madrugada, pero todavía hay 156 puntos activos.

La policía dijo en un post en Twitter en la mañana de este miércoles que han terminado con 601 bloqueos desde el lunes - antes, por lo tanto, del pronunciamiento del presidente - y labrado 1.992 multas.

PUBLICIDAD

También en la mañana del miércoles, la Policía Militar de Sao Paulo informó haber liberado 147 bloqueos en las carreteras estatales. La torcida organizada del Corinthians, en publicaciones y videos grabados, también dijeron haber liberado bloqueos en el camino de Sao Paulo a Río de Janeiro. El club paulista se enfrenta esta noche al Flamengo en Río, en un partido de la Serie A del Campeonato Brasileño.

En Bahía, el juez federal Felipo Lívio Lemos Luz, de guardia en el Tribunal Federal de Teixeira de Freitas, ordenó que “todos y cada uno de los conductores de camiones o de cualquier otro vehículo, o incluso los peatones, se abstengan de cerrar total o parcialmente o de depredar la carretera (incluido el arcén), o de actuar (mediante amenaza, coacción o violencia física) contra una persona o contra el vehículo de una persona que no quiera unirse al movimiento”.

En la decisión, autorizó a la Policía Federal y a la policía de carreteras a desalojar a todos los que insistan en quedarse, incluso “con el uso de dispositivos y cabrestantes de la demandante [Unión Federal] y/o con refuerzo policial”. La policía también está autorizada a recoger datos personales de los manifestantes y a imponer una multa de 5.000 reales por hora de desobediencia.

PUBLICIDAD

Las interrupciones del tráfico en las carreteras persisten más de 35 horas después de que el ministro Alexandre de Moraes, del Tribunal Supremo, ordenara el lunes que el la policía de carreteras actuara para poner fin a las manifestaciones que impiden el ejercicio del derecho de circulación de la población, previsto en la Constitución. El martes, todos los demás ministros del Tribunal Supremo votaron a favor de la decisión de Moraes, convirtiendo el requerimiento en una decisión del Pleno del tribunal.

Alexandre de Moraes, presidente del Tribunal Supremo de Brasildfd

Las protestas comenzaron ya en la noche del domingo, después de que la victoria de Luiz Inácio Lula da Silva (PT) fuera confirmada por el Tribunal Superior Electoral (TSE).

En varios vídeos que circulan por las redes sociales, los partidarios de Bolsonaro piden una intervención militar y dicen que solo dejarán las carreteras cuando se anulen las elecciones y Bolsonaro vuelva a ser presidente, aunque todavía no ha dejado el cargo. Lula no toma posesión de su cargo hasta el 1 de enero.

Bolsonaro estuvo dos días sin hablar públicamente después de que el TSE confirmara la victoria de Lula. A última hora de la tarde del martes, hizo una declaración en la que dijo que las manifestaciones “pacíficas” eran bienvenidas y que se derivaban de la “indignación y el sentimiento de injusticia sobre el proceso electoral”.

El Ministerio Público Federal y el Ministerio Público de São Paulo están investigando cómo se organizaron las protestas. Quieren saber cómo se financian las acciones y si hay empresarios detrás de los paros.

PUBLICIDAD