Colombia acelera en asuntos nucleares para generación de energía: este es el plan

Los investigadores plantean que los reactores nucleares modulares podrían ser una solución tecnológica para descarbonizar la generación de electricidad en Colombia

Torres de refrigeración en una central eléctrica de carbón. Fotógrafo: Waldo Swiegers/Bloomberg
03 de noviembre, 2022 | 12:01 AM

Bogotá — Colombia está acelerando en la investigación nuclear con miras a su aplicación en distintos usos que van desde los médicos, la agricultura y la generación de energía eléctrica con un horizonte a 15 años, dijeron a Bloomberg Línea fuentes cercanas al asunto.

El primer paso de este plan consiste en que Colombia pueda tener su propia ley nuclear, por lo cual el tema ya se está tocando en el Congreso para que pueda haber una opinión informada y se expongan tanto los beneficios como los riesgos en los diferentes escenarios futuros.

Las investigaciones en este campo se están articulando principalmente desde la academia con la participación de instituciones como la Pontificia Universidad Javeriana, la Universidad de Antioquia y la Nacional, y del lado público viene trabajando el Servicio Geológico, adscrito al Ministerio de Minas y Energía.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD

Con esto se busca aumentar las aplicaciones de energía nuclear en el país en campos como el de la medicina, en el que ayudaría a mejorar los diagnósticos tempranos, por ejemplo, en casos de cáncer por medio de la mejora de la disponibilidad de tecnologías como las tomografías por emisión de positrones.

Además, se consideran otras aplicaciones relacionadas con el desarrollo de más plantas de irradiación gamma para esterilizar.

Y en el campo de la agricultura estas soluciones facilitarían el comercio exterior gracias a la irradiación con rayos gamma de los alimentos, no solo para prolongar su conservación sino también para cumplir con las disposiciones fitosanitarias que exigen los países importadores.

PUBLICIDAD

Entre otros, se plantean usos para generar eficiencias en la geodatación para conocer mucho mejor los activos ambientales del país, por ejemplo, para el estudio de aguas subterráneas.

Aunque uno de los principales ejes de estas investigaciones es la generación de energía; no obstante, los esfuerzos serán de más largo aliento.

“Incursionar en nucleoelectricidad implica una conversación de Colombia ante el organismo internacional de la regulación de la energía nuclear de entre 10 a 15 años”, manifestó en conversación con Bloomberg Línea Camilo Prieto, profesor de posgrados en las áreas de Cambio Climático y Salud Ambiental en la Pontificia Universidad Javeriana.

La conversación sería de largo aliento porque “el nivel de seguridad que manejan en este momento las tecnologías nucleares es de los mejor estructurados de todas las industrias diseñadas por el hombre. Entonces cumplir los protocolos de seguridad implica muchos compromisos”.

Congresistas de la Comisión V de la Cámara visitan el reactor

Descarbonizar la matriz energética

En todo caso, considera vital poder iniciar estas investigaciones desde ahora para poder concretar los cambios que se van a producir en los próximos años.

Por ejemplo, será decisivo si Colombia opta finalmente por sacar al carbón térmico y al diésel de su matriz para la generación eléctrica, particularmente en las zonas no interconectadas del país.

Por lo anterior, los investigadores plantean que los reactores nucleares modulares podrían ser una solución tecnológica para descarbonizar la generación de electricidad en Colombia, a pesar de los amplios recursos hídricos con los que cuenta el país y que no serían suficientes para cubrir la demanda futura en las zonas no interconectadas.

PUBLICIDAD

Para Camilo Prieto la opción de adoptar reactores nucleares modulares es clave porque estos permiten generar energía en firme, con alto grado de confiabilidad para la red dado que el 90% del tiempo están en funcionamiento. Y en términos medioambientales, dice el académico, la energía nuclear podría emitir hasta 171 veces menos de CO2 equivalente generado por kilovatio/hora en comparación al carbón térmico.

VER +
Ministra de Minas: “La transición energética es una obligación, una realidad ineludible”

Colombia y su relación con los asuntos asuntos nucleares

Camilo Prieto indica que Colombia maneja combustibles nucleares y residuos radiactivos desde 1965. “No es una relación nueva. Lo que ocurre es que esta relación con la energía nuclear ha estado vinculada hacía la aplicación en el área médica, en la geología, en estudios ambientales, la industria de alimentos, pero no en la generación de eléctrica”, afirmó.

Explica además que Colombia tiene en la sede del Servicio Geológico un reactor nuclear de investigación de uranio y tiene una planta de rayos gamma, así como laboratorios de microscopia electrónica y de sonda de neutrones que esencialmente son también aplicaciones pacíficas de la energía nuclear.

Prieto, quien comenzó a hacer parte del grupo de investigación de Asuntos Nucleares en el Servicio Geológico, dice que estos laboratorios tienen un talento humano altamente calificado que se compone de químicos, físicos, geólogos y médicos enfocados en sacar el máximo provecho en diferentes aplicaciones pacíficas que tiene la energía nuclear.

PUBLICIDAD

El investigador destaca que con este equipo han venido sumando perspectivas académicas que se encuentran en un mismo norte: “Colombia necesita potenciar el desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos”.

“Colombia ha firmado tratados evidentemente de no proliferación de armas nucleares y las aplicaciones no serían bélicas”, aclaró.

Para poder impulsar una futura ley nuclear en días pasados un grupo de congresistas de la Comisión V de la Cámara visitó el reactor del Servicio Geológico para conocer más sobre este tema. Dicha visita contó con la presencia de Jaime Rodríguez Contreras, presidente de la Comisión, así como de Julia Miranda, Luis Carlos Rojas, Carlos Osorio, Camilo Romero, Juan Pablo Salazar, Olga Beatriz González y Martha Cecilia Moreno.

VER +
Por qué a Colombia le costará dejar atrás el petróleo y carbón: ¿a qué ritmo hacerlo?