Mercados

Inversores huyen hacia el efectivo al ritmo más rápido desde la pandemia: BofA

Se han registrado US$194.000 millones de entradas de efectivo desde comienzos de octubre, la cifra más alta desde el segundo trimestre de 2020

Una persona con dólares estadounidenses
Por Farah Elbahrawy
04 de noviembre, 2022 | 08:37 AM

Bloomberg — El efectivo sigue siendo el rey, y los inversores están huyendo hacia él al ritmo más rápido desde la pandemia a medida que la Reserva Federal se mantiene Hawkish, según un informe de estrategas de Bank of America Corp. (BAC).

La clase de activos vio entradas por US$62.100 millones en la semana hasta el 2 de noviembre, de acuerdo a una nota del banco, basada en datos de EPFR Global.

La suma asciende a US$194.000 millones de entradas de efectivo desde comienzos de octubre, la cifra más alta desde que la pandemia alterara a los mercados durante el segundo trimestre de 2020.

PUBLICIDAD

Los estrategas de BofA no esperan que la Fed cambie de curso en el futuro cercano mientras la inflación se mantiene alta y el desempleo bajo. “La lección es que las pérdidas de empleo serán el catalizador para el pivote de 2023″, dijeron los estrategas, liderados por Michael Hartnett.

Será necesario que se produzca una recesión y eventos crediticios para que la Fed ponga fin al endurecimiento, lo que provocaría el inicio de un nuevo mercado alcista, dijo Hartnett. Los operadores seguirán de cerca los datos sobre el empleo que se publicarán hoy en busca de señales de desaceleración en el mercado laboral, lo que podría convencer al banco central de suavizar su postura.

Cuarto trimestre de 2022 es el comienzo más rápido para fondos de efectivo desde el segundo trimestre de 2020dfd

Los comentarios de Hartnett se producen después de que el presidente de la Fed, Jerome Powell, indicara esta semana que está preparado para elevar las tasas de interés tanto como sea necesario para acabar con la inflación, incluso cuando el banco central contempla un cambio a un ritmo más lento de subidas.

PUBLICIDAD

El jueves, el Nasdaq 100 cerró en el nivel más bajo desde julio de 2020, y el indicador se encamina a su peor semana desde enero. El S&P 500 se encamina a su peor semana desde septiembre.

Entre otras clases de activos, los fondos de renta variable global vieron US$6.300 millones de entradas en la semana, mientras que casi U$4.000 millones se retiraron de los bonos, según los datos de EPFR.

Es probable que la renta variable toque fondo en la primavera del próximo año debido a un “shock de recesión”, escribieron los estrategas. Después de que la inflación, las tasas y el dólar alcancen su punto máximo, los inversores deberían vender el billete verde y comprar bonos del Tesoro a 30 años, bonos de alto rendimiento, activos de mercados emergentes y pequeñas capitalizaciones, dijeron.

El indicador personalizado de Bank of America se mantuvo en su nivel “extremadamente bajista” por séptima semana consecutiva, el período más largo desde la crisis financiera mundial de 2008-2009. El nivel máximo bajista suele considerarse una señal de compra contraria.

Entre otros catalizadores que se avecinan, los estadounidenses acuden a las urnas el martes para las elecciones de mitad de mandato que decidirán el control de ambas cámaras del Congreso, la gobernación de 36 estados y otras innumerables contiendas locales e iniciativas electorales. Los demócratas corren el riesgo de perder su mayoría en la Cámara de Representantes a favor de los republicanos, pero quieren mantener su estrecho control en el Senado.

Una victoria republicana significaría una política monetaria más estricta y una mayor inversión de la curva de rendimiento, dijo Hartnett. Una victoria demócrata se traduciría en una política fiscal más relajada y una curva de rendimiento más pronunciada, dijo.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD