Actualidad

Declaraciones de Biden distraen la atención previo a las elecciones

El presidente de EE.UU. logró enfurecer a un aliado del Senado, mientras aparecía en los titulares con ataques a Elon Musk, al Gobierno de Irán y a manifestantes republicanos que calificó de “idiotas”

Los incidentes resaltaron la inclinación de Biden por desviarse del mensaje
Por Jordan Fabian
06 de noviembre, 2022 | 01:07 PM

Bloomberg — La visita del presidente de Estados Unidos Joe Biden a cinco estados antes de las elecciones de mitad de período del martes 8 de noviembre tenía como objetivo impulsar a los demócratas que enfrentan pocas probabilidades de ganar.

Pero en una serie de declaraciones improvisadas, el presidente logró enfurecer a un aliado clave del Senado, mientras aparecía en los titulares con ataques a Elon Musk, al Gobierno de Irán y a manifestantes republicanos que calificó de “idiotas” afuera de un mitin en Illinois.

Si bien los comentarios no fueron más que unas pocas oraciones sueltas en miles de palabras pronunciadas durante cuatro días, distrajeron la atención de la tarea central de Biden: preservar las escasas mayorías de los demócratas en el Congreso y, con ellas, cualquier posibilidad de alcanzar más logros legislativos antes de que él mismo se presente para la reelección en dos años.

PUBLICIDAD

El presidente probablemente se hizo poco daño a sí mismo o a su partido con sus declaraciones. Musk es una figura profundamente divisiva, el comentario de Biden sobre un Irán “libre” podría resonar entre los votantes iraníes-estadounidenses en el sur de California, y cualquiera que se sintiera molesto por sus comentarios contra los manifestantes o a la industria del carbón ya probablemente votaría por los republicanos.

No obstante, los incidentes resaltaron la inclinación de Biden por desviarse del mensaje. Si bien su franqueza a veces lo ayuda a relacionarse con el público, presenta un riesgo potencial para los candidatos que contaron con el presidente para brindar ayuda de última hora a sus campañas.

“Nadie duda de que quiero decir lo que digo. A veces, desafortunadamente, digo todo lo que quiero decir”, dijo Biden el sábado 5 de noviembre en Illinois después de su ataque a un grupo de manifestantes.

PUBLICIDAD

Biden se dirige a Nueva York el domingo 6 de noviembre para hacer campaña a favor de la gobernadora Kathy Hochul, quien enfrenta una candidatura a la reelección inesperadamente difícil, luego de visitar el jueves 3 de noviembre a Nuevo México, California, Illinois y Pensilvania.

La promesa del presidente de cerrar las centrales eléctricas de carbón, que provocó una disputa con el senador de Virginia Occidental, Joe Manchin, se produjo durante un discurso del viernes 4 de noviembre que destacó su ley de semiconductores en California, donde viajó para hacer campaña en nombre del vulnerable representante demócrata Mike Levin.

Biden dijo que la quema de carbón se está volviendo menos viable económicamente y “vamos a cerrar estas plantas en todo EE.UU”.

La Casa Blanca se vio obligada a jugar a la defensiva el sábado 5 de noviembre después de enojar a Manchin, emitiendo un comunicado en el que decía que los comentarios de Biden sobre el carbón habían sido “torcidos” y celebrando al compañero demócrata como “un defensor incansable de su estado y de los hombres y mujeres trabajadores que viven allí”. .”

La principal portavoz de Biden, Karine Jean-Pierre, también tuvo que aclarar que el presidente no estaba pidiendo un cambio de régimen en Irán cuando sugirió que el país pronto sería “libre”, y les dijo a los periodistas el viernes que simplemente estaba “expresando nuestra solidaridad con los manifestantes”.

Las protestas antigubernamentales se han apoderado de Irán durante semanas, lo que ha estimulado la presión sobre Biden para que abandone las negociaciones con Teherán sobre la reactivación de un acuerdo nuclear.

PUBLICIDAD

El comentario sobre Irán, que provocó vítores de la multitud, se remonta a cuando Biden dijo durante un discurso en marzo en Polonia que la guerra en Ucrania demostró que el presidente ruso, Vladimir Putin, “no puede permanecer en el poder”.

La mayoría de los estadounidenses estuvo de acuerdo con el sentimiento, pero generó controversia en el escenario mundial que enturbió el mensaje central de Biden, y la Casa Blanca se movió rápidamente para aclarar los comentarios.

En declaraciones durante una recaudación de fondos el viernes en Chicago para dos demócratas de la Cámara de Representantes que compiten en carreras competitivas, Biden dijo que Musk adquirió una plataforma que “arroja mentiras” cuando compró Twitter Inc.

PUBLICIDAD

Luego, el sábado por la mañana, el presidente llamó a los manifestantes afuera de un evento en Joliet, Illinois, con carteles que denunciaban al socialismo como “idiotas”.

Uno de los manifestantes sostenía un cartel que decía “¿Dónde está Nancy?”, una aparente referencia a las palabras pronunciadas por un intruso que atacó al esposo de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, con un martillo en su casa de San Francisco.

PUBLICIDAD

Biden, sin embargo, cumplió durante el evento principal de su gira previo a la mitad del período en varios estados: un mitin el sábado por la noche en Filadelfia con el expresidente Barack Obama, el candidato al Senado de Pensilvania John Fetterman y el aspirante a gobernador Josh Shapiro.

El presidente bromeó diciendo que vivió en Pensilvania más tiempo que el candidato republicano al Senado Mehmet Oz, “y me mudé cuando tenía 10 años”, y expuso claramente lo que está en juego en las elecciones.

“Su derecho a elegir está en la boleta. Su derecho a votar está en la boleta. El Seguro Social y Medicare están en la boleta electoral. Hay algo más en la boleta electoral: carácter. El carácter está en la boleta”, dijo Biden.

PUBLICIDAD

No mucho después, Donald Trump luchó por apegarse al guion mientras se manifestaba a favor de los candidatos republicanos el sábado en el oeste de Pensilvania.

El expresidente reflexionó sobre otra candidatura a la Casa Blanca y llamó al gobernador de Florida, Ron DeSantis, un posible rival para 2024, “Ron DeSanctimonious”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD