Honduras

Daddy Yankee dinamiza las economías locales de Centroamérica

El cantante puertorriqueño ha traído su tour a cinco países centroamericanos, y en cada uno ha incentivado el turismo y el comercio en general

El puertorriqueño Daddy Yankee ha llevado su gira de despedida por varios países de Centroamérica.
09 de noviembre, 2022 | 06:16 PM

Lea esta historia en

Inglés
Últimascotizaciones

San Pedro Sula — La Última Vuelta World Tour, con la que el puertorriqueño Daddy Yankee oficializa su retiro tras más de tres décadas en la escena musical, ha llegado a Centroamérica.

De las 89 fechas previstas de la gira mundial, ocho son en cinco países de la región y una más en Santo Domingo, República Dominicana. Este martes en la noche, el rapero de 46 años se presentó ante más de 37.000 personas en el Estadio Olímpico Metropolitano, de San Pedro Sula, la llamada Capital Industrial de Honduras.

Luego, el rey del reguetón cantará el jueves 10 de noviembre en el Estadio Nacional Chelato Uclés, de Tegucigalpa, con capacidad para 34.000 espectadores. En ambas ciudades, como ha sido el caso en San José, Ciudad de Guatemala y San Salvador, los conciertos han sido dinamizadores de la economía.

PUBLICIDAD

En San Pedro Sula, representantes de la Alcaldía Municipal estiman que la derrama económica por el concierto estuvo por los US$10,1 millones, equivalente a 250 millones de lempiras (HNL) en moneda local. Este monto incluye las ganancias de pequeños y medianos empresarios con mercadería alusiva al evento, hasta la industria hotelera, transporte y viajes.

“Este año se han llevado a cabo siete grandes conciertos en San Pedro Sula y cada uno de ellos ha dejado una recaudación por concepto de alquiler de los estadios (Olímpico Metropolitano y Francisco Morazán) de US$120.000 para la municipalidad, muy por arriba de las ganancias que dejan los juegos de la Liga Nacional de Fútbol”, dijo Josué Cover, director de Prensa y Medios para la Alcaldía de San Pedro Sula.

Un aliciente para las empresas

Desde Tegucigalpa, la ingeniera industrial Dayana Bonilla, con su emprendimiento de artículos personalizados Inbo HN, ha aprovechado los grandes conciertos del año, como el de Karol G, Daddy Yankee y el de Bad Bunny, previsto para el 29 de noviembre en San Pedro Sula, para tomar pedidos a través de redes sociales de personas que quieren camisetas estampadas de sus artistas.

PUBLICIDAD
Dayana Bonilla, en Tegucigalpa, ha aprovechado el concierto de Daddy Yankee para vender productos alusivos a los dos espectáculos en Honduras.dfd

“El público está motivado por Daddy Yankee, es el máximo exponente de la música urbana, una marca registrada, un éxito a nivel mundial. Los clientes se encuentran comprando los productos en línea y la expectativa es alta”, dijo Bonilla.

En El Salvador, el productor de espectáculos Mario Villacorta, director de Two Shows, recordó que durante la pandemia de la Covid-19, empresarios del sector decidieron invertir en estudios para hacer conciertos online.

Se organizó de Marc Anthony, Nodal, Ricardo Arjona, Alejandro Fernández, pero no era rentable ni lo mismo. Lo hicimos más bien para mantenernos vivos, con esa esperanza de no morir en el espectáculo”, recordó el empresario.

Para Villacorta, ahora en el contexto de ‘nueva normalidad’, el público está a la expectativa de grandes eventos. Una muestra fue el concierto de Daddy Yankee, que movió alrededor de 20.200 boletos en el Estadio Cuscatlán.

En Guatemala, el empresario Alfredo Méndez dijo que los eventos musicales son aprovechados por la economía informal con la venta de playeras, gorras o souvenirs relacionados al cantante. También se observó ventas de agua potable, bebidas carbonatadas y alcohólicas en las afueras del concierto.

“El organizador del evento musical se beneficia con la venta de comida y bebidas dentro del recinto, pero, generalmente los precios son elevados”, dijo la guatemalteca Andrea González, quien asistió a uno de los conciertos.

PUBLICIDAD

¿Dónde se vendió el boleto más caro?

En Centroamérica, los boletos para los conciertos del intérprete de Gasolina variaron de un mercado a otro. Conforme a los precios de taquilla, en El Salvador, las entradas más baratas costaron US$40 y el área de ultra platinum US$185. En Costa Rica, las económicas eran de US$25 y las caras de US$250.

Los guatemaltecos reunidos en la Explanada Cayalá, ubicada en zona 16, pagaron alrededor de US$59 por las gradas y unos US$270 en la localidad de mesas reservadas. Por su lado, los hondureños en sol sur consiguieron su boleto a US$43 y en la experiencia BAC Credomatic a unos US$287.

En República Dominicana, donde Daddy Yankee se presentará el 12 de noviembre, los tickets en gradas este y oeste rondan los US$46 y la zona ‘special guest’ hasta los US$460. Los panameños, que disfrutarán del concierto el 19 de noviembre han pagado desde US$30 para los asientos más económicos, hasta los US$125 para los más caros.

PUBLICIDAD

Una gira muy lucrativa

Con La Última Vuelta World Tour, el puertorriqueño está en la tercera posición de la tercera gira más lucrativa de la historia al vender un promedio de 30.764 boletos por concierto, según la revista especializada Pollstar.

Desde hace unos años, el cantautor británico Ed Sheeran logró, con su Divide Tour, el primer puesto al promediar 59.860 tickets cada noche, además de ser el primer artista masculino y solista en lograrlo. Este año, continúa liderando la lista con su actual gira por Europa llamada “Mathematics”.

PUBLICIDAD

Justo por debajo del británico, en el segundo lugar se ubica Bad Bunny, con un rango de más de 45.437 tickets vendidos por concierto.

Hace unas semanas, también fue noticia por superar a cualquier otro artista latino que se haya presentado en Estados Unidos, recaudando un total de US$232.5 millones, según Billboard Boxscore, con su actual gira World’s Hottest Tour misma que lo traerá en la última semana de noviembre por cinco países de Centroamérica.

--Con información de Natiana Gándara--

PUBLICIDAD