EE.UU.

Inflación de EE.UU. sube menos que lo esperado y da lugar a la Fed para desacelerar

La cifra fue de 0,4%, en octubre, cuando se esperaba un 0,6%. La inflación subyacente también se ubicó por debajo de las proyecciones. Los futuros se disparan tras la publicación

Imagen de un supermercado
Por Reade Pickert
10 de noviembre, 2022 | 08:54 AM

Bloomberg — La inflación de octubre en EE.UU. subió un 0,4% intermensual, por debajo de las expectativas de los analistas, que esperaban un incremento de 0,6%.

El caso es el mismo para la inflación subyacente, que excluye componentes volátiles como comida y alimentos. En este caso la cifra fue de 0,3%, en contraste con el 0,5% esperado. A nivel interanual, la inflación subyacente está en 6,3%.

El índice, que la Reserva Federal tiene en cuenta a la hora de formular su política monetaria, le da espacio al banco central para desacelerar el ritmo de sus subidas de tasas de interés en los próximos meses.

PUBLICIDAD

Los futuros de los índices de Wall Street se dispararon tras el dato: los del Nasdaq 100 subieron hasta 3,5%, mientras que los del S&P 500 lo hicieron un 2,8%.

Aunque la desaceleración de los precios básicos es una buena noticia, la inflación sigue siendo demasiado alta. El presidente de la Fed, Jerome Powell, que dijo a principios de este mes que los funcionarios necesitan ver un patrón consistente de una inflación mensual más débil, también indicó que las tasas de interés probablemente alcanzarán un pico más alto de lo que los responsables políticos habían previsto anteriormente.

Los descensos en los indicadores de precios de los servicios de atención médica y de los vehículos usados explican la reducción de la inflación general. El aumento de los costos de la vivienda contribuyó a más de la mitad del incremento del IPC general.

PUBLICIDAD

Los rendimientos del Tesoro cayeron, mientras que los futuros de las acciones estadounidenses subieron y el índice del dólar se desplomó. Los operadores se acercaron a valorar una subida de la Fed de medio punto en diciembre, en lugar de 75 puntos básicos, y redujeron a menos del 5% el nivel máximo de los tipos de interés que ven para el próximo año.

Los funcionarios de la Reserva Federal tendrán en sus manos otro informe sobre el IPC y sobre empleo antes de que finalice su reunión de política monetaria de dos días, a mediados de diciembre.

Mientras tanto, la elevada inflación sigue pesando sobre los hogares estadounidenses y la economía en general. Los altos precios han mermado las ganancias salariales y han llevado a muchos a apretarse el cinturón o a recurrir a los ahorros y a las tarjetas de crédito para seguir gastando.

La inflación y la evolución general de la economía influyeron en las elecciones de mitad de mandato del martes, aunque los sondeos a pie de urna sugieren que las cuestiones sociales fueron un factor más importante de lo que sugerían las encuestas previas a las elecciones. En la mañana del jueves, los resultados no estaban claros, pero parecía que los republicanos obtendrían una estrecha mayoría en la Cámara de Representantes.

Aunque la Reserva Federal se ha embarcado en la campaña de endurecimiento más agresiva desde la década de 1980, el mercado laboral y la demanda de los consumidores, aunque se han enfriado un poco, han demostrado ser muy resistentes. El mercado de la vivienda, sin embargo, se ha deteriorado rápidamente en medio de la subida de las tasas hipotecarias.

--Con la ayuda de Augusta Saraiva, Chris Middleton y Liz Capo McCormick.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD