Economía

Inflación general ya alcanzó su pico, pero subyacente tiene sesgo al alza: Banxico

El banco estima que la inflación general alcanzó su pico en el tercer trimestre de 2022 con un nivel de 8,5% y que se desacelerará a 8,3% en el último trimestre

Banxico subió en 75 puntos base la tasa de interés para dejarla en un nivel récord de 10%.
10 de noviembre, 2022 | 06:03 PM

Ciudad de México — La inflación general ya alcanzó su pico en el tercer trimestre de 2022, pero el componente subyacente todavía muestra un sesgo al alza y el pico se espera observar en el cuarto trimestre del año, de acuerdo con la revisión de pronósticos de Banco de México (Banxico) publicada junto con su anuncio de política monetaria.

El banco central subió en 75 puntos base la tasa de interés para dejarla en un nivel récord de 10% y junto con el anuncio de política monetaria también publicó, para el corto plazo, los pronósticos para la inflación general con revisiones marginales a la baja, mientras que los correspondientes a la subyacente se revisaron ligeramente al alza.

La Junta de Gobierno de Banxico señala que la inflación general ya alcanzó su pico en el tercer trimestre de 2022 con un nivel de 8,5% en el periodo, para dar paso a una desaceleración en los precios al consumidor en el cuarto trimestre con un nivel promedio de 8,3%.

PUBLICIDAD

En el anterior pronóstico del 29 de septiembre el banco estimaba que la inflación se situaría en un nivel promedio de 8,6% tanto en el tercero como en el cuarto trimestre del año.

Sin embargo, la inflación subyacente presenta un sesgo al alza y Banxico prevé que alcance su pico en el cuatro trimestre.

Los pronósticos indican que la inflación subyacente registró un nivel promedio de 8% en el tercer trimestre y subirá a 8,3% promedio en el cuarto trimestre del 2022, lo que implicó una revisión ligeramente al alza para el último trimestre del 2022 respecto del pronóstico anterior que era de 8,2% promedio.

PUBLICIDAD

En su comunicado Banxico retomó los últimos datos de inflación reportados por el Inegi. Indicó que la inflación general disminuyó ligeramente en octubre, para ubicarse en 8,41%, debido a una disminución de su componente no subyacente, sin embargo, la inflación subyacente continuó con su tendencia ascendente y alcanzó un nivel de 8,42%.

Dijo que tanto la inflación general como la subyacente han seguido afectadas por las presiones acumuladas derivadas de la pandemia y del conflicto bélico.

Pronóstico de Banxico para la inflación 2023

Para 2023 Banxico revisó a la baja los pronósticos para la inflación general, mientras que para la inflación subyacente ajustó al alza su pronóstico.

Para el primer trimestre de 2023 se espera una inflación promedio de 7,6%, que es una baja respecto del pronóstico anterior que era de 7,9%. También revisó a la baja los estimados para el segundo y tercer trimestres.

En tanto, en el primer trimestre de 2023 se espera que la inflación subyacente se sitúe en 7,5% promedio, que es un aumento comparado con el pronóstico anterior de 7,3%. También hubo ajustes al alza para la subyacente en el segundo y tercer trimestres.

¿Qué es la inflación subyacente y la no subyacente?

El componente subyacente está integrado por los bienes y servicios para los cuales la variación de sus precios responde principalmente a condiciones de mercado, además, la inflación subyacente contiene a los genéricos con cotizaciones menos volátiles o con evolución más estable.

PUBLICIDAD

La inflación subyacente es la que Banxico observa para determinar si sube o no la tasa de interés.

La inflación subyacente se obtiene eliminando del cálculo del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien, que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado. Así, los grupos que se excluyen son: agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno.

En tanto, la inflación no subyacente se integra por los bienes (alimentos sin procesar, energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno) y servicios cuyos precios no responden directamente a condiciones de mercado, sino que se ven altamente influenciados por condiciones externas como el clima o por las regulaciones del Gobierno.

PUBLICIDAD