Negocios

Cartier se preocupa por bajarle el tono optimista a su campaña de Navidad

Las adecuaciones de la campaña de marketing de la marca de joyería se restringen a Europa y Estados Unidos

Foto: Christopher Occhicone/Bloomberg
Por Andy Hoffmann
12 de noviembre, 2022 | 01:25 PM

El Gerente de Cartier anunció que la renombrada marca de joyería está trabajando en atenuar su mensaje de marketing para la temporada navideña en medio de la guerra y la crisis del costo de vida.

Cuando Cartier reabrió su boutique insignia en la Rue de la Paix de París el mes pasado, tras dos años de refacciones, no organizó una gran fiesta en el espacio que había ocupado desde 1899. En su lugar, marcó el regreso con un evento privado para clientes selectos de la marca conocida por su colección de joyas Panthère y sus relojes Tank.

En lo que respecta a la campaña de fin de año, hemos optado por algo un poco más discreto en comparación con años anteriores, especialmente en Europa y probablemente en Estados Unidos”, dijo el consejero delegado Cyrille Vigneron en una llamada el viernes tras los resultados del primer semestre de la empresa matriz Richemont.

PUBLICIDAD

Mientras Europa y el Reino Unido se enfrentan a la inflación más alta de las últimas décadas, al aumento de los costes de la energía y a la guerra en Ucrania, las marcas de lujo se esfuerzan por dar el tono adecuado tanto a su adinerada clientela como al público en general.

A principios de este año, el Financial Times rebautizó su suplemento de fin de semana How to Spend It (Cómo gastarlo) con el nombre de HTSI “para reflejar las sensibilidades y prioridades más profundas de un mundo cambiante”, según indicó la editora de la revista, Jo Ellison.

Cartier no ha visto signos de desaceleración de sus productos caros en Europa, incluido el reloj Santos, que escasea debido a la fuerte demanda. Una edición limitada de 150 piezas de su reloj Pebble de US$45.000 se agotó antes de llegar a las tiendas.

PUBLICIDAD

En lugar de reducir la oferta, los clientes de Cartier, cada vez más jóvenes, están actualizando lo que compran, incluso cuando gran parte de Europa lucha contra el aumento de los precios de la calefacción y el costo de los alimentos

“En lo que respecta a Europa, el consumo y la demanda de nuestros productos no está bajando”, dijo el consejero delegado de Richemont, Jerome Lambert, en la misma convocatoria. “Seguimos creciendo a un ritmo rápido”.

La moderación que marca el enfoque de Richemont para la temporada navideña en Europa se ha desechado en algunas partes de Asia y Oriente Medio, donde los consumidores están listos para la fiesta después de dos años de restricciones pandémicas.

Aunque China sigue sometida a las medidas de Covid 0, Richemont está adoptando un tono más festivo en Dubai, Japón y Corea del Sur. “La gente va y quiere disfrutar más” en esos lugares, dijo Vigneron. “En este caso, si somos demasiado apagados tampoco sería apropiado”.

“Podemos hacer cosas un poco más festivas en Tokio y Sydney que en París o Londres”, dijo.

PUBLICIDAD