Panamá

Activos del centro bancario panameño aumentan en $US 5,545 millones

Registra un incremento en la cartera crediticia neta de 14.2% y del componente de inversiones en 6.8%

A mayo de 2022, los activos del Centro Bancario Internacional totalizaron $136,462.4 millones según la Superintendencia de Bancos de Panamá
14 de noviembre, 2022 | 02:43 AM

Ciudad de Panamá — El Centro Bancario Internacional (CBI) de Panamá registró activos por $US 136,744 millones al cierre de septiembre de 2022,  lo que representó un aumento de $US 5,545 millones respecto al mismo periodo de 2021, un alza interanual del 4.2%.

Esto fue producto del incremento en la cartera crediticia neta de 14.2% y del componente de inversiones en 6.8%, según el último informe de  la Superintendencia de Bancos.

La entidad señala que, como se ha mencionado en informes previos, por el lado de los activos líquidos, si bien se muestra un menor desempeño, de menos 26.5%, este es el reflejo en contrapartida del incremento del crédito.

PUBLICIDAD

“En lo referente a la cartera de crédito neta al mes de septiembre de 2022, el CBI presentó un aumento de 14.2% para alcanzar un saldo de $US 82,870 millones. De este modo, el portafolio de crédito del CBI continúa evolucionando favorablemente”, manifiesta el informe oficial.

Por su parte, revela que la cartera local del Sistema Bancario Nacional (SBN) registró un crecimiento de la cartera bruta de créditos, que alcanzó un saldo de $US 58,135 millones, con un  dinamismo a 12 meses de 6.2% ($US 3,408 millones), relacionado con la mayor demanda calificada del crédito.

Se indica que con este resultado, la cartera de crédito de la banca privada registró el crecimiento anual más alto desde enero de 2018.

PUBLICIDAD

Referente al flujo de crédito nuevo, durante el período enero a septiembre 2022 se registró un incremento 57%, superior al otorgado en el mismo período del año anterior, pero, que sigue influido por un efecto de base comparación.

Si bien el desempeño de este flujo de desembolsos es positivo, el mismo ha empezado a mostrar señales de moderación en su tasa crecimiento, señala la superintendencia bancaria.

Añade que en lo más reciente, la calidad de los activos bancarios refleja ligeras mejoras. El segmento de morosidad registró un 4.0%, del cual 1.6% representa los créditos con atrasos a más de 30 días y de 2.3% para aquellos créditos que mantienen un atraso mayor a 90 días.

El desempeño en la actividad de la morosidad viene influenciado por el componente de créditos vencidos. Al cierre del tercer trimestre de 2022, el indicador  de préstamos vencidos con atrasos superior a 90 días se redujo a 2.3%, debido principalmente a castigos de créditos y a la expansión de la cartera crediticia.

Sin embargo, el ente bancario afirma que es previsible que la calidad de los activos sea más débil en los próximos meses, aunque debería mantenerse manejable.

De igual modo y de manera favorable, sostiene que las coberturas de reservas sobre préstamos morosos o vencidos se fortaleció durante la pandemia, incrementando la capacidad de los bancos para absorber pérdidas por deterioro futuro de préstamos.

PUBLICIDAD

Con ello, aduce que la cobertura de reservas para pérdidas crediticias sobre préstamos vencidos, incluidas las reservas adicionales para deterioro crediticio, alcanzó una cobertura de 134.5%.

La cartera modificada al mes de septiembre de 2022 es de $US 3,037 millones, lo que representó una reducción de 76%, respecto al mismo periodo del año anterior.

En su informe, la Superintendencia de Bancos agrega que los componentes de mayor riesgo de esta cartera, es decir, las clasificaciones de modificado dudoso y modificado irrecuperable, ascienden en conjunto a $US 935 millones.

Puntualiza que debido a la normalización de la actividad económica en el país, las medidas de contención han ido cesando paulatinamente, lo cual ha incidido en este desempeño.

PUBLICIDAD