Europa

Inversores de EE.UU. en el limbo mientras Portugal considera quitar visa de oro

El Primer Ministro Antonio Costa dice que el programa de ciudadanía por inversión del país “ya no está justificado”

Edificios residenciales y comerciales en el horizonte del centro de Lisboa, Portugal, el miércoles 27 de abril de 2022.
Por Henrique Almeida y Blake Schmidt
20 de noviembre, 2022 | 03:01 PM

Bloomberg — Laely Heron, viticultora estadounidense, lleva años buscando una inversión inmobiliaria en Portugal que le permita obtener una visa dorada y viajar libremente por Europa, donde posee otros negocios.

A sus 58 años, ha transferido dinero a Portugal, ha encontrado un socio local e incluso ha contratado a un abogado para que se encargue de los trámites del programa de residencia rápida. Hace unos meses, Heron dijo que había encontrado la propiedad adecuada y regresó a Estados Unidos dispuesta a seguir adelante con el negocio.

“Me encanta Portugal. La comida es estupenda, el vino es estupendo y la gente es genial”, dijo Heron, que ha vivido en seis países y es propietaria de bodegas en California y el sur de Francia, en una entrevista. “El visado de oro es una situación en la que todos ganan, porque podría viajar libremente por Europa y también contribuir a la sociedad portuguesa”.

PUBLICIDAD

Pero el esperado plan de Heron puede venirse abajo pronto.

Por su parte, el Primer Ministro Antonio Costa dijo este mes que el visado de oro, que ofrece la ciudadanía a los extranjeros que invierten tan sólo 350.000 euros (363.000 dólares) en bienes inmuebles, “ya no está justificado”. Desde entonces, su gobierno ha puesto el programa en revisión.

La iniciativa fue concebida hace una década como parte de un esfuerzo del gobierno para arreglar las finanzas públicas de Portugal tras un rescate de la Unión Europea en 2011. Desde entonces, el país ha recaudado 6.600 millones de euros, principalmente de inversores chinos, según el Servicio de Inmigración y Fronteras portugués.

PUBLICIDAD

Aunque los chinos siguen siendo los mayores inversores con visa de oro de Portugal a lo largo de los años, los estadounidenses están a punto de superarlos este año por primera vez.

“Es una bofetada en la cara si cambian esto”, dijo Heron, añadiendo que podría invertir en otro lugar si Portugal elimina el programa. “Yo sólo soy una persona, pero también conozco a otras personas que quieren hacer algo, que se sienten comunitarias con Portugal. Es una pena que lo quiten”.

Los estadounidenses superarán a los chinos este año por primera vezdfd

El precio de la vivienda en Portugal subió un 13,2% en el segundo trimestre con respecto al año anterior, el mayor salto anual en al menos 12 años, según el instituto de estadística del país. En Lisboa, los estadounidenses fueron los segundos mayores compradores de viviendas extranjeros, después de los franceses, en los seis primeros meses de 2022, según datos recopilados por Confidencial Imobiliario.

Los estadounidenses han acudido en masa a Portugal en los últimos años, aprovechando la fortaleza del dólar para comprar una vivienda en un país donde el costo de la vida es menor. Un total de 162 ciudadanos estadounidenses obtuvieron una visa de oro en los primeros nueve meses del año, frente a los 160 permisos de residencia para ciudadanos chinos, según el servicio de inmigración de Portugal.

“Muchos de estos inversores se encuentran ahora en una posición incómoda”, dijo Pedro Vicente, director general de la promotora inmobiliaria lisboeta Overseas, con más de 130 millones de euros invertidos en varios proyectos. “Esto tendrá obviamente un impacto en las ventas inmobiliarias”.

Otros promotores dicen que su teléfono no ha dejado de sonar desde que el primer ministro sorprendió al sector inmobiliario con la posibilidad de poner fin al programa.

PUBLICIDAD

“Hemos recibido más de 50 llamadas preguntando qué está pasando y si todavía pueden acceder al programa”, dijo José Cardoso Botelho, jefe de Vanguard Properties, uno de los mayores promotores de Portugal. “Desgraciadamente, no sabemos qué decir a nuestros clientes porque nos ha pillado desprevenidos y no tenemos ninguna información fiable”.

La empresaria estadounidense Joan Brothers se encuentra entre los estadounidenses que se preguntan qué hacer con su dinero.

“Es un mensaje confuso”, dijo Brothers, una neoyorquina que está considerando Portugal entre las posibles opciones para invertir en propiedades en Europa. Dijo que la incertidumbre en Portugal podría desviar su atención hacia otros mercados. “Me gustaría mucho que se aclarara eso, porque quizá haga más atractiva a Atenas”.

PUBLICIDAD

En Europa, España, Grecia e Italia ofrecen programas similares de residencia por inversión.

Algunos políticos locales portugueses han criticado el programa de visas doradas por no hacer lo suficiente para mejorar el nivel de vida e inflar los precios inmobiliarios. Mientras que los extranjeros que transfieren capital o crean puestos de trabajo en Portugal pueden solicitarlo, los compradores de propiedades del extranjero han recibido el 92% de los visados de oro desde que el programa comenzó hace una década, según el servicio de inmigración de Portugal.

PUBLICIDAD

Los funcionarios de la Unión Europea también han expresado su preocupación por que el programa pueda ser una posible fuente de blanqueo de dinero y corrupción.

Heron dijo que compró un boleto para viajar a Portugal a finales de mes, con la esperanza de que el gobierno mantenga la visa de oro el tiempo suficiente para que pueda llevar a cabo su inversión e inscribirse.

“Hay un área concreta en la que quiero invertir en Portugal”, dijo Heron, que tiene su sede en Jackson Hole (Wyoming) y pasa gran parte de su tiempo viajando por el mundo elaborando y promocionando sus vinos homónimos.

PUBLICIDAD

Su plan era revitalizar una zona urbana de Lisboa en la que viven principalmente portugueses. “Quiero hacer algo que sea creativo y ayude a la comunidad”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD