Negocios

Acciones de Disney se disparan con regreso de Iger como CEO

Iger se encargará de revertir la fuerte caída de las acciones de Disney, que se encaminan hacia su peor pérdida anual desde al menos la década de 1970

Bob Iger, chief executive officer of Walt Disney Co., speaks during the Wall Street Journal Tech Live conference in Laguna Beach, California, U.S., on Tuesday, Oct. 22, 2019.
Por Thomas Buckley
21 de noviembre, 2022 | 10:09 AM
Últimascotizaciones

Las acciones de Walt Disney subieron después de que Bob Iger volviera a la compañía en reemplazo de su sucesor Bob Chapek como CEO, una sorpresiva decisión de la junta que se da tras una serie de resultados decepcionantes.

Iger, de 71 años, pasó más de cuatro décadas en Disney, incluidos 15 años como su CEO. En esta nueva vuelta, acordó permanecer por dos años más en la empresa y se comprometió a ayudar a encontrar un reemplazo permanente, según un comunicado de la compañía.

Mientras que Chapek, de 62 años, se va con efecto inmediato.

PUBLICIDAD

10% de crecimiento

Las acciones de Disney subieron un 10% en las operaciones previas a la comercialización el lunes, después de caer un 41% este año.

“La junta ha concluido que a medida que Disney se embarca en un período cada vez más complejo de transformación de la industria, Bob Iger se encuentra en una posición única para liderar la compañía durante este período crucial”, dijo Susan Arnold, presidenta de la junta, en el comunicado.

Iger se encargará de revertir la fuerte caída de las acciones de Disney, que se encaminan hacia su peor pérdida anual desde al menos la década de 1970. Tendrá que controlar el gasto de Disney en programación para la transmisión de video mientras reactiva el crecimiento del servicio Disney+, todo mientras administra un negocio de televisión por cable en declive.

PUBLICIDAD

Complicaciones en el camino

Su retorno puede verse complicado por un inversionista activista. La firma de administración de fondos de Nelson Peltz, Trian, se opone a su recontratación y está presionando por un puesto en la junta para abogar por más recortes de costos, informó el Wall Street Journal , citando a personas que no identificó.

A principios de este mes, la compañía compró más de US$800 millones en acciones de Disney luego de sus resultados del cuarto trimestre, pero la participación, por debajo del umbral de divulgación del 5%, no es tan grande como a Trian le gustaría que fuera.

Trian y Disney no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios enviadas fuera del horario comercial.

“La pregunta es si resuelve el principal dilema estratégico de Disney, es decir, qué hacer con Disney+ , que perdió US$1.500 millones el último trimestre y distorsionó el resto del negocio”, dijo Ian Whittaker, analista independiente de Liberty Sky Advisors. “No creo que lo haga. Iger fue el arquitecto de la estrategia de transmisión y todavía parece estar comprometido con ella”.

Third Point de Dan Loeb también tomó una participación en Disney y presionó para que la compañía explore opciones para aumentar los rendimientos, incluida la posibilidad de escindir ESPN. Loeb finalmente se retractó de esa idea y llegó a un acuerdo con la compañía después de que esta nombrara a la veterana en tecnología y medios Carolyn Everson para la junta directiva en septiembre.

Una pronunciada caída

Las acciones de Disney alcanzaron un máximo de $203,02 en marzo de 2021 y cerraron el 18 de noviembre a $91,80, un 41% menos en el año.

PUBLICIDAD

En un correo electrónico a los empleados justo antes de que la compañía anunciara la mudanza, Iger dijo que regresaba al trabajo “con un increíble sentido de gratitud y humildad y, debo admitir, un poco de asombro”. Dijo que los empleados escucharán más de él y de los líderes de la compañía el lunes y en las próximas semanas. “Estos tiempos siguen siendo bastante desafiantes, pero como me han escuchado decir antes, soy optimista”, dijo.

Iger fue CEO de Disney de 2005 a 2020, y durante ese tiempo la compañía adquirió Pixar , Marvel y Lucasfilm, y lanzó el servicio de transmisión Disney+. Se retiró como presidente ejecutivo en diciembre, poniendo fin a una coexistencia incómoda con el director ejecutivo Chapek al frente de Disney.

El paso de Chapek

Chapek emergió como uno de los principales candidatos para director ejecutivo después de que Iger siguiera extendiendo su contrato y varios posibles sucesores se marcharan, incluido el muy querido ex director financiero y jefe de parques, Tom Staggs.

PUBLICIDAD

Chapek asumió el cargo en febrero de 2020, justo cuando comenzaba la pandemia de covid-19, y obtuvo una extensión de contrato por tres años en junio, en lo que se consideró ampliamente como un voto de confianza de la junta en ese momento.

Dirigió a Disney durante un período tumultuoso para la compañía en particular y para los medios en general a medida que la industria del entretenimiento cambiaba a hacer programas de televisión y películas para transmitir por cable y cines.

PUBLICIDAD

Parte del tumulto fue obra del propio Chapek. Scarlett Johansson demandó a Disney después de que la compañía decidiera lanzar la película Black Widow en línea, esencialmente recortando su salario. En respuesta, Disney sugirió que ya le habían pagado lo suficiente, lo que generó una conversación sobre si los comentarios eran sexistas. Más tarde resolvieron la disputa fuera de los tribunales.

Chapek también trató de mantener a Disney fuera de una batalla en Florida sobre cómo se aborda la identidad de género en las escuelas y dijo en marzo que Disney no tomaría posición sobre una legislación que prohíba tales discusiones en las aulas.

Pero eso provocó una reacción violenta de los empleados, y dos días después se retractó y declaró públicamente que Disney se opondría al proyecto de ley.

Con Iger, Disney tiene un capitán muy diferente al timón. Iger era popular entre los trabajadores de base. A diferencia de Chapek, Iger dijo públicamente desde el principio que se oponía al proyecto de ley de escuelas de Florida. También declaró en varias ocasiones que estaba disfrutando de su jubilación y que ni siquiera quería volver a formar parte de los directorios de grandes empresas, lo que sugiere que su regreso no estaba planeado por mucho tiempo.

PUBLICIDAD