Negocios

El CEO de Disney se va, pero se lleva una bolsa de más de US$23 millones

En las últimas horas, Disney tomó una decisión sorpresiva: sale Bob Chapek como CEO y regresa Bob Iger, quien había estado por años en esa posición

Bloomberg Línea
21 de noviembre, 2022 | 06:55 AM

Bloomberg — Bob Chapek deja el puesto más alto de Walt Disney Co. con pagos de salida y beneficios que podrían valer más de 23 millones de dólares. Eso sin incluir los millones más que podría cobrar en los próximos años si el precio de las acciones de la compañía se recupera.

La cantidad se basa en los cálculos realizados por Bloomberg News a partir de las declaraciones de los organismos reguladores. Disney aún no ha hecho públicas las condiciones financieras de la salida del consejero delegado, y un representante no respondió a una solicitud de comentarios enviada fuera del horario laboral.

El contrato de Chapek le da derecho a cobrar un salario durante todo su mandato, incluso si es destituido prematuramente. Su mandato se ha ampliado recientemente hasta mediados de 2025, y las nóminas de aquí a entonces suman unos 6,5 millones de dólares.

PUBLICIDAD

También tiene derecho a la pensión que ha acumulado durante sus décadas de carrera en Disney. En octubre de 2021, los archivos muestran que era de 16,9 millones de dólares. Ese dinero es suyo, independientemente de las circunstancias de su salida.

En cuanto al resto: probablemente recibirá más, pero no está claro cuánto.

Tiene una gran cantidad de opciones de compra de acciones de Disney, aunque la mayoría de ellas están bajo el agua. Si hubiera ejercido sus títulos in-the-money y hubiera vendido inmediatamente las acciones al cierre del mercado estadounidense del viernes, habría cobrado unos 3,5 millones de dólares.

PUBLICIDAD

También tiene acciones que recibió en años anteriores y que aún no se han consolidado. Algunas de ellas probablemente seguirán siendo válidas aunque ya no esté en Disney. Su valor -y el número de títulos que recibirá- dependerá de la trayectoria de las acciones, que se han desplomado un 41% este año. Si vuelven a subir, tanto las acciones como las opciones aumentarán su valor.

Por último, Chapek tiene un plan de compensación diferida no cualificada, que es similar a un plan 401(k) de gran tamaño que muchas grandes empresas establecen para los empleados con altos ingresos. Suele permitirles invertir parte de sus ingresos en una selección de fondos de renta variable y de renta fija. Hace aproximadamente un año, Chapek tenía unos 8,5 millones de dólares en su plan, una cifra que probablemente haya cambiado dada la reciente volatilidad del mercado.

Por ahora, casi nada de esto está grabado en piedra. No es raro que los consejos de administración lleguen a acuerdos de salida a medida con los consejeros delegados, especialmente en situaciones polémicas en las que están acortando el contrato de la persona. Y si un consejo de administración llega a la conclusión de que un director general ha infringido la política de la empresa o no ha cumplido los compromisos del acuerdo de empleo, puede negarse a pagarle. (El comunicado de Disney en el que se anunciaba la salida de Chapek y la reincorporación de su predecesor, Bob Iger, no daba las razones del cambio).

Aunque la remuneración de Chapek es generosa en la mayoría de los casos, dista mucho de los abundantes derechos de los que han disfrutado algunos jefes de la industria del entretenimiento en el pasado. Cuando Chapek asumió el cargo de consejero delegado en 2020, el consejo de administración fijó su sueldo en el cuartil inferior de los jefes de medios de comunicación. La medida se tomó después de años de controversia sobre la remuneración de los ejecutivos de Disney, donde todos, desde los accionistas hasta los legisladores y un heredero de la familia Disney, se han burlado de la remuneración de Iger.

PUBLICIDAD